Diversos estudios han puesto de manifiesto la existencia de sesgos discriminatorios en los procesos de selección de personal. La novedad llega de la mano del CV Ciego en el que se suprimen referencias personales tales como nombre, sexo, edad, fotografía u otras circunstancias personales. De esta manera no se discrimina por género, raza, edad, nacionalidad, ideología, orientación sexual ni aspectos físicos, con el objetivo de que la selección se centre exclusivamente en el potencial y las aptitudes de los postulantes.

Esto fomenta un mundo laboral más inclusivo, disminuyendo la discriminación en los procesos de selección, favoreciendo la igualdad de oportunidades y comprometiendo a las instituciones a que incorporen estrategias con perspectiva de género. Países como Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Finlandia, Francia y Suecia ya lo incorporaron a sus procesos.

España necesita menos nepotismo, más valoración de talento objetivo

Por su parte, España no es ajena a la preocupación por la existencia de sesgos discriminatorios en los procesos de selección de personal y por este motivo, en 2018 la Secretaría de Estado de Igualdad y a través del Instituto de la Mujer, puso en marcha un Proyecto Piloto para el diseño, implantación y valoración del Currículum Vitae Anónimo, en el que durante un año participaron cerca de 100 empresas interesadas en la despersonalización de procesos de selección previos a la entrevista de trabajo entre las que estaban Unilever, IKEA, Infojobs, Mahou y Repsol por mencionar algunas. El estudio concluyó, de manera general, que la despersonalización de los procesos de selección produce un aumento en la presencia de mujeres en las diferentes fases del proceso de selección, especialmente de las finalistas antes de la contratación. El CV ciego es un posibilidad de reducir el nepotismo que todavía está muy usual en el acceso a puesto de trabajo en el sector privado o publico.

Sin lugar a duda, el CV ciego es un primer paso en la disminución de prejuicios al momento de la contratación, pero por sí mismo es insuficiente pues deja por fuera información esencial como el aspecto conductual de los candidatos.  En definitiva, el entorno laboral evoluciona hacia la digitalización, de forma más acelerada por la pandemia. Es por ello por lo que las empresas están desarrollando departamentos de recursos humanos cada vez más innovadores en sus formas y contenido, buscando cómo combinar tecnología y humanización en los procesos de selección y reclutamiento. Serán mucho mas eficientes si lo hacen a través de la diversión y el entretenimiento.