guiadeltrabajo.com entrevista a Josefina González, Alcadesa de Los corrales de Buelna, un pueblo que destaca por sus fiestas, las "Guerras cántabricas". Trabajando y celebrando juntos ha mejorado muchas cosas en el pueblo, queremos saber de la alcadesa cómo, cuando y por qué.

Usted no esconde que es de izquierdas y del PSOE. ¿Qué ha hecho en sus años de alcadesa para la ciudad?

Somos un municipio eminentemente industrial y nuestras empresas han superado el periodo de crisis manteniendo una tasa de empleo bastante estable. En los últimos tres años ha bajado un 30,33% el paro en nuestro municipio, solo el año pasado el porcentaje de disminución fue del 13% y el año pasado 88 personas más encontraron un trabajo. Hace 5 años había unas 400 personas más en paro. En estos momentos, el porcentaje de parados está en torno al 7% de la población activa. Solamente para comparar: En Cantabria, la tasa de paro es del 11,6 y en España de 16,1, por lo tanto estamos muy por debajo de la media de la comunidad y del País.

Los habitantes de Los corrales de Buelna, unas 11.000 personas. ¿Vive también el pueblo los retos de la inmigración?

No tenemos datos fehacientes, pero la tasa de inmigración no es muy alta, hubo una etapa durante la bonanza económica en la que aumentó notablemente la población extranjera, sobre todo rumanos vinculados a la construcción que tras la crisis han regresado a su país.



Hay un pequeño porcentaje de inmigrantes de origen árabe, sobre todo procedentes de Marruecos que en su mayor parte están integrados en la población, pero tampoco es un porcentaje muy significativo.

El pueblo es muy interesante por su riqueza gastronómica y su situación cerca del mar y de Santander. ¿Cómo ha evolucionado el turismo en tiempos de "guerras cantábricas"?

Contamos con un monumento funerario celta de bastante importancia que figura en el escudo de Cantabria (las Estelas), y nuestro entorno en el valle hace que nuestra riqueza natural nos brinde bonitas rutas. Pero dado que en Cantabria hay mucha oferta de turismo, no éramos un destino turístico reconocido hasta que llegaron nuestras Guerras Cántabras, que han situado a nuestro municipio dentro de del panorama Cántabro y nacional como un referente de fiestas de recreación histórica y un lugar de asistencia recomendada en el verano de nuestra comunidad.



Estamos aprovechando el tirón y trabajando para que otras riquezas se conozcan a todos los niveles, como son las magostas de Buelna (reunión de población en torno al fruto de la castaña, asándola y compartiendo la tradición), la ruta por los edificios monumentales representativos, visita al Museo de la Industria y de las Estelas, etc..

Las fiestas del pueblo han reactivado la población, ¿también la natilidad?

La natalidad este último año está sufriendo un baja considerable con respecto a años anteriores, hasta hoy la tasa de natalidad es de 34 nacimientos, mientras que en el año 2017 fue de 87 y en 2016 fue un total de 72.

Y en un pueblo donde la gente trabaja todo el año juntos para celebrar unas fiestas especiales, ¿es cierto que la gente se cuida más? ¿Hay menos crímenes?

Tenemos un porcentaje de delincuencia, que destaca por estar también por debajo de la media regional y nacional. En cuanto a criminalidad, no se ha producido ningún hecho de estas características en varios años.

Cómo es la vida de alcadesa?

El PSOE desde el principio de la democracia ha gobernado en los Corrales hasta el año 1999, que entró el Partido Popular. Desde entonces ha habido alternancia, en la cual, nosotros hemos gobernado en coalición con el PRC las legislaturas 2003-2007 y en la actualidad desde el año 2015 hasta fin de legislatura, también en coalición con el PRC. Como alcaldesa, he comenzado mi andadura en esta legislatura.



Al ser un pueblo industrial, siempre ha tenido una base sindical muy importante, activa y fuerte que se ha mantenido a lo largo de nuestra historia hasta la actualidad. Hemos sido un pueblo muy luchador por los derechos laborales y de ahí la fuerte tradición de la izquierda. Confrontada con una derecha muy extrema que afortunadamente en la actualidad, aunque no ha desaparecido, ha quedado integrada en partidos democráticos.

