Mercado de MotoresKarrierebibel.es entrevista a Teresa Castanedo Arriandiaga, co-founder del start up Mercado de Motores que existe desde un año y era un espacio totalmente nuevo en Madrid cuando se creo hace algunos años. La ex-presentadora de informativos en TeleMadrid, ha visto tras visitar los mercados de diferentes ciudades europeas, que en España no había mercadillos chulos. Durante los últimos años su carrera empresarial ha tenido muchos altos y bajos, aunque en general el éxito ha sido espectacular y ha tenido mucho impacto en la escena de Start ups en España.

¿Cuánto tiempo ha tardado en realizar la idea de este start up?

Primero realizamos una venta de bicicletas de segunda mano en la galería de arte de un amiga. Las vendimos todas en dos horas. Pensamos en un lugar más grande y con más objetos y con comida y bebida. Intentamos alquilar varios recintos municipales, porque el Ayuntamiento de Madrid es propietario de algunos de los mejores edificios de la ciudad, pero nos lo negaron en todos. Hasta que al final, Metro de Madrid nos alquiló la Nave de Motores, un edificio industrial muy bien cuidado pero muy poco visitado y lejos de cualquier circuito comercial o turístico. Estuvimos celebrando el mercado una temporada y se nos quedó pequeño el recinto. Fue cuando decidimos buscar un lugar más grande y recalamos en el Museo del Ferrocarril, nuestra actual sede.

¿Con qué trabas os habéis encontrado?

Las principales trabas han sido las negativas a alquilarnos un recinto para celebrar el Mercado. Madrid no es una ciudad pionera. A los empresarios, entidades y administraciones les gustan las empresas conocidas y los empresarios fuertes. A los nuevos no se les presta atención. No hay gente al mando que corra riesgos. Pero hay que ser perseverante en entornos. Pero obtener una licencia y mantener una licencia sigue siendo un reto en España.

¿Cómo es el modelo de negocio?

El modelo de negocio está basado en la hostelería, pero también muchos stands de productos de artesanía. Los alquileres a los comerciantes son baratos. Queremos tener a los mejores y que no duden por un alquiler elevado. También de esta forma podemos correr riesgos y traer a gente que empieza.

¿Por qué se hace solamente una vez al mes?

Para darle mayor exclusividad y que no decaiga su interés.

¿Cuanta gente viene cada vez que se organiza?

Entre 30.000 y 45.000 personas por fin de semana, sobre todo si hace buen tiempo.

¿Como habéis encontrado la gente que expone?

Nos costó bastante encontrar gente que expusiera. Hemos ido tienda por tienda, llamando personalmente a creadores y diseñadores que encontrábamos en internet. Muchos nos dijeron que no, otros nos dijeron que si. A la mayoría les invitamos a probar la primera vez, sin pagar.

¿Tenéis planes de expandir el modelo a otros sitios?

Podría ser. Pero haríamos otro tipo de mercado. Lo hemos valorado e incluso a habido gente que se nos ha acercado para preguntar si haríamos el Mercado en otras ciudades. Pero no tenemos prisa ni queremos confundirnos. ¡Tampoco queremos hacer un McDonalds!

¿Cuánta gente trabaja en el proyecto y cómo lo combinas con tu trabajo de periodista?

En Mercado de Motores de forma continua trabajamos cuatro personas. Cuando se celebra el Mercado contratamos un equipo de producción y otro equipo de camareros para la celebración del evento, además de vigilantes y personal de mantenimiento y limpieza. Cada vez que se celebra el Mercado hay un total de 50 personas detrás. Muchísimas! Mi trabajo como periodista lo he trasladado al mercado porque me piden mucho material gráfico y otro tipo de información, además de llevar personalmente las redes sociales, con varias publicaciones al día y la cantidad de preguntas que generan.

Teresa en directo