trabajar-bajo-presiónHoy en día, independientemente de industria y profesión, se nos pide que seamos capaces de trabajar bien bajo presión. Las empresas buscan a gente joven que no se asusten si el trabajo se vuelve frenético y complicado al contrario, quieren que bajo esas circunstancias tengas tu mayor rendimiento. Si, esas personas existen. Pero no todo el mundo se maneja igual de bien bajo presión. Algunas personas reaccionan al contrario, se agobian y su rendimiento disminuye rápidamente. Se puede aprender a trabajar bajo presión. Los siguientes trucos te pueden ayudar a desafiar la presión en tu espacio de trabajo y conseguir mejores resultados...

Trabajar bajo presión: ¿Como se crea la presión?

Pueden pasar días hasta semanas en las cuales todo esta tranquilo en el trabajo. Todo sigue su curso habitual, el trabajo se mantiene dentro de los limites y el fin del día llega a la hora habitual. Pero como el refrán dice las desgracias nunca vienen solas. De repente llaman varios clientes que quieren cambiar cosas en el ultimo momento, cada minuto llegan nuevas tareas y tanto el teléfono como el correo no dejan de sonar.

Y cuando de pronto también llega el jefe y pregunta que cuando puede ver los resultados la presión no hace mas que aumentar. ¿Pero que factores crean presión? Poco tiempo. La fecha de entrega se va a cercando cada vez mas. Tu jefe ya ha preguntado varias veces que cuando esta listo tu trabajo y tu todavía no has acabado. Cundo queda poco tiempo muchos empleados se agobian pierden los papeles y no son capaces de seguir trabajando a un rito adecuado.

Un trabajo es especialmente importante. Cuanto mayor sea la responsabilidad mayor sera la presión que esta relacionada con la obligación. Sobretodo ejecutivos admiten estar bajo presión constantemente. Empleados que resuelven tareas complicadas o atienden a clientes importantes también se encuentran bajo una gran presión.

Miedo a fracasar. El miedo a fracasar juega un papel muy importante. Uno no quiere decepcionarse a si mismo, a su jefe o a sus compañeros de trabajo. Si no somos capaces de superar la tarea que nos han propuesto tememos miedo a ser etiquetado como un perdedor.

Trabajar bajo presión: Con estos trucos lo consigues

burnout-trabajarLa presión es alta, la To-Do-List larga y no sabes como comenzar. En teoría deberías empezar lo antes posible pero estas bloqueado y no sabes por donde empezar. La presión es soportable hasta un grado pero llega un punto en el que es demasiado. En que momento se llega a ese punto depende de la personalidad de cada trabajador.

A algunos no les importa la presión y otros se bloquean a la mínima. Si no puedes trabajar bajo presión y sientes que ya nada esta bajo tu control puedes aprender a actuar en esas situaciones. Hemos recolectado algunos trucos que te permitirán trabajar mejor bajo presión e ademas te harán sentir mejor.

Trabajar bajo presión - Cambia tu campo de visión:

Muchos empelados temen la presión a la que se pueden someten en el trabajo. Cuanto mas grande es la presión mas aumenta el miedo a equivocarse, hasta el punto de no actuar. Esto vuelve a aumentar la presión y se convierte en un circulo vicioso. Hay que intentar combatir la presión con motivación y no con miedo. La presión es un desafió que quiere comprobar tus cualidades.

Trabajar bajo presión - Ve paso a paso:

El secreto no consiste en trabajar “mejor” bajo presión. Normalmente la diferencia esta en el enfoque de la concentración. Es fácil sucumbir al error y pensar que bajo presión hay que trabajar mucho y muy rápido. En realidad se trata justo de lo contrario. Sobre todo bajo presión debes hacer cada tarea una detrás de la otra. Este método tiene varios convenientes: logras mejores resultados, evitas errores y con cada tarea que resuelves reduces la presión y acabas mucho antes.

Trabajar bajo presión - Mantén un plan organizado:

Puedes superar la presión si sigues un plan concreto. La clave esta en poner prioridades. Antes de comenzar a trabajar a lo loco piensa en el orden en el que tienes que realizar cada tarea. Así aseguras que todo se realice a tiempo y te sobra tiempo para las cosas relevantes. Es recomendable hacerse un esquema por escrito así visualizas tu plan y puedes ir tachando las tareas que has realizado. Con cada obligación cumplida se va reduciendo la presión.

Trabajar bajo presión - Renuncia a la perfección:

Proponerse metas altas y trabajar duro para conseguirlas es recomendable pero hay que tener cuidado con la perfección. En este caso nuestras exigencias son inalcanzables y lo único que nos producen es mas presión. Sobre todo si posees poco tiempo tienes que darte cuenta de que un buen resultado es mas que suficiente. Hay muchos factores externos que te someten bajo presión e es importante recordar que no es necesario presionarse a si mismo.

Trabajar bajo presión: ¿Conoces la mirada estrésada?

¿Le conoces? Ese tipo que esta sentado en la mesa de un restaurante que frunce el ceño luego eleva un poco las cejas y abre los ojos algo mas de lo normal. La mirada estrésada. Como las personas que crean compasión, estas personas solo usan el tercio superior de su cara para expresar sus sentimientos. Enseguida te das cuenta: este tipo esta agobiado, es importante y sin el nada funciona. Ahora que esta sentado en la mesa del restaurante y no en su oficina su empresa se esta yendo a pique seguro.

Te imaginas como tus compañeros le están pidiendo ayuda: No detengáis a este hombre, es nuestra única esperanza. Así que rapidito tiene que pedir, comer, llevarse un triple expresso y volver lo antes posible a la oficina a salvar el mundo. Por lo menos.

trabajar bajo presíon, burnout, estres, job

¿Te suena? No es de extrañar. Estas personas no son nada nuevo. En la temporada alta de la New Economy hubo una epidemia. Pero aparte de los típicos gestos se presenciaba un poco de euforia entre los estrésados y a veces solo era megalomanía. Esto era bien recibido. Todos se daban cuenta – aunque llevase ropa de deporte – que tenia que tomar una decisión complicada. Un hacedor de la mañana. Que al fin y al cabo se convirtió en la burbuja. Pero lo pasado, pasado esta.

Lo que mas temen estas personas es la mañana. Las cabezas ruedan, los procesos se optimizan y los gastos cuestionados son recortados. Y ellos saben que son un gasto para la empresa. Así que toman la conclusión: cuanto mas ocupado parezca, mejor ya que el jefe pensara que soy irreemplazable.

Parecer estresado no significa que esa persona de verdad este estresada. Un estudio actual muestra que empleados entre 18 y 34 años fingen estar agobiados para suportar la presión en el trabajo.

Al mismo tiempo estos tipos están en un dilema: el que resulte demasiado contento despierta sospechas.

Tal vez porque no tiene nada que hacer (esto despierta la envidia) o porque todavía no se ha dado cuenta de todo lo que hay que hacer (peor todavía: a los idiotas se les tacha los primeros). Así que la mirada estresada. Pareces inteligente, a la vez muy dedicado y esperemos que seas indispensable.

Estas personas son completamente inofensivas. Solo miran. Otros hablan, lloriquean – o peor aun: se vuelven hiperactivos y histéricos. Estos pueden crear problemas. Y nadie quiere eso. Así que la mirada estresada es una mutación positiva. Y aunque todo esto te parezca gracioso: no pocas veces ayuda. Solo observa tus alrededores.