no futuro