Traductor es una profesión que cambia debido a la globalización de los mercados y es sin embargo en todos los países infravalorada, aunque hasta ahora no hay ninguna tecnología que puede hacer este trabajo con calidad. Éste es una retrato del sector sacado de una encuesta encargada por la Asociación Italiana de Traductores e Intérpretes. Son tiempos duros para los traductores e intérpretes. Cambian las especializaciones y la demanda del mercado, las competencias evolucionan, pero no cambia un dato de fondo: es una profesión tan calificada como todavía pagada malamente. Lo corrobora una encuesta encargada por la Aiti (www.aiti.org), asociación nacional del sector.

Sin más conocimientos es difícil avanzar en la profesión

Para los estudiantes de traducción e interpretación, vale la pena especializarse y adquirir competencias lingüísticas específicas. En el sector de las editoriales, de las traducciones literarias y de los ensayística, se trabaja por un sueldo inferior al de las empleadas de hogar. Quiere decir un traductor no puede solamente trabajar en este segmento. La tarifa media oscila entre los 8 y los 16 euros cada página traducida, con mayor frecuencia las retribuciones rondan los 10 euros. Además, hay que tener en cuenta que para traducir una página de texto, hace falta más de una hora.

¿Por qué es poco pagado un trabajo para el se puede llegar a estudiar 8-10 años entre grados y posgrados?

Por varias razones. En primer lugar, la falta de un reconocimiento jurídico de la profesión y de sus relativas calificaciones, y luego la falta de un tarifario regulado. Por todo esto, quien necesita un servicio de traducciones no tiene puntos de referencia: los clientes no saben evaluar la dificultad de un trabajo y el grado de profesionalidad requerido. En la práctica, el riesgo es lo de dar el mismo valor a quien tiene seis meses de experiencia que a quien tiene un grado y años de experiencia. En efecto, con la internacionalización ha aumentado la demanda de trabajo por parte de las empresas, pero se ha asistido a una bajada drástica de las tarifas.

¿Como traductor, sólo se puede trabajar freelance?

Sólo la Unión Europea y otros organismos internacionales como el Tribunal de Justicia de la UE y algunas empresas como Norak Traducciones en España ofrecen contratos fijos. En las empresas, por lo general, no se aplica este perfil específico: se pueden utilizar como “mediadores lingüísticos” en una empresa fuertemente orientada a la exportación, para gestionar las relaciones comerciales con los países extranjeros, acompañar a los clientes durante las ferias, etc.. Para este perfil solo hace falta tener un grado en mediación lingüística, un curso ofrecido por prácticamente todas las universidades italianas, no obstante estos graduados no son lo suficientemente preparados para entrar en el mercado como autónomos. En las editoriales, sin embargo, rara vez los traductores son “internos”.

http://guiadeltrabajo.com/autonomos-para-cada-clase-otro-tratamiento/¿El auge económico de China abrirá nuevas y mejores perspectivas de empleo?

En realidad, por ahora, en las relaciones entre España y China siempre se utiliza el inglés como lengua común. Gran parte del trabajo de la traducción tiene lugar desde y hacia el inglés (80%), seguido por el alemán, el francés y el español. También debe tenerse en cuenta que, para realmente aprender bien el chino, los tiempos son muy largos. Para entender: incluso los que han estudiado chino en la Universidad, al salir de ella probablemente sólo serían capaces de traducir al chino un manual de instrucciones para el uso de un televisor o una lavadora. A largo plazo, sin embargo, el estudio de una lengua “minoritaria” o “emergente” como el árabe o el chino, puede ser un punto de fuerza a la hora de encontrar trabajo".

4 consejos para los que han comenzado a trabajar como traductor

  1. Hay que ser profesional.
  2. No hay que dejarse llevar por la prisa para acabar un encargo a cambio de unos pocos euros.
  3. Se necesita paciencia porque ofrecer tarifas bajas sólo para ganar algo de dinero es una estrategia que a la larga no paga.
  4. Es mejor hacer unas prácticas en una agencia de traducción, ganar experiencia y mientras tanto especializarse en un área. En España una empresa interesante para hacer prácticas es Norak Traducciones.

de Silvia Mingarelli