El Blockchain se ha consolidado con una de las tecnologías más disruptivas en los últimos años porque permite a las empresas mejorar muchos de sus servicios, haciéndolos más rápidos, eficientes y seguros y dotando de una mayor trazabilidad en las transacciones y cadenas de suministro, mejorando así los resultados. La multinacional líder en servicios técnicos, de seguridad y certificación líder a nivel mundial TÜV Rheinland, primera empresa en España que empezó a ofrecer formación reglada y certificada en este campo, señala 5 ventajas clave a tener en cuenta a la hora de elegir uno curso formativo en esta materia:

  • Formación y competencias certificadas: Realizar formaciones de calidad que otorguen competencias certificadas siguiendo los criterios definidos por la Norma ISO 17024 y por Entidades de Certificación de competencias profesionales como TÜV Rheinland, ofrece una doble garantía, ya que se centran en el aprendizaje del usuario, al mismo tiempo que se obtiene un título oficial.

  • Multimodal (online e In Company): La flexibilidad a la hora de realizar una formación resulta primordial, especialmente, en tiempos marcados por la pandemia. Muchas escuelas han apostado por eliminar las barreras geográficas y ofrece formación en modalidad online, accesibles desde cualquier lugar, así como ‘In Company’, desplazándose hasta el lugar de trabajo de los interesados, manteniendo todas las medidas de seguridad.

  • Distintos niveles según cada perfil: Así como las diferentes modalidades de aprendizaje (a distancia, presencial, etc.) son esenciales para garantizar que se aprovechan al máximo los planes formativos, al igual que la capacidad de segmentar los contenidos, según las capacidades de los participantes. De esta forma, contar con planes adecuados a cada perfil permite seguir un proceso de desarrollo más preciso y beneficioso.

  • Respaldo de empresas e instituciones: Es importante que los programas formativos cuenten con el background y expertise necesario para que su realización garantice la máxima utilidad para los alumnos. En este sentido, TÜV Rheinland Academy mantiene acuerdos con centros universitarios y asociaciones empresariales como la Asociación de Empresas de Blockchain (AECHAIN), con la cual selló un acuerdo de colaboración mutua para impulsar los programas.

Formación inicial y certificaciones reconocidas internacionalmente

En este ecosistema de formación continua que ha provocado la pandemia, TÜV Rheinland Academy, la primera entidad que puso en marcha certificaciones competenciales en este campo, gracias, además, a un proyecto nacido y gestionado desde España, ofrece cursos que se adaptan a la medida de los profesionales del siglo XXI:

  • Curso básico de iniciación: Para que los asistentes puedan entender el funcionamiento de la tecnología, los fundamentos sobre los que se asienta y sus principales características y posibilidades. Esta formación, de ocho horas de duración, está destinada especialmente a emprendedores, Auditores Internos y Externos de Sistemas, responsables de Seguridad Informática o consultores, que quieran comenzar a introducirse en Blockchain.

  • Cursos hacia la certificación de competencias: Centrados en profesionales más experimentados, que requieran el aval de su capacitación por parte de una tercera parte independiente. De esta forma, titulados en ingeniería, comercio, finanzas, derecho, trabajadores de banca o profesionales con experiencia demostrable en el uso de Blockchain podrán acreditar, a nivel internacional, su capacidad para desempeñar labores como consultores (consultant), encargados del desarrollo y venta del sistema, o técnicos (developer), responsables de la implementación práctica de la tecnología.

Según el director nacional de Formación de TÜV Rheinland, Ricardo Duarte, gracias a este proyecto desarrollado y gestionado a nivel global desde España, “los profesionales contarán con un pasaporte, un DNI con el que presentarse al mercado, en cualquier parte del mundo, validando su capacidad para trabajar en el campo de Blockchain. Hasta hace poco, esta competencia profesional en Blockchain carecía de formación y certificación específica y, en un mundo tan competitivo como el nuestro, la trayectoria tiene que estar avalada”.