de Jan Goller

España es una monarquía constitucional pero existen también voces que quieren transformarla en una república con democracia. Uno de ellos es el investigador Alfonso J. Vázquez Vaamonde, socio de la Red Republicana fundado en 2010. Además es afiliado al partido político Unión Republicana.

Por cierto, la Red Republicana forma parte de la Alianza de Movimientos Republicanos Europeos (AERM) que organiza anualmente un congreso. Estos tienen lugar en los países de los miembros como Bélgica, Dinamarca, Holanda, Noruega, Suecia y Gran Bretaña.

Guiadeltrabajo.com habló con Vaamonde para saber lo que significa tener una república, cómo se define y qué aportará a España a nivel de puestos de trabajo. No nos da muchas repuestas, pero nos parece interesante dar a conocer su punto de vista.

¿Cómo se define una República?

Un ser humano se convierte en una persona cuando es considerado como tal. El atributo fundamental de una persona es su dignidad. Ella reside políticamente hablando en el reconocimiento de la IGUALDAD en derechos a todos los seres humanos e iguales personas.

Otro atributo igualmente esencial es el de la LIBERTAD. Nace de esa igualdad porque nadie está por encima de nadie y por tanto nadie tiene derecho a apropiarse de la libertad de los demás.

El tercer atributo característico de la República es la FRATERNIDAD. Ésta es el fundamento de la ética del comportamiento de la que nace el rechazo al abuso, a la corrupción y a todos los comportamientos que no son más que el atropello a la libertad y a la igualdad.



¿Qué cambiaría para los ciudadanos españoles?

Que los ciudadanos interioricemos estos tres elementos es el primer paso para constituir una sociedad cuya ética garantiza la convivencia. En particular en España permitiría que fuera verdad, y no mentira,

que "Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social" porque prevalece la discriminación por razón de nacimiento, Felipe VI es hijo de Juan Carlos I, discriminación por razón de sexo, Felipe VI es el tercer hijo, discriminación por una condición y circunstacnia personal y social la de haber sido nombrado rey por Franco se otorgó el derecho de crear un reino, donde había una república democrática, y de elegir a quien nombraba rey.

que "La ley regulará el estatuto de los funcionarios públicos, el acceso a la función pública de acuerdo con los principios de mérito y capacidad, las peculiaridades del ejercicio de su derecho a sindicación, el sistema de incompatibilidades y las garantías para la imparcialidad en el ejercicio de sus funciones" (art. 103.3 CE78). Pues dado que Felipe VI no es un político electo, hay que considerarlo un funcionario del Estado con un discriminatorio derecho hereditario.

¿Qué efectos tiene una República con respecto a la economía?

La posición de la República respecto a la economía depende de su naturaleza. Pero debe ser como era la II República, hasta que lo impideron con un Golpe de Estado faccioso que fracasó. Tras ello se inició la Segunda Guerra Mundial, de modo informal, porque aquí lucharon los ejércitos regulares nazi e Alemania y fascita de Italia apoyando a los golpistas facciosos españoles bendecidos por la Iglesia Católica que animó y justificó el genocidio de los demócratas, fueran de derechas o de izquierdas.

Fue una guerra mundial que estuvo restringida al territorio español iniciada ya antes con la invasión de los sudetes y la anexión de Austria hasta que, despues de la guerra en España se colmó el vaso con la invasión de Polonia y dijeron ¡hasta aquí!

Bueno, no ha respondido realmente, ¿cuáles son las ventajas?

Las ventajas de una república democrática son las que derivan de su fundamento ético, IGUALDAD LIBERTAD y FRATERNIDAD,

De esa IGUALDAD deriva no solo la de derechos ante la ley considerados gente con menos derechos: ni esclavos frente a amos, ni siervos frente a señores, ni mujeres frente a varones, ni inmigrantes frente a "nacionales", ni de trabajadores frente a capitalistas, ni de parados frente a trabajadores precarios ni de trabajadores precairos frente a trabajadores con contratos dignos., etc.

De esa LIBERTAD deriva el derecho de opinión lindando con el infinito, que es el primero en atropellarse detrás del cual vienen todos los demás atropellos; la consideración de los funcionarios, en particular los agentes de policía y demás cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, como empleados al servicio de la protección de los derechos de los ciudadanos y no de sus "amos".

De esa FRATERNIDAD nace la fórmula de resolución de las divergencias de opinión por acuerdo y no mediante conflictos que acaben en triunfadores y derrotados.