Trabajar en un Call-Center puede ser el infierno para algunos y sobre todo para gente sensible al ruido. Hay personas que no les importa que alguien a su lado llame por teléfono o que los compañeros conversen entre ellos. Y luego, hay otras que literalmente sufren cuando están distraídos constantemente.

Cuando el trabajo se convierte en un infierno para los oídos

Yo soy una de las personas que no se pueden concentrar cuando los compis hablan. Además del ruido en la oficina, está el ruido de fuera que puede ser importante dependiendo de la calidad de las ventanas y de la orientación de la oficina. La tranquilidad produce harmonía y flujo de trabajo, mientras que, y está probado, el ruido reduce la productividad de los empleados.


Las oficinas compartidas no funcionan


Las oficinas abiertas
tienen un problema muy grande: se oye todo, se ve todo y se comparte todo. Este tipo de espacios son buenos para la vida social, pero no tanto para la productividad. Un informe de la Universidad Cornell llega a la conclusión de que las oficinas compartidas son la queja más frecuente presentada por parte de los empleados a sindicatos y jefes.

Las consecuencias de demasiado ruido en el trabajo

En España no es tan conocido, pero está comprobado que el ruido provoca enfermedades como migrañas y insomnio. Tinnitus puede ser uno de las consecuencias negativas. En el peor de los casos, puede producir ansiedad y hasta un infarto. Además, con el ruido se reduce la motivació El reto más grande es en una situación de mucho lío mantener el ritmo de trabajo para que no se enfade el jefe.

Consejos para mejorar la situación

    • Aumentar la tolerancia de los ruidos

Este es un ejercico de concentración. Intenta no escuchar tu entorno concentrándote con toda tu energía en lo que tienes que hacer en ese momento.

    • Ponte música si los otros hablan

Si los otros hablan, ponte los cascos y escucha música mientras elaboras tu próxima presentación.

    • La alternativa de un Home Office

Si realmente no puedes trabajar en tu oficina, intenta trasladarte a otro sito, por ejemplo pide trabajar desde tu Home Office. En Alemania ya es bastante normal trabajar cierta cantidad de horas desde casa.

    • Habla sobre tu problema

Si el ruido te molesta realmente tienes una posibilidad de hablar abiertamente con tus jefes y compañeros. Normalmente muchas veces el ambiente ruidoso no gusta a nadie y solamente es cuestión de que una persona lo admita y pida un cambio.



¿Cuál es el nivel de ruido permitido en una oficina?

80 decibelios son el máximo de ruido que se permite en una oficina. A partir de 85, hay que llevar una protección en los oídos. Bueno, esto es en Alemania. En España la gente es más tolerante al rudio. Las familias ya están acostumbradas a un nivel de lío y ruido, y la oficina puede parecer una oasis de silencio.