En tan solo unos días, tendrá lugar un nuevo hito para las compras, el
“Día del Soltero”, también conocido como 11.11, con el que se adelantan
aún más las compras navideñas. Este fenómeno de consumo, basado en una
filosofía más individualista y hedonista, en consonancia con el estilo
de vida de los singles, invita a todos, tanto a solteros como a los que
no lo son, a regalarse a sí mismos.




La felicidad de vivir como soltero

Ser single es para muchos un nuevo modo de vida que
encarna la filosofía del nuevo consumidor de la era digital. Un perfil
de consumidor que está cobrando cada vez más importancia como
dinamizador del consumo y que, en consecuencia, atesora un potencial de
negocio muy importante para muchas empresas de España.

Un estudio elaborado por Bankinter Consumer Finance revela que el 11.11 y otros fenómenos nacidos durante la última década, como el Black Friday o el Cyber Monday, están cambiando muy rápidamente las dinámicas de consumo. Estos fenómenos están vinculados a las transformaciones que se están produciendo en el mundo moderno, marcadas por la creciente digitalización y la globalización, el surgimiento de nuevos modelos sociales y familiares, así como por la rapidez con la que cambian en los ciclos económicos, entre otros.

Globalización y conexión con el consumidor.

El “Día del Soltero” es una iniciativa surgida en China hace diez años
como reacción de un grupo de estudiantes al Día de San Valentín. Durante
este tiempo se ha convertido en un gran fenómeno de consumo que,
promovido e impulsado por el Grupo Alibaba, está consolidando su
expansión a otros mercados. A pesar de ser un fenómeno incipiente en
nuestro país, España es uno de los mercados clave en el 11.11. De hecho,
ese día de 2018 fue el segundo país en realizar más pedidos en
AliExpress, solo por detrás de Rusia.Helios

En lo que más gastan los singles es en las compras en el supermercado (33% de sus gastos), en combustible y otros relacionados con el automóvil (16%), en restaurantes y bares (12%). Los hombres solteros han aumentado su consumo en ocio un 12,5% desde 2016, mientras que las mujeres solteras han disminuido el gasto en este segmento en un 1,3%.  En caso de que sus ingresos fueran mayores, el 32% de los singles los dedicaría a viajar y el 16% a actividades de ocio y entretenimiento. El 25% considera que ahorra más que hace unos años, frente al 19% del global de las familias que tiene esta misma opinión. Los solteros son los que más compras online realizan. Concretamente el 24% de sus compras en 2018 las han realizado a través de este canal, frente al 20,5% en 2016.