Trabajar en el mundo cultural es complicado. Ya hemos hablado mucho aquí de esto. Se gana poco, los riesgos de llevar una obra a escena son mucho más grandes que los que puedes tener especulando en bolsa. Por ello, es siempre de agradecer que haya personas que sí se arriesguen, por su pasión por el arte y porque no saben hacer otra cosa. El Teatro Real es uno de los sitios que ha demostrado en el pasado su dedicación al bien hacer, a sorprender, a ganar nuevos públicos y a estabilizar los ingresos.

Montar una ópera es como crear un start up

La ópera no es un producto que se venda fácil, los jóvenes ya no van a la ópera. Las entradas son caras porque el público es selectivo y la puesta en escena complicado. Los jóvenes están en youtube e itunes. Pero el Teatro Real con su nuevo Director Artístico, Joan Matabosch, tiene el valor de apostar por nuevas óperas y puestas en escena. El mejor ejemplo es la producción americana de "Dead man walking" basada en una historia real de una monja de Louisiana. Esta mezcla de musical, obra de teatro, ópera y también un aire de cine intenta ganarse a los espectadores no tan aficionados a la ópera.



La gestión de estas producciones es muy medida y ajustada, con mucha implicación de actores y cantantes locales. La escena, el vestuario, el diseño de la puesta en escena, todo es espectacular en el Teatro Real, siempre con un toque moderno a pesar del edificio tradicional. En la actualidad el Teatro Real cuenta con un modelo de financiación en el que el 26,7% del presupuesto proviene de las administraciones públicas, el 26,3% del patrocinio privado, y el 47% de ingresos propios, gracias a una dinámica estrategia de incremento de las aportaciones de la sociedad civil, la venta de entradas, el alquiler de producciones, la rentabilización de sus espacios, visitas guiadas, etc. Su modelo de patrocinio, que ofrece una enorme variedad de modalidades de mecenazgo, cuenta actualmente con el respaldo de más de 100 empresas.

5 razones para las cuales hay que celebrar los 20 años del Teatro Real

    • En estas dos décadas, el Teatro Real se ha posicionado como la primera institución en el ámbito de las artes escénicas y musicales en España, y la tercera institución cultural (según el Observatorio de la Cultura), siendo hoy un referente a nivel nacional. El Real ha afianzado su lugar entre los más importantes teatros de ópera de Europa, con importantes coproducciones con teatros extranjeros, alquiler de producciones propias, actuaciones fuera de España del Coro y Orquesta Titulares del Teatro Real y retransmisiones audiovisuales para todo el mundo. Asimismo, destaca su papel activo y comprometido como bisagra entre los teatros de ópera latinoamericanos y europeos, entre los países miembros de OLA (Ópera Latinoamérica) y OPERA EUROPA.
    • Se ha impulsado la participación de la sociedad civil en el Teatro Real con la creación de varios órganos: la Junta de Protectores agrupa a sus principales patrocinadores; el Consejo Internacional congrega a importantes filántropos; el Círculo Diplomático reúne a diferentes embajadores; el Consejo Asesor aglutina relevantes personalidades del mundo cultural y artístico; la Fundación Amigos del Teatro Real, la Junta de Amigos y los Amigos del Real son ya la “gran familia” de empresas y personas que apoyan el proyecto artístico y las actividades del teatro.

  • El Real ofrece una programación diversificada y ecléctica, presentando grandes títulos del repertorio lírico junto con obras maestras inéditas en Madrid o poco interpretadas, ópera española, nuevas creaciones, propuestas vanguardistas y producciones que transcienden las fronteras de la ópera convencional. Su escenario acoge espectáculos de danza de muy variados perfiles, recitales líricos con los más grandes cantantes y conciertos sinfónicos y de cámara que enriquecen la programación vertebrada por la ópera.
  • El Teatro Real ha encargado óperas a compositores españoles de distintas generaciones y ha presentado, en versiones escenificadas o en versión de concierto, diferentes obras del repertorio lírico español, del barroco a la creación actual.
  • El prestigio y competencia del Coro y Orquesta Titulares del Teatro Real son hoy unánimemente reconocidos y garantizan la calidad musical de la programación que se ofrece en su escenario.
  • El Departamento de Formación del Teatro Real diseña para los jóvenes cursos y talleres como La Universidad a Escena, Cursos de verano, etc., reforzados con una política de fidelización del público juvenil (Club Joven) y de incentivos económicos a los menores de 30 y 35 años, que permiten a los jóvenes acceder a los espectáculos del Real por precios muy asequibles.
  • El Teatro Real sale a la calle regularmente con conciertos y actuaciones al aire libre, propuestas divertidas e interactivas como las de su Semana de la Ópera ─con multitudinarias retransmisiones con la colaboración de ayuntamientos de toda España─, o las iniciativas festivas diseñadas en el marco de los European Opera Days.