¿Cómo ha cambiado la vida en el pueblo gracias a las Guerras Cántabricas?

El resto de fiestas de la comarca mantienen su propia idiosincrasia. En concreto la fiesta de Guerras Cántabras ha fomentado un cambio social y cultural muy evidente y visible entre nuestros vecinos y visitantes, por ejemplo:

  1. El mes de agosto era un mes vacacional en fábrica y el pueblo quedaba prácticamente desértico y en la actualidad con el comienzo del montaje ha sido un incentivo para la permanencia y asistencia de vecinos y visitantes, tanto participantes de la fiesta como turistas.
  2. Ha cambiado la visión de nuestra historia, acercándonos a conocer tanto a nuestros antepasados como la forma de afrontar socialmente las invasiones en aquella época.
  3. Amplio conocimiento de prácticamente todos los participantes de los personajes históricos, de escritos, vestigios, vestimenta, menaje y demás elementos de la sociedad de la época que recreamos (Agripa, Antistio, Corocota, César Augusto, etc..) a un nivel más profundo de los habitual.
  4. Trabajo en equipo de todo un pueblo, formando asociaciones y participando todo el año en la preparación y desarrollo de la fiesta.
  5. Reparto de roles dentro del grupo que enriquecen la vida grupal (ejemplo, encargados de montaje, decoración, cocina, etc..).
  6. Participación activa en los actos teatralizados de la mayor parte de los participantes, adentrándose en el mundo cultural en dos vertientes diferentes, por un lado, conociendo la historia de nuestra raíz como pueblo cántabro y por otro, activando la participación y el conocimiento de las artes escénicas, proporcionando a muchos de nosotros la oportunidad de participar y perder el miedo al escenario.
  7. Gracias a los asesores históricos de la asociación, estamos constantemente renovando todo aquello de lo que en principio no teníamos conocimiento fehaciente, como por ejemplo, adecuando nuestro vestuario a la realidad que nos van descubriendo, lo que supone un valor añadido a la fiesta con respecto al rigor histórico.
  8. En este punto hay que decir que también ha fomentado el uso y conocimiento de manualidad de los participantes, sobre todo en la propia confección de su vestimenta. En los días comprendidos entre los dos fines de semana, se han puesto en marcha conferencias relacionadas con la fiesta, que año tras año van adquiriendo un mayor peso cultural y social, así como un gran nivel académico de sus ponentes, que hace que en la actualidad el aforo sea importante, así como el conocimiento en general de estas jornadas.

¿Qué está planificado para 2019?

La propia asociación y sus participantes, en un pleno y magnífico ejemplo de participación ciudadana, organiza todos los actos y todo el programa de fiestas con independencia de la corporación municipal. Por mi parte, tienen todo el apoyo y todo el reconocimiento, todo cuanto puedo aportar no dudo en hacerlo y ellos lo saben.

Aunque nos gustaría que para la próxima edición podamos conseguir el nuevo objetivo marcado de ser Fiesta de Interés Turístico Internacional. Por lo demás, la propia comisión, donde están representantes de todos los grupos, hace un análisis de la evolución de la edición y toma las decisiones oportunas para corregir y mejorar todo aquello que se proponga.

¿Cómo ha cambiado la vida en el pueblo con las fiestas?

Los pueblos que han querido formar parte de esta iniciativa han contado con la oportunidad de formar su propio grupo dentro de la asociación, cada uno trabajando todo lo anteriormente expuesto, primero de forma individual entre ellos y luego de forma colectiva con todos.

¿Cree que es posible realizar este experimento en otros sitios?

Teóricamente sí, de hecho nosotros somos la muestra de que esto es posible, tenemos una historia de 18 años, con lo cual es posible innovar. Pero por otra parte, es necesaria la implicación social y política de todo un entorno y sin esa cohesión no sería posible que a través de los años no solo sea una realidad, sino que además de mantenerse en el tiempo, mejore cada edición de forma factible.