Un nuevo estudio revela hasta qué punto la Covid-19 ha transformado la manera en la que las entidades del FTSE 250 harán uso de sus espacios de trabajo en el futuro. La encuesta de IWG demuestra que el número de empresas del índice FTSE 250 que apuestan por un modelo de oficina híbrido es tres veces mayor que antes de la pandemia. El año pasado la forma de trabajar de las organizaciones se transformó, ya que empresas de todo el mundo constataron cómo sus empleados podían mantener su compromiso y productividad utilizando un modelo de trabajo híbrido: en casa, en una oficina local y, ocasionalmente, en una sede corporativa. IWG predice que el futuro del trabajo girará en torno al concepto de “Trayecto de 15 minutos al trabajo", con todos los servicios clave a una corta distancia de casa.




De los 501 directivos de empresas del FTSE 250 encuestados en el Reino Unido, un tercio (32%) afirma que toda su plantilla trabaja actualmente a distancia, mientras que dos de cada cinco (40%) se han mostrado más abiertos a adoptar esta forma flexible de trabajar para facilitar el cuidado de los hijos o el ejercicio físico durante las horas de luz.

Huida de la Ciudad

La pandemia también ha causado un éxodo de oficinas en el centro de las ciudades, pues casi la mitad (49%) de las empresas encuestadas considera trasladar sus sedes a aquellas áreas donde comúnmente reside su plantilla. El estudio de IWG también descubrió que un espacio de trabajo más cercano al hogar es una prioridad a largo plazo para los trabajadores, que quieren mantener la reducción de los desplazamientos y el aumento del tiempo en familia que experimentaron en 2020. De hecho, el 77% de los empleados afirma que una ubicación más cercana a su casa es un requisito imprescindible de cara a su próximo cambio de trabajo.

La oficina ideal está a 15 minutos de casa

Mientras que los planificadores urbanos hace mucho tiempo que defienden el concepto de “la ciudad de 15 minutos”, IWG calcula que este cambio de actitud implica que la evolución hacia el modelo trabajo híbrido está realmente en marcha, pues ha habido un crecimiento real del interés por las oficinas locales y regionales. “La ciudad de 15 minutos” está a punto de convertirse en una realidad en todo en todo el mundo. Este cambio también tiene el potencial de transformar las economías locales; en 2019 predijimos que a lo largo de los próximos 10 años las economías locales se beneficiarían por valor de 12.000 millones de libras como resultado de la consolidación del trabajo híbrido. La pandemia ha acelerado esta tendencia, pero probablemente también supondrá un aumento sobre la cifra que estimamos. La demanda continuada para trabajar más cerca de casa en el corazón de las comunidades hará del ‘Trayecto de 15 minutos al trabajo’ una realidad tanto en Reino Unido como en el resto del mundo”.