Los últimos estudios muestran que para muchos padres tener la oficina en casa puede ser una fuente de problemas durante las vacaciones escolares de sus hijos. El especialista en entornos de trabajo flexible IWG ha encuestado a 15.000 personas de 80 países de todo el mundo sobre sus principales distracciones cuando trabajan en casa. El 62 % de los encuestados está de acuerdo en que la demanda de atención familiar es el principal obstáculo a la hora de ser productivos.




Cuando las vacaciones producen estrés

Para la mayor parte de los padres que trabajan, las vacaciones escolares de verano pueden ser una causa de estrés en lugar de un tiempo de descanso y relajación. Los constantes ruidos que provocan unos niños aburridos en casa perjudican la productividad laboral de sus padres, ya que, además, muchos se ven obligados a teletrabajar para conciliar el trabajo con el cuidado de los niños. Sin embargo, en muchas ocasiones, el rendimiento baja por causa de las necesidades de la familia, las mascotas o por los ruidos de las tareas doméstica. De hecho, estas son las principales distracciones de quienes trabajan desde casa.

Según la Global Workspace Survey 2019, realizada por el principal proveedor de espacios de trabajo flexible, IWG, las interrupciones por parte de los niños u otros miembros de la familia son el obstáculo número uno al que se enfrentan los profesionales que trabajan en casa.

5 principales dificultades para los padres

  • Niños u otros familiares que demandan atención (62 %).
  • Niños, familiares o mascotas que interrumpen llamadas telefónicas de trabajo (45 %).
  • Dificultades para acceder a los equipos de oficina, como la impresora, el fax o la fotocopiadora (43 %).
  • Ruidos en el hogar, como el sonido de la lavadora o del lavavajillas (32 %).
  • Mascotas que requieren atención (25 %).



En general más flexibilidad causa más eficiencia

Lo tienen más fácil los autónomos que están habituados a trabajar desde casa. Actualmente, cada día más empresas ofrecen a sus empleados la opción de decidir dónde, cuándo y cómo les gustaría trabajar, lo que supone un beneficio para ambas partes, aunque, en verano, con los niños en casa y el calor, teletrabajar resulte más difícil. La flexibilidad no solo hace que los trabajadores sean más felices y saludables, sino que también puede tener un impacto directo en la salud de una empresa.

De hecho y según datos de este mismo estudio, el 85 % de las organizaciones han observado un aumento significativo de la productividad gracias a la flexibilidad laboral. En el caso del autónomo, sus hijos ya están acostumbrado a que su padre o su madre trabajen desde casa, con lo que suelen comportarse de un modo respetuoso. Sin embargo, los hijos de otros trabajadores que no trabajan desde el hogar de forma tan habitual pueden tener más problemas para comprender que su madre o su padre realmente está trabajando con la misma obligación que si lo hiciera desde la oficina.

La ubicación de la oficina es un factor clave para la conciliación laboral y familiar y es un factor especialmente importante para los padres durante las vacaciones escolares de sus hijos. La encuesta desarrollada por IWG señala que el 40 % de los participantes consideran que el desplazamiento diario hasta el trabajo es el peor momento del día y por ello anhelan trabajar cerca de casa. Los padres trabajadores pueden ahorrar mucho tiempo en desplazamientos gracias a las oficinas de trabajo flexible que podemos encontrar tanto en el centro de las grandes ciudades, Madrid o Barcelona, como en capitales de provincia más pequeñas, como Toledo o Murcia.

Guardar