Temas tabú en la entrevista de trabajoTemas tabú en la entrevista de trabajo: Además de todos los temas que se pueden y deben nombrar, discutir o conversar en la entrevista de trabajo, hay un par de temas que es mejor evitar. Estos son:...

1. Vida privada

Mientras que la persona que lo entrevista no le pregunte directamente, usted no debe mencionar las actividades que hace en su tiempo libre. Primero, porque sencillamente al empleador no le concierne que hace en su tiempo libre. Segundo, por lo general no hay mucho de lo que se pueda hablar.

Hablar sobre Hobbies tiene sentido cuando usted los ha documentado en la hoja de vida y tienen alguna relación con el trabajo. Y dado el caso, sería mejor que usted los demuestre después a través de los logros que vaya obteniendo en el trabajo.

2. El despido

Lo clásico: cuando usted ha sido despedido del anterior trabajo, no es una cosa indispensable tener que hablar de ello. Sin embargo, muchas personas hacen la pregunta enfocada en este evento. Dado el caso usted no debería mentir al respecto.

Pero usted puede intentar justificar la situación: quizás usted fue víctima de la situación económica y fue despedido por necesidad de la empresa. O usted ha llegado a un acuerdo con el empleador con motivo del subsidio de desempleo – en realidad cuando antes se ha comprobado, que el trabajo no era el indicado. Algo así.

Y dado el caso que usted haya sido despedido por un grave error, debe demostrar al menos lo que ha aprendido y que cambiaría para no cometer este error dos veces.

3. El salario

Aunque sucede, es raro que se hable del salario en una entrevista de trabajo. En caso de que el nuevo empleador haya quedado impresionado con su presentación, usted no debe comentar más al respecto – solo pensarlo. De otra manera, se cierra una puerta en la cual se puede ir más allá.

Traiga su descontento a flote, que sepa su futuro empleador, que para usted es solo una solución de emergencia y que usted espera obtener una mejor oferta que en el anterior trabajo.

La empresa no busca solo suplentes sino empleadores motivados. Con su revelación usted se ubica nuevamente de primero en la lista – estratégico pero poco inteligente. Si la oferta no es convincente, pregunte por suplementos como bonos o un vehículo oficial. La ponderación la puede hacer luego en casa.

4. El fracaso

La razón expliquesela a usted mismo. Sin embargo, siempre hay un tema afín: malas experiencias. Algo con los compañeros de trabajo, el jefe, los clientes. Eso recae sobre la sección de chismes y rumores – o en la crítica. Deje eso a un lado! Nunca hable de manera negativa sobre su anterior trabajo o empleador.

Eso deja una mala impresión. Sobre todo porque su futuro empleador puede ser su anterior empleador. Y el no quiere que usted hable así sobre el después. Muestre siempre agradecimiento por la oportunidad en la que usted pudo aprender. Eso es un poco ambiguo, pero suena mejor.

5. Jefes

Lo recientemente dicho también aplica para los anteriores jefes. Aun cuando él era un pesado y un explotador – trate de no hablar sobre sus debilidades (actuar sin respecto) y tampoco en lo absoluto sobre conflictos impugnados (parece insubordinado).

Haga énfasis en sus fortalezas y ejemplo a seguir, que de él tomaría hasta hoy. Y para honesto: hasta del peor tirano algo bueno se puede aprender. El resto es silencio.