Las salidas a bolsa del mercado europeo han sufrido un fuerte descenso en el tercer trimestre de 2019. Entre julio y septiembre, se han producido un total de 16 OPVs, por las 41 del trimestre anterior. En total, se han levantado 3.800 millones de euros, frente a los 11.400 millones del segundo trimestre. En lo que va de año se han producido 69 OPVs con un total de 15.900 millones, un 40% y un 55% menos, respectivamente, que en el mismo periodo de 2018. Son algunas de las principales cifras del Observatorio de Salidas a Bolsa en Europa que elabora de forma periódica PwC.




Deutsche Börse lideras un mercado pequeño

La alemana Deutsche Börse AG y la sueca Nasdaq Stockholm encabezan la lista por volumen, impulsadas por dos macrooperaciones: por una parte, la compañía de software TeamViewer AG llegó hasta los 2.ooo millones en el parqué de Fráncfort. Por otra, el grupo de inversión EQT Partners AB, alcanzó los 1.200 millones en la bolsa de Estocolmo. La tercera OPV más voluminosa ha sido la de JPMorgan Global Core Real Assets Ltd, que levantó 169 millones en la Bolsa de Londres.

La bolsa da miedo

Para Rocío Fernández Funcia, socia responsable de Mercado de Capitales, “las cifras están ahí y constatan un descenso de la actividad de salidas a Bolsa de manera generalizada y del que España, que atraviesa una sequía de casi un año, no se escapa. El entorno geopolítico global, con la guerra comercial de EEUU y el Brexit a la cabeza, tiene su parte de culpa, pero la inestabilidad política de nuestro país aleja aún más a los inversores que huyen de las incertidumbres a la hora de generar demanda. Mientras tanto, se acumula el número de compañías con muy buenas historias de negocio a la espera de tiempos más favorables para saltar al parqué. A poco que la situación se estabilice, empezaremos a ver de nuevo salidas a Bolsa de compañías que continúan preparándose para acertar en su debut bursátil.”