Sorprendido buscando trabajo en la oficina: ¿y ahora?Atrapado – estás buscando trabajo y te has detenido a mirar una oferta que te interesó cuando pasa tu jefe y da un vistazo a tu pantalla… o has actualizado tu carta de motivación y la has olvidado en la impresora… o tu superior ha escuchado el último pedazo de tu conversación telefónica donde hablas acerca de un puesto de trabajo interesante con un caza talentos…

Te pillan buscando trabajo en la oficina

La mayoría de la gente tendrá la intención de disculparse inmediatamente. Es una situación incómoda y le comunica al empleador: ya no estoy contento, me quiero ir. Aquí te mostramos cinco maneras en que se puede resolver este incidente.

1. Atrapado buscando trabajo: tu jefe ofrece una reunión

Después de que tu jefe se haya ido, seguramente no querrás ir a su oficina. Pero: ¿Quizás él esté interesado en tus motivos para cambiar de trabajo? Seguramente tu empleador en esta charla quiere saber qué te motivo buscar otro trabajo. ¿Quizás haya algo que él puede hacer para conservarte en el puesto?

Qué puedes hacer:

Por último, es una buena oportunidad para tener una charla abierta y constructiva. Cuando realmente no te sientas contento con tu trabajo, es la oportunidad de comunicarlo. Ten cuidado sobretodo de mantener la calma y de mantener un tono de conversación moderado.

No ayudan frases como:

Llevo tres años en la empresa y todavía no he sido promovido.

No he obtenido aumento de salario y ya llevo tres años trabajando en esta compañía.

Es mejor decir:

Estoy en un punto en mi carrera en el cual me gustaría dar el siguiente paso. Quiero desarrollarme más profesionalmente y tener mayores responsabilidades. Desafortunadamente, en mi posición actual no veo cómo puedo alcanzar mi objetivo.

2. Atrapado buscando trabajo: serás promovido

Por lo general, ningún jefe quiere perder alguno de sus empleados mejor calificados. En este caso, cuando tu jefe acepta que eres parte primordial de su equipo puede ser el inicio para un posible ascenso, ese sería el caso ideal.

Qué puedes hacer:

Cuando el motivo principal sea poca remuneración o escasas oportunidades de ascenso, esta es una buena oportunidad para exigir lo que quieres. Acepta la oferta siempre y cuando sea conveniente para ti. Pero cuando estas en busca de algo más grande, es entendible que mires otros horizontes.

Al fin y cabo un par de euros más en tu cuenta no harán la diferencia para que te quedes en el trabajo.

3. Atrapado buscando trabajo: estas bajo estricta vigilancia

Ahora será incómodo. Normalmente el empleador no vigila todos los movimientos, ni controla automáticamente lo que el empleador busca en internet.

Solo cuando haya una posibilidad para que te terminen el contrato, puede haber una razón para este tipo de desconfianza.

Qué puedes hacer:

Cuando decidas conservar tu trabajo, intenta reparar este incidente y ganar la confianza nuevamente de tu empleador.

En las reuniones de trabajo demuestra tus conocimientos, realiza tu trabajo con puntualidad y muestra interés general por tu trabajo – todo eso le muestra a tu jefe que realizas tu trabajo con dedicación aunque cuando sospeches que te pueden despedir.

4. Atrapado buscando trabajo: te van a despedir

La situación menos deseada pero probable: tu jefe está enfadado con tu falta de lealtad y te va a despedir. Durante el periodo de prueba te pueden despedir sin justificación alguna.

Pero también existe la posibilidad que despidan a alguien en el transcurso de dos semanas y encuentren cualquier motivo para justificarlo. Lo importante, una situación incómoda.

Qué puedes hacer:

No firmes nada que no hayas comprobado exhaustivamente. Si la razón del despido se basó en un comportamiento de trabajo normal, puedes proceder en contra.

Lo puedes hacer a través del comité de la compañía o con el sindicato. Si no eres miembro del sindicato, siempre tienes derecho a un abogado.

5. Atrapado buscando trabajo: no pasa nada

Está también es una opción: tu jefe no tiene ganas de sentarse contigo y aclarar todo lo que paso. Eso no significada nada – quizás él lo tiene presente en su cabeza.

Quizás él se muestre más amable en el futuro para valorar su trabajo o simplemente omite lo que paso.

Qué puedes hacer:

De todas maneras debes mostrar profesionalismo en el día a día. Cuando el ambiente empeora es claro lo que pasa. Hazle entender a tu jefe que estás totalmente comprometido con el trabajo.

Dile que simplemente tenías curiosidad por tu desarrollo profesional y querías echar un vistazo a las posibilidades. Mientras tanto debes ganar su confianza nuevamente y demostrarle que haces bien tu trabajo.