El plan ‘España, Hub Audiovisual de Europa’ está dotado con más de 1.600 millones de inversión pública hasta 2025 y forma parte de la agenda España Digital 2025. Fija como meta un incremento del 30% de la producción audiovisual en España para 2025. Entre sus objetivos figura convertir a España en ‘hub’ audiovisual de Europa y aumentar el atractivo para las inversiones extranjeras. También pretende consolidar a España como país exportador de contenidos y apoyar el talento, reduciendo la brecha de género. El plan incluye medidas como nuevas líneas de ayuda a la producción audiovisual y mejora de incentivos fiscales.  


Tiene que ser rentable, capaz de autoabastecerse y crecer como fuente de riqueza. Vamos a alcanzar el encuentro entre la vocación expresiva de nuestros creadores y su conversión en productos industriales competitivos y rentables”.
El plan recoge inversiones públicas y reformas para lograr un impulso significativo de toda la cadena de valor de la industria audiovisual a partir de las fortalezas que posee España, tales como una industria audiovisual solvente, profesionales bien formados y de prestigio, una capacidad creativa reconocida mundialmente y una ventaja comparativa en el mercado global creciente de producción audiovisual en español. El plan parte de una óptica integral del sector audiovisual en todos sus formatos (cine, series, cortos, publicidad, videojuegos o animación) y una visión integradora que trasciende del audiovisual para enlazar con la cultura, el turismo y la propia imagen país.

Primer eje: digitalizar, internacionalizar y atraer inversiones
El primer eje del plan, con una inversión prevista de 240 millones de euros, incluye actuaciones para digitalizar tanto la producción audiovisual como el seguimiento de audiencias, para impulsar la puesta en marcha y mejora de plataformas dedicadas a la producción audiovisual española y su distribución, que favorezcan su comercialización internacional, especialmente la de aquellos proyectos que generen ecosistemas de colaboración entre pymes. Además, se creará un punto único de información y un punto centralizado de contacto, el ‘Spain Audiovisual Hub Bureau’, que proporcionará información, asistencia y acompañamiento a potenciales inversores en el sector, tanto a las empresas extranjeras que deseen invertir en España, como a las empresas españolas interesadas en la internacionalización de su actividad.

Flair fiscal de Hollywood

Respecto a los incentivos fiscales, el marco fiscal español para estas actividades se modificó a lo largo del año 2020 con la aprobación del Real Decreto-ley 17/2020, del Real Decreto-ley 34/2020, así como con la Ley 11/2020, de 30 de diciembre, por la que se aprueban los Presupuestos Generales del Estado para el 2021. Una vez aprobado el citado marco normativo, se establecen medidas para facilitar su aplicación y seguimiento, dotándolas de la mayor certidumbre y predictibilidad para los inversores. Este eje también incluye facilidades de acceso a la financiación bancaria y refuerzo de los instrumentos financieros de apoyo a la internacionalización a través de la Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación (CESCE), de COFIDES y del ICO.

Atraer talento internacional

Además, se proporcionará apoyo institucional a la realización y difusión de programas de formación que pongan en marcha las empresas del sector audiovisual. Por otra parte, este eje se complementa con medidas incluidas en
el Plan Nacional de Competencias Digitales, presentado el pasado mes de enero, que dedica un espacio específico al acceso de las mujeres a la formación y titulaciones en el ámbito audiovisual. Contará con 15 millones de
euros de inversión. Por último, y con el fin de realizar un seguimiento adecuado sobre las medidas de este plan, se elaborará anualmente un informe del sector audiovisual que recoja una descripción de los distintos subsectores (cine, series, animación, videojuegos, eSports, publicidad cinematográfica, efectos visuales…), su evolución y perspectivas de crecimiento.