Marcguiadeltrabajo.com ha hablado con Marc Díaz Williams, fundador de la agencia Katapult en Madrid. Creado en 2011 nadie creía que con publicidad se podía crecer en estos duros tiempos de post-rescate del sector financiero. Pero Marc, medio americano y viendo del sector financiero, sabía que sí es posible con un poco de creatividad diferente. El jóven empresario acaba de recibir la distinción del prestigioso Instituto Choiseul de ser uno de los 100 Futuros líderes económicos del mañana. El ranking CHOISEUL 100 ESPAÑA elaborado por este organismo (“think tank” independiente dedicado al análisis de asuntos estratégicos internacionales) ha identificado a los 100 jóvenes españoles menores de 40 años más influyentes en el mundo empresarial en nuestro país.

¿Cómo has dado la vuelta al sector?

Primero tenía tantas ganas de trabajar en publicidad que mi motivación de tener éxito era altísimo. Sabía que tenía que empezar a ofrecer otras cosas que la publicidad clásica. Quiere decir que spots en la tele y banners son "old-fashioned". Nadie mira ya la publi en la tele con atención. He decidido que hay que mezclar marcas con emociones fuertes y duraderas como lo ha hecho Steve Jobs.

Pero tú vienes del Corporate Finance, que es un mundo mucho más rápido y con salarios mucho más altos. Creatividad no es importante, sino especulación, información y también ser muy listo. ¿Cómo has podido sobrevivir en estos últimos años un sector dónde no cuenta tanto el tiempo, la velocidad y el dinero?

4

Bueno, yo ya estaba trabajando un tiempo en la representación de deportistas y acercándome de está manera al mundo de las marcas gestionando talentos deportivos que son como marcas. Y en mi vida privada siempre me han fascinado las marcas, su vida, su impacto y poder. Pero es cierto que yo ahora gano mucho menos dinero y quizás trabajo más horas, pero la sensación de hacer algo realmente grande y tener un gran equipo que te apoya en creando ideas cada día, es algo que no cambiaría por dinero. Bueno, también hay que decir que no vamos mal. Tenemos ya 26 empleados y una facturación anual de más de un millón de euros.

Tú no tenías ni idea del mundo creativo. ¿Cómo has podido crear una de las agencias que más crece en España?

Porque mis socios sí venían de este mundo y aportaban su experiencia. Juntos hemos creado algo que es nuevo para todos. Advertising is dead. Esto está claro, crear marcas pasa por crear recuerdos relacionados con el producto. Nosotros creamos emociones que ayudan a las marcas grabarse en la mente de la gente. No pensamos tanto en eventos de música etc, sino sobre todo en actos sociales que dejen recuerdos positivos en la gente, por ejemplo un hospital que financia un programa de diversión o de educación para los pacientes, una empresa que apoya un colegio o como hemos hecho ya varias veces marcas que tienen sus propios teatros. La publicidad clásica como todavía la vemos en la tele o en Internet, solamente tiene éxito ahora en superficies. Los autobuses se han convertido en la antigua tele.

¿Esto lo que hacéis no es igual como sponsoring? ¿Qué es lo novedoso de la estrategia de Katapult?

La idea principal es que las marcas deben estar donde las personas generamos nuestros mejores recuerdos formando parte de ellos: deporte, ocio, cultura y vida digital. Marcas y personas deben encontrarse fuera del uso normal, en la vida personal de cada uno. Con este fin la agencia es especialista en diferentes campos con: Katapult ADS&CNT, Katapult, SPORTS, SCENA, MUSIC, ARTS TECH y NAMING RIGHTS. Para Cofidis, una sociedad financiera que tenía una mala imagen, hemos comprado un teatro en Madrid que ahora es el Cofidis Teatro. La marca ha ganado enormemente a través de esta combinación de cultura con el negocio bancario dejando huellas en la gente que son positivas y duraderas. Para mí las empresas privadas tienen que llenar este espacio cultural y social que el Estado ya no puede financiar. Esta tendencia de crear espacios con su marca en la vida pública es en EEUU bastante normal, en Europa estamos todavía al principio.

Bueno, no es tan fácil. El caso del Metro de Madrid y Vodafone es un buen ejemplo. Al final el Ayuntamiento no quería prolongar este contrato con la empresa.

En este caso era porque el Metro de Madrid no tenía eventos chulos para llenar esta alianza con vida, con conciertos en el metro, actos de teatro etc..

Por último, dínos capacidades que uno necesita para tener éxito en este sector de "nueva publicidad"...

Hay que tener ganas, pasión y mucha empatía. Hay que ponerse en la piel del otro. Una agencia ya no crea para ser extravagante o cool, se trata de hacer algo impactante para la sociedad, por lo menos yo pienso así.