La tramitación de la iniciativa del pasaporte europeo depende del acuerdo entre el Parlamento Europeo y los países miembros: el organismo quiere que los que no estén vacunados puedan hacerse PCR gratis para viajar y la mayoría de países se niegan. La celebración de eventos como FITUR o el Mobile World Congress (MWC) dan esperanza al sector: el MWC de este año prevé reunir en Barcelona a 50.000 asistentes con un pasaporte sanitario que refleje que se han realizado pruebas de antígenos al menos 72 horas antes del evento. Según la Asociación Española de Gestores de Viajes de Empresa (AEGVE), el 74% de los profesionales tenía intención de retomar los viajes por trabajo en los primeros seis meses de 2021.

Un pasaporte de salud será ya normal dentro de poco

El pasaporte Covid es una gran oportunidad para poder retomar los viajes de negocios”, asegura Jaime Escamilla, CEO y fundador de aparca&go, la primera empresa en terminar con el monopolio de Aena en los parkings de los aeropuertos. Este documento está pendiente de aprobación por parte de las autoridades europeas, ya que el Parlamento continental exige que se le hagan PCR gratuitas a aquellos viajeros que no estén vacunados, pero algunos Estados se niegan. El futuro documento no es más que un certificado médico, en el cual se refleja la situación de la persona con respecto a la Covid-19: si está vacunada o no, si tiene PCR activa o si ha pasado la enfermedad. “Esto facilitará en gran medida la movilidad, más teniendo en cuenta la velocidad con la que avanza la vacunación”, añade el experto.

Con este pasaporte, el pasajero tendrá luz verde para viajar sin necesidad de hacer cuarentenas ni PCR en el destino, lo que ayudará a que los viajes de corta duración vuelvan. “En la actualidad, por ejemplo, si quieres viajar a países como Austria debes hacer una cuarentena de 10 días, con el pasaporte eliminarías este escollo”, señala Jaime Escamilla. Los datos también refrendan esta creencia. Según la Asociación Española de Gestores de Viajes de Empresa (AEGVE), el 74% de los profesionales del tenía intención de retomar los viajes por trabajo en los primeros seis meses de 2021. “La intención de los viajeros está ahí, solo falta que el viaje en sí sea 100 % seguro”, valora Jaime Escamilla.

Eventos internacionales como referencia para un protocolo seguro

Cuando el pasado 2020 los organizadores del Mobile World Congress (MWC) decidieron suspender el evento por el riesgo de transmisión del coronavirus, muchas voces se levantaron en contra de esta decisión al tildarla de exagerada. Hoy, el prestigioso evento “puede ser el termómetro que indique la vuelta a las grandes ferias internacionales presenciales en España”, indica Anna Mascort. Ifema ha empezado ya en Marzo: La organización del evento prevé reunir a finales de junio a 50.000 personas en apenas cuatro días, la mitad de los habituales antes de la pandemia, pero “una cantidad impresionante dadas las circunstancias”, apunta la experta. La receta para evitar contagios será similar a la planteada por el pasaporte europeo. La organización monitorizará a los asistentes con un pasaporte digital que refleje que la persona se ha realizado, al menos, un test rápido de antígenos en las 72 horas previas a la asistencia, sumándolo a controles de temperatura.

Reformulación de los viajes de negocios

“Está claro que todavía >no se van a alcanzar los números de movilidad previos a la crisis sanitaria”, considera el experto. Sin embargo, el propio avance de la vacunación juega a favor de esta vuelta a la normalidad. “Al estar vacunado, se viaja con la conciencia más tranquila, por lo que, si antes el virus era un limitante por puro miedo, este se mitiga ahora”, señala. Las videoconferencias han demostrado que la actividad económica puede continuar y Jaime Escamilla considera que “se omitirán por comodidad muchos de los viajes que antes se hacían”, pero señala que es “evidente” que el factor emocional que tienen las reuniones presenciales hará que, en cuanto las restricciones sean más leves y la pandemia remita, los viajes de negocios vuelvan a una relativa normalidad. “Quizá no este verano, pero sin duda con el pasaporte Covid la movilidad del sector aumentará”, añade.