Los personal shopper no solamente funcionan con turistas de lujo, también en el sector inmobilarios donde reducen un 85% el número de visitas a los inmuebles y consiguen rebajas de entre el 5% y el 20% en el precio de salida. El protagonismo creciente de la figura profesional de los personal shopper inmobiliarios (PSI) y la inclusión de este servicio en las agencias inmobiliarias también son factores determinantes para la consolidación de AEPSI y de la profesión.

La Asociación Española de Personal Shopper Immobiliario (AEPSI) creció un 33% interanual en su número de miembros durante el 2020. Esta tendencia al alza, que viene produciéndose desde 2018, se espera que se mantenga durante este año dadas las mejores perspectivas que se presentan en el sector inmobiliario como consecuencia de la comercialización de la vacuna, la reactivación del turismo y el retorno del inversor internacional. El mayor protagonismo del PSI en el sector inmobiliario se debe a dos factores determinantes que consolidan el crecimiento de la Asociación.




Por un lado, el aumento de profesionales que ofrecen este servicio y encuentran en esta entidad, la única asociación a nivel nacional que representa al colectivo de los PSI, no solo un amparo jurídico a su profesión, sino también un colectivo de profesionales que comparten su know-how lo que permite que sus miembros crezcan y mejoren su servicio PSI. Por otro lado, la inclusión de la figura del personal shopper en la cartera de servicios de las agencias inmobiliarias es otro de los motivos que ha impulsado su crecimiento.