de Jan Goller

Lady Gaga podría asegurar su voz por 6 millones de euros. Tras ganar la estatuilla a la Mejor Canción Original por Shallow, el caché de la cantante escala posiciones y su voz se convierte en un bien todavía más preciado.

Tal es así, que ganar un premio de la Academia dispara las ganancias en hasta un 20%. Un porcentaje nada desdeñable, en especial si tenemos en cuenta que, junto con Pink, Jennifer López, Miley Cyrus, Beyoncé, y Rihanna, se trata de una de las cantantes del mundo que más dinero gana. Razón de más para proteger sus cuerdas vocales. Porque, ¿qué ocurriría si, fruto de un accidente, se viera obligada a dejar su profesión?

Proteger su voz, ¿cuánto le costaría?

La gala de los Golden Globe Awards dejó por el camino no pocos premiados. Lady Gaga fue una de las afortunadas: su tema Shallow -compuesto para la película Ha nacido una estrella- le valió la estatuilla a la Mejor Canción Original. Un galardón que, a pesar de no implicar premio en metálico alguno -el Oscar, eso sí, cuesta 647 euros-, encumbra el caché de la excéntrica cantante y convierte su voz en un bien todavía más preciado.

Lo más importante en este caso es saber lo que Lady Gaga perdería si, por ejemplo, sufriera un problema que le impidiera seguir ejerciendo su profesión y, por ende, acabase con su nivel de vida actual. Teniendo en cuenta que la famosa compositora gana unos 43 millones de euros al año, el comparador estima que podría asegurar su voz por seis millones.



¿Qué seguros protegerían la voz?

Por otra parte, un seguro importante para los cantantes es el seguro de vida. Les cubriría ante una posible incapacidad permanente absoluta o total. La prima para una póliza de este primer tipo rondaría la friolera de 25.000 euros anuales y le cubriría en caso de que no pudieran volver a trabajar. Mientras que un seguro de incapacidad temporal serviría en el caso de que la actriz tuviera que abandonar su carrera pero fuese capaz de ejercer otros trabajos. Este le costaría unos 15.000 euros al año.

Gaga, asimismo, podría contratar un seguro de invalidez temporal si tuviera un problema en las cuerdas vocales en pleno espectáculo o enfermara y sufriera una afonía o disfonía temporal. Pero, no le saldría barato si quisiera mantener su estilo de vida: tendría que abonar más de un millón de euros. Sí, porque la celebrity gana unos 164.170 euros cada jornada. Un seguro de protección de ingresos o de accidentes, asimismo, serían muy apropiados en su caso.

Cabe comentar que Lady Gaga, por otra parte, tiene fibromialgia, una enfermedad que ya le ha obligado a posponer alguna de sus giras. La patología tiene origen neurológico y es probable que la aseguradora le pusiera ciertas limitaciones.

Otros famosos que se han asegurado

Más allá de Lady Gaga, encontramos algunos cantantes que sí se han asegurado. Curiosamente no siempre se ha tratado su voz, sino otras partes del cuerpo que llaman poderosamente la atención. Por ejemplo, Taylor Swift tiene aseguradas sus piernas por 30 millones, y Tom Jones el pelo de su pecho por 3 millones. El bajista de Kiss Gene Simmons parece el más coherente: aseguró su lengua por 1 millón de euros, el emblema de la banda por excelencia.

Llegados a este punto, no podemos dejar de hablar de Jennifer López, de cuyo trasero siempre se ha dicho que estaba asegurado. Pues no, nada más lejos. En su caso, contratar una póliza le costaría unos cinco millones de euros. Y no es de extrañar, dados los riesgos a los que está expuesta esta parte de su anatomía. No sería de extrañar que diera un traspiés durante una actuación y que, tras la caída, sus nalgas se vieran afectadas. En este caso es probable que la compañía estableciera ciertas exclusiones como que la portorriqueña engordase por no cuidarse, por ejemplo.