Muchas personas, todavía más en estos tiempos, buscan su pareja en Internet. Los gustos son variados. Parece una oportunidad maravillosa para conocer una cita de sexo o el amor de la vida o solamente una buena amiga o amigo. Pero por degracia, también hay genta mala aprovechando la situación actual de soledad por la que pasan muchas personas, sobre todo  mujeres de todas la ideas que son normalmente más vinculado a una idea romantica del amor, lo que algunos ladrones aprochechan.





No creerse todo

Como en la vida real, en la surreal de internet hay que tener mucho cuidado con las mentiras que la genta suelta con facilidad. Atención entonces cuando algún extranjero te cuenta un rollo que busca el amor de su vida, una mujer fiel y por ello está en un Tinder en España, porque las mujeres españolas.. blablabla. Curiosamente muchos de estos hombres resultan ser francoparlantes, muchos ellos viven en Francia. Ponen fotos de modelos en su perfil y muchas veces ellos con su supuestos hijos. ¡Mucho cuidado! Su estrategía es muy obvia. Intentan ganarse la confianza de la mujer pretendiendo que son diferentes que todos los otros hombres, que también han sido engañados y defraudados. Es siempre la misma estrategía: buscan complicidad para luego empezar a pedir dinero o otros favores como dar su cuenta para lavados de dinero etc...

Según un informe realizado por el FBI («Internet Crime Report»), sólo durante el año pasado se estafaron más de 500 millones de dólares a personas que entraron a las aplicaciones para ligar con la esperanza de encontrar el amor y que resultaron estafados económicamente. Ni siquiera Tinder, la aplicación más usada en el mundo para ligar y que cuenta incluso con sistemas de verificación de las cuentas, se escapa de albergar todo tipo de «estafas románticas» a través del uso de bots y sistemas automatizados por parte de los ciberdelincuentes.




Consejos para no caer en la trampa

  • Todo lo que tu no harias en internet, ten cuidado cuando lo ves con otros: fotos desnudos, con hijos o otras personas. Caras demasiadas guapas no son de fiar igual como mujeres que ponen fotos muy sexy, a menudo son simple prostitutas.
  • Evalúa la foto del perfil del usuario que te escribe, si es una muy elaborada o trabajada, puede ser robada de modelos de Internet. Realiza una búsqueda inversa con el buscador de Google y te sorprenderás.
  • En Tinder se ve normalmente la edad y el lugar dónde la persona está en este momento. Si no sale, ten cuidado.
  • Muchas veces los ladrones usan simple chatbots, robots, que te responden para testear si vales para su operación.
  • Cuando alguien habla como muy familiar con amor, cielo o preciosa, ten cuidado, porque no es nada normal tener esta confianza con alguien.
  • Si haces match con un usuario y este responde al instante de manera sorprendente, puede ser un bot. Estos sistemas están programados para responder en milisegundos.

Sobre todo aplica siempre tu sentido común, como hombre y mujer, madre y padre, hijo y hija.