Cómo preparase, técnica, entrevista,  cazatalentosCuando suena el teléfono y al otro extremo de la línea se presenta un cazatalento, la inquietud en un primer momento es grande. El nerviosismo, la adulación e incluso un poco de miedo a las situaciones nuevas e inesperadas se entremezclan. Para que usted esté preparado de forma óptima si un cazatalentos le invita para una entrevista, le presentamos cinco técnicas comunes utilizadas en las entrevistas de un cazatalentos y le mostramos que tipo de comportamiento puede maximizar sus posibilidades de éxito...

Llamada de un cazatalentos - ¿Qué hacer?

Levanta el auricular y de repente se le presenta un cazatalentos. Obviamente, en un principio está sorprendido. Pero el segundo paso debe ser una sonrisa de satisfacción, ya que esta llamada ha sido posible gracias a que sus méritos profesionales y constantes buenos resultados en su trabajo han cruzado las fronteras de su empresa y han llegado a oídos del cazatalentos en cuestión. Por supuesto no debe comenzar de inmediato a dar saltos de alegría ni sentirse demasiado entusiasmado, pero sí un poco orgulloso.

Pero, ¿qué viene después? Muchos no saben que esperar de una llamada de un cazatalentos. Si está perfectamente feliz en su trabajo actual, entonces puede dar encarecidamente las gracias por la oferta y rechazar un posible encuentro. Pero si está interesado o desea conocer un poco más sobre los detalles de la oferta, hay algunas cosas sencillas a las que necesita prestar atención.

  • Mantenga la calma. Incluso si se siente halagado y la nueva ubicación le conviene, está lejos de haberse decidido algo. La única razón de la llamada es que el reclutador ha encontrado su perfil adecuado para el puesto y quiere conocerle. Así que no se apresure.
  • Intercambie los números de teléfono. Para una próxima llamada, conviene darle a su interlocutor su número de teléfono particular. Por supuesto, también le puede preguntar en que número podría localizarle en caso de que a usted le surgiesen preguntas.
  • Mantenga la discreción. Su jefe no se sentiría cómodo discutiendo un posible cambio de puesto en el lugar de trabajo. Así que tenga cuidado con quien habla al respecto, porque siempre hay compañeros que quieren tomar ventaja de la oportunidad para crecer profesionalmente por encima de usted.

La primera llamada de teléfono por lo general dura sólo unos minutos. Se trata de una primera consulta sobre si existe algún interés de embarcarse en un nuevo puesto de trabajo. Será en la próxima conversación cuando se discutirán detalles más concretos sobre el trabajo y sus características.

José Medina - Uno de los mejores Headhunters en España habla sobre claves del éxito o fracaso

Cinco técnicas de entrevista utilizadas por los cazatalentos.

Ya sea por teléfono o cara a cara, es normal estar nervioso durante una entrevista con un reclutador. Después de todo, se trata de su futuro profesional. A esto se le añade la incertidumbre acerca de lo que esconde dicha entrevista. Pero tenga por seguro que, en el mejor de los casos, se trata de una conversación de primer contacto, en la que las dos partes se reúnen para conocerse y sopesar una posible colaboración laboral. Pero, por supuesto, va a estar en una situación en la que deberá responder a algunas preguntas.

Así que para que no se encuentre con la guardia baja y sepa a lo que se estará enfrentando, le mostramos cinco técnicas de entrevista comunes utilizadas por los reclutadores.

  1. Prueba de estrés

    El nivel de estrés en muchas profesiones es muy alto, especialmente en posiciones de liderazgo, como por ejemplo, las de gestión de planta. Durante la conversación con un reclutador, puede suceder que su tolerancia al estrés se ponga a prueba. A través de interrupciones, preguntas sin sentido o repeticiones se evaluará como responde el posible candidato al estrés y la frustración. La prueba de estrés es a menudo, para ambos participantes en la entrevista, una fase agotadora, ya que su propósito es ponerle en una situación incómoda. Su interlocutor que es el que se supone que debe transmitir una imagen positiva de sí mismo y de la empresa que representa, está haciendo lo contrario.
    Cómo debe usted comportarse: Mantenga la calma, ya que sabe que el objetivo del reclutador es el de provocarle. Deje hablar a su interlocutor y permanezca educado. Si consigue mantener la calma en la entrevista, demostrará también que las situaciones de estrés en el trabajo no le harán perder los nervios y será capaz de dominarlas.

  2. Entrevista Situacional

    Un reclutador asume, por supuesto, que se ha preparado a fondo para la entrevista. En consecuencia, es posible que se le pida que realice una pequeña tarea que ponga a prueba sus habilidades o su conocimiento y demostrará si excede o no los requisitos de la vacante. Para un trabajo de diseñador gráfico, se podrían discutir las ventajas e inconvenientes de un diseño o si se tratase de un puesto en el sector de Control, sobre los informes anuales más recientes de la compañía.
    Cómo debe usted comportase: Aquí, lo más importante, es que confíe en sus propias capacidades. No le concederían una entrevista sin una buena razón. Ya les ha causado una impresión positiva a través de sus cualificaciones, ahora simplemente tiene que demostrarlas una vez más.

  3. Preguntas sugestivas

    A través de las preguntas sugestivas el entrevistados pondrá en su boca las palabras que le interesan. De este modo, su interlocutor comprueba las primeras impresiones que ha sacado de usted. Un ejemplo clásico es la pregunta "¿Le gusta trabajar en equipo, ¿no es así?" Con preguntas así el reclutador intenta consolidar la imagen que ha adquirido en previas conversaciones. Pero la pregunta sigue siendo si usted cumple (o quiere cumplir) con esta cualidad o no.
    Cómo debe usted comportarse: No se deje engañar. Si la cuestión no se corresponde con la imagen que tiene de sí mismo o si se quiere presentar a su nuevo jefe de manera diferente, entonces puede utilizar esta oportunidad. Es completamente aceptable contestar a una pregunta de este tipo con: "No, me veo más ..."

  4. Rompecabezas

    Los rompecabezas se utilizan a menudo para probar su creatividad y su capacidad para resolver problemas. Por lo general, se trata de pequeños puzles de lógica o preguntas a las que, aunque no tengan una sola respuesta, se tiene que dar una. Un reclutador podría preguntarle, por ejemplo, "¿Cuántos coches conducen por las carreteras alemanas?" Por supuesto, no conoce ese número de memoria ni tampoco existe una respuesta "correcta" a esta pregunta. La atención se centra en la forma que tiene de abordar este problema y encontrar una solución, por ejemplo, a través del número de personas que vive en Alemania y un porcentaje (estimado por usted) de automovilistas.

    Cómo debe usted comportarse: no se deje amedrentar si no sabe la respuesta a la pregunta. Tenga en cuenta que no se trata de una solución precisa. En su lugar, déjele claro al entrevistador su proceso de pensamiento y explique el enfoque que ha utilizado para resolver el problema que le ha planteado.

  5. Entrevista de comportamiento

    Esta técnica de la entrevista se basa en la suposición de que el comportamiento pasado es el mejor indicador del comportamiento futuro. Es decir, las tareas que usted ha dominado en el pasado de forma satisfactoria, también serán dominadas en el futuro. Las preguntas de este tipo de entrevista a menudo se dividen en tres partes: Situación: ¿Con que problema se encontró? Comportamiento: ¿Qué se hizo para solucionarlo? Resultado: ¿Qué resultado se produjo tras el método empleado y cuan satisfactorio fue?

Cómo debe usted comportarse: Prepárese a fondo, refleje sus éxitos profesionales durante la conversación y sea capaz de explicarlos. Por supuesto, también ayuda si ha aplicado cada una de las tres preguntas (situación, comportamiento, resultado) a las tareas más importantes de su carrera.

José Medina - Uno de los mejores Headhunters en España