ropa, trabajo, job, vestirse, piercings, tatuajes, nuevo jobVestirse para trabajar: Culturalmente, España es un país donde se le presta una especial atención a la indumentaria. Saber ir acorde con las circunstancias es muy importante y especialmente en el trabajo. Saber vestir se relaciona directamente con la presencia y el saber estar...

Vestirse para trabajar: No te disfraces

Lo primero es que elijas lo que elijas te sientas cómodo. Todos tenemos un estilo propio y eso se debe mantener, pero sí se debe adecuar ese estilo a cada acontecimiento. No todas las empresas tienen el mismo código de vestuario, por lo que es importante conocer el código de tu empresa: “allá donde fueres haz lo que vieres.”

Colores neutros

La ropa que elijas debe ser de colores neutros, el gris, el blanco y el negro siempre dan muy buen resultado. Según los psicólogos el negro simboliza poder y autoridad, el gris transmite confianza y el blanco sencillez. Los hombres se pueden tomar la licencia de jugar con las corbatas para llevar colores más llamativos, en España nadie te mirará mal por llevar una corbata rosa, en Italia quizás sí, pero aquí no.

Las mangas

Hemos dado por hecho que la mayoría de hombres llevan traje en sus lugares de trabajo, pero cada vez hay más oficinas donde el traje ya no es una prenda indispensable. Si en la oficina tus jefes no llevan traje, tú tampoco lo hagas. Pero entre el traje y la camiseta hay un abismo. Como ya hemos dicho antes, lo importante es adecuarte al entorno, si tu jefe lleva americana, tú también. Eso sí, es muy recomendable no ir en camiseta, lo más adecuado es siempre llevar camisa y si el entorno es más casual, un polo podría hacer la función.

Las mujeres tienen muchas más variantes, pero al igual que los hombres no deben ir nunca en camiseta, las mujeres tienen su NO en los tirantes, es recomendable utilizar siempre una media manga o una manga larga. Y ya que hablamos de largo, es muy importante que si las mujeres llevan vestido o falda, no sea nunca demasiado corta. Además, es importante evitar la ropa muy ajustada, realmente es muy poco seria.

Vestirse para trabajar: Los accesorios

Parecer un árbol de Navidad no es la mejor opción para ir a trabajar. En el caso de los hombres lo óptimo son dos accesorios: cinturón y reloj. Todo lo que salga de estos dos básicos sobra. Las pulseras de cuero o de hilo quedan muy bien en verano, pero no en la oficina. Si realmente te da mucha pena tenértelas que cortar, asegurarte de que no se te vean demasiado.

Las mujeres tienen más margen, porque suelen llevar más joyas que los hombres y por lo tanto tienen más manga ancha, aún así menos es más: pendientes y reloj sería lo más adecuado, incluso algún anillo discreto y en el caso de no usar reloj, alguna pulsera. Pero no es necesario buscar un collar para cada día que conjunte con la blusa, porque realmente la blusa sin accesorios denotará en cualquier caso más seriedad.

Los zapatos

En España nos fijamos muchísimo en los zapatos, se suele decir que es lo que más nos delata. En el caso de los hombres no hay discusión: zapato cerrado siempre. España es un país clásico, con una fama muy importante en la industria del calzado. Es muy recomendable evitar las zapatillas, aunque si en tu empresa tenéis viernes casual o simplemente siempre vais de sport, te recomendamos que utilices zapatillas oscuras y a ser posible de piel.

Si no es el caso y soléis vestir más formales, unos mocasines o unos oxford os harán siempre la función. Evita zapatos con demasiado punta o claros, tanto si llevas zapatillas como si llevas zapatos, el calzado debe ser siempre oscuro y por supuesto, limpio.

Al igual que con los accesorios y con todo, las mujeres tienen más donde elegir, pero aún así seguimos recomendando el zapato cerrado. En el caso femenino el dilema está en el tacón: ¿tacón sí o tacón no? El tacón estiliza y queda elegante, pero es importante tener en cuenta que la jornada laboral es de ocho horas, si tienes suerte y sales a tu hora, sino puede ser incluso de más y la mayoría del tiempo solemos estar de un lado para otro.

Así que si te decantas por el tacón asegúrate de que es cómodo y que podrás aguantarlos de forma cómoda, porque no hay nada peor que ver a un velociraptor pasearse por los pasillos de la oficina.

Aseo personal

barba, hombre, trabajo, vestirseQue la barba larga está de moda es un hecho, pero hay que cuidarla. No hay que confundir llevar barba con dejarse barba. Una barba larga hay que recortarla y requiere tantos cuidados como no llevar barba. Si te decantas por ir afeitado, aféitate siempre, no hay nada que de peor imagen que la barba de dos días.

Además si tienes poca barba, te recomendamos que te la afeites siempre, porque una barba con calvas queda realmente mal.

La barba de los hombres son las manos de las mujeres. Es muy importante que las manos estén bien cuidadas y en el caso de que te decidas a pintártelas lo hagas siempre con colores neutros, lo óptimo son porcelanas. Las uñas siempre deben estar cortas y el esmalte perfecto, si no te ves capaz de mantener el esmalte impoluto es mejor que no te las pintes.

Tatuajes y piercings

Tatuajes y piercings están cada vez más aceptados en nuestra sociedad, pero entre los jóvenes. Las personas de cierta edad todavía puedan tener ciertas reticencias. Para saber si tu jefe acepta tatuajes o piercings primero te los debería ver y quizás eso te presente cierto dilema.

vestirse, trabajar, tatuajes, piercings, entrevista de trabajo

En teoría, si nadie te dice nada al respecto deberías poder llevarlos muy tranquilamente. Con el código de vestimenta que hemos propuesto en este artículo los tatuajes no se te deberían ver demasiado o simplemente deberían quedar ocultos, el problema son los piercings en la cara, que son imposibles de ocultar, en ese caso, lo más recomendable es preguntar. De todos modos, si quieres saber más sobre el tema aquí te dejamos un artículo: Tatuajes y piercings en una entrevista de trabajo

de Ángela García Romero