En España, al menos 5.000 personas hacen sus propios programas de radio. “No pensemos solo en la ciudadanía como oyente de la radio. Esto es así a pesar de que el Gobierno de España incumple por séptimo año consecutivo la Ley General de Comunicación Audiovisual al no planificar licencias para este tipo de operador. Naciones Unidas anima a festejar el Día Mundial de la Radio en su página web destacando: "ante el peligro de que las redes sociales y la fragmentación del público nos agrupen en burbujas informativas formadas únicamente por personas afines, la radio figura en una posición única para unir a comunidades diversas y fomentar el diálogo positivo y el cambio”.

Licencias para creadores de radios

De hecho, a mediados de 2017 el Congreso aprobó una proposición no de ley en la que instaba al Ejecutivo a cumplir la ley. Pero el Gobierno sigue maltratando a la ciudadanía con su inactividad administrativa. Pone excusas peregrinas para no cumplir la ley. En el mejor de los casos, esta actitud es fruto de una miopía incomprensible. En el peor, una apuesta decidida por no profundizar en la democracia que debería ser perseguida por todos los medios.

Además, con estas dificultades, el Gobierno viola derechos fundamentales de toda la ciudadanía al incumplir el artículo 4 de la ley audiovisual que establece que "Todas las personas tienen el derecho a que la comunicación audiovisual se preste a través de una pluralidad de medios, tanto públicos, comerciales como comunitarios". Proteger y promover estas radios y televisiones ayudaría a reducir las emisiones pirata (con ánimo de lucro pero sin autorización).




Fin de la radio comunitaria

Una radio comunitaria es un tipo de medio de comunicación cuya propiedad es de una entidad sin ánimo de lucro. En ella, la ciudadanía aprende a ejercer su derecho a comunicar de una forma veraz y atractiva. Por otra parte, la gente implicada gestiona el medio para hacer posible el ejercicio de ese derecho. Mientras tanto, radios comunitarias como CUAC FM (A Coruña) se han visto obligadas a dejar de emitir en FM y se enfrentan a una multa de hasta 200.000 euros por haber estado funcionando sin una licencia imposible de conseguir. La Red de Investigación en Comunicación Comunitaria, Alternativa y Participativa (RICCAP) tienen registrados 200 medios comunitarios de radio y televisión en España. La mayoría se ubican en municipios de menos de 100.000 habitantes (29%). Aunque hay radios comunitarias en capitales como Madrid, Barcelona, Valencia, Bilbao, Sevilla, Málaga, Córdoba, Huelva, Salamanca, Santa Cruz de Tenerife, Las Palmas de Gran Canaria y Alicante, entre otras.




El 36% de las radios comunitarias del estado español produce entre 6 y 15 programas propios; y el 56% emite la misma cantidad de espacios creados en otras radios. Esto da una idea de la importancia de la colaboración entre estas iniciativas. La franja de emisión más habitual es la de lunes a viernes por la tarde. Predominan los contenidos culturales (86%), musicales (75%) y de derechos sociales (72%).

El investigador de RICCAP Alejandro Barranquero destaca que el estudio Jóvenes y Tercer Sector en España refleja que los medios comunitarios son “un espacio de aprendizaje en comunicación y en valores ciudadanos para la juventud”. Además, dan cabida a diferentes colectivos como el de salud mental, la diversidad sexual, migrantes y mujeres, entre otros. El Día Mundial de la Radio subraya el carácter de punto de encuentro que tienen las radios comunitarias.

El radio de Madrid: M21

La emisora escuela M21 es la radio pública municipal del Ayuntamiento de Madrid, que emite para toda la ciudad información sobre cultura, ocio, turismo y servicio público. Su redacción está formada por un equipo de profesionales del periodismo de diversas áreas que trabaja junto a una plantilla de alumnos de periodismo y radio en prácticas.