El Fondo Monetario Internacional estima que el Producto Interior Bruto de España crecerá un 7,2% el próximo ejercicio. La crisis sanitaria del COVID-19 ha tenido efectos negativos en todos los ámbitos de la sociedad española, incluido el económico. Industrias y negocios de cualquier tamaño y sector se han visto obligados a ajustar sus proyecciones de crecimiento y estrategias de ventas en 2020.





6 consejos para reactivar las empresas

Modelos híbridos: El coronavirus ha impulsado definitivamente la instauración del teletrabajo con el objetivo de salvaguardar la salud de los empleados. A medida que se vaya implantando la vacuna en la población, la gestión de saber combinar el teletrabajo y el trabajo presencial será clave para que las compañías consigan una ventaja competitiva respecto al resto.

Implantación del empleo flexible: Las firmas pueden apostar por la contratación flexible, pero con vocación de permanencia, de profesionales altamente cualificados. De este modo, si la empresa lo estima oportuno podrá tomar la decisión de incorporarlo a su plantilla con carácter indefinido. El objetivo es ayudar a las empresas cuando se encuentran con la dificultad de seleccionar empleados técnicos de medio y alto rango para valorar su incorporación en la empresa.

Bienestar emocional: La salud mental de los trabajadores ha adquirido especial protagonismo con la irrupción de la pandemia. Para ello, se han potenciado programas como la atención disponible 24 horas al día los 7 días de la semana, con la que se ofrecen desde asistencia psicológica hasta coaching emocional o consejos para gestionar el estrés.

-  Retención del talento: Si bien ha sido siempre uno de los principales objetivos de las empresas desde hace años, el Covid-19 ha demostrado que los profesionales con más talento son más necesarios que nunca porque ayudan a aumentar la productividad. Para ello, se hace indispensable apostar por el salario emocional, mayor flexibilidad laboral o mejor conciliación familiar.

-  Promoción interna: Una gran parte de la plantilla, por lo general, quiere seguir creciendo en su empresa. Se trata de una valiosa herramienta para lograr la motivación de los empleados, lograr equipos productivos y, de ese modo, ofrecer un servicio de atención al cliente excelente, máxime cuando conocen sus funciones en situaciones tan difíciles como las que se están viviendo en 2020.

Transformación digital: El comportamiento de los usuarios ha cambiado, derivando el consumo al entorno digital. Se hace indispensable un gran impulso de la tecnología y las nuevas herramientas que ofrece (Big Data, Inteligencia Artificial...) para optimizar el modelo de negocio.