Entrevistamos al responsable de Cabify en España: Mariano Silveyra.

  • ¿Es taxista o más bien chófer de Cabify el nuevo trabajo de futuro para jóvenes en paro?
  • Somos una empresa joven que apuesta por el talento joven y el desarrollo profesional dentro de la compañía. En Cabify una de las principales propuestas de valor es favorecer políticas de emprendimiento y competitividad apoyando a ciudadanos como microempresarios. Lo que permite la posibilidad de trabajar como autónomos y generar ingresos propios y estables definiendo sus propios horarios para poder así realizar otras actividades laborales.

    En tan sólo 5 años Cabify ha pasado de tener una pequeña flota de colaboradores en un par de ciudades a estar presentes en más de 12 países y 40 ciudades de España, Portugal y Latinoamérica, creando más de 1.800 empleos directos en todo el mundo, de los que 300 corresponden a España. Además, la actividad de la empresa a nivel internacional ha permitido la creación de cientos de miles de puestos de trabajo indirectos.

  • ¿Qué calificaciones se necesitan para trabajar como conductor Cabify?
  • Buscamos personas comprometidas, con una fuerte orientación de atención al cliente y con ambición de desarrollarse profesional y económicamente en el sector de la movilidad.

    Cabify exige a sus transportistas que cumplan con toda la normativa vigente en materia laboral, incluyendo, entre otros, el dar de alta a sus trabajadores en el régimen aplicable de la Seguridad Social, pagar en tiempo y forma a los empleados y estar al día en sus obligaciones laborales, así como cumplir el convenio aplicable a su empresa.

    Otro de los factores a tener en cuenta es la profesionalidad del conductor. Todos los conductores de Cabify reciben formaciones exhaustivas, reconocimientos médicos periódicos y han tenido que superar pruebas que garanticen su profesionalidad al volante, tales como: una prueba de conocimiento de la ciudad, una entrevista personal, un examen psicotécnico, presentación de un certificado de antecedentes penales, una formación sobre calidad de servicio, uso de la App de Cabify, formación específica sobre la normativa aplicable, etc.

    Por su parte, los usuarios de Cabify tienen la oportunidad de valorar el servicio recibido al concluir cada trayecto. Un equipo de profesionales de Cabify se encarga de analizar la calidad del servicio para garantizar la satisfacción del cliente.

    Para Cabify esa profesionalidad es un valor diferencial así que todos estos procesos se realizan internamente. Eso nos permite asegurar que la calidad y seguridad se mantienen en todos nuestros vehículos a diferencia de lo que ocurre en otras plataformas. De hecho, nos gusta decir que somos una comunidad, no solo una plataforma.

  • ¿Son más hombres o mujeres los que trabajan para vosotros?
  • En Cabify intentamos mantener un equilibrio entre ambos sexos. Nos centramos en el talento de los trabajadores y con ello intentamos crear una comunidad y trabajar conjuntamente en el mismo objetivo. Nuestro pilar es ser una empresa generadora de empleo y conseguir la inclusión del género femenino en el mundo laboral.

  • ¿En qué países estáis y como varía la selección de personal según qué país?
  • Cabify opera en 12 países y más de 40 ciudades de todo el mundo: como España (Madrid, Barcelona, Valencia, Málaga, Marbella y Sevilla), Portugal (Lisboa, Madeira y Oporto), México (CDMX, Querétaro, Monterrey, Toluca, Puebla, Guadalajara, León, Mérida, Tijuana y Aguascalientes), Perú (Lima), Chile (Santiago, Concepción, Viña del Mar y Valparaíso), Colombia (Bogotá, Cali, Barranquilla, Medellín y Cartagena), Brasil (Sao Paulo, Rio de Janeiro, Porto Alegre, Belo Horizonte), Ecuador (Quito y Guayaquil), Panamá (Panamá City), Argentina (Buenos Aires), Uruguay (Montevideo) y República Dominicana (Santo Domingo).

    En cuanto al proceso de selección, es el mismo en todos los mercados, independientemente del país en el que opere. Valoramos el talento de los empleados que trabajan con mucho esfuerzo y esto nos permite reconocer la constancia de todos los que forman parte de nuestra comunidad. En Cabify prima el talento e identificamos a los mejores profesionales para crecer de forma paralela. Respecto a los conductores, nos basamos en la excelencia para ofrecer al usuario un servicio de calidad.

  • ¿Cómo lo hacéis en México con el problema de los secuestros y dónde la policía tampoco es de fiar?
  • En relación a las medidas de seguridad, Cabify ofrece al usuario la información del conductor que puede compartir con terceros, así como seguir en directo el trayecto. Por supuesto, contamos con un equipo de atención tanto al conductor como al pasajero 24/7. También contamos con un seguro de responsabilidad civil de 50 millones de euros, que cubre cualquier tipo de circunstancia vinculada con el servicio de transporte.

    Hemos implantado una estrategia enfocada a la seguridad de nuestros clientes y en beneficio de los ciudadanos. Todos nuestros conductores reciben formaciones exhaustivas, reconocimientos médicos periódicos y han tenido que superar pruebas que garanticen su profesionalidad al volante, Por su parte, los usuarios de Cabify tienen la oportunidad de valorar el servicio recibido al concluir cada trayecto. Un equipo de profesionales Cabify se encarga de analizar la calidad del servicio para garantizar la satisfacción del cliente. El 98% de los clientes puntúa siempre con una puntuación de 5 sobre 5 (siendo 5 la mejor puntuación) el servicio que ofrecen los colaboradores.

  • ¿Qué porcentaje de mujeres hay?
  • En Cabify contamos con un equilibrio entre ambos géneros, si bien es cierto que actualmente el porcentaje oscila entre un 75% hombres y un 25% mujeres.

  • ¿Publicáis ofertas de trabajo? ¿Dónde?
  • Sí, todas nuestras ofertas de empleo se publican en nuestra página web: https://cabify.com/es/jobs, en la sección Trabaja con nosotros y en la red social Linkedin.

  • ¿Cabify paga bien?
  • En el caso de los conductores, nuestro modelo de negocio está pensado para proteger y garantizar su promedio de ingresos, ya que regula la oferta y la demanda para que los colaboradores no se vean afectados por variaciones del mercado. El sueldo medio oscila entre los 1.000 y 2.000 euros al mes, depende del país y de la ciudad. Llevamos tiempo trabajando en un convenio colectivo para que nuestros proveedores se tengan que adscribir al mismo y de alguna forma conseguir cuidarles y que sientan una estabilidad económica para poder profesionalizar el sector y que perciban esta actividad como un trabajo a largo plazo. Avanzamos en esa dirección, aunque en el caso de países como España, la legislación actual no nos facilita las cosas

    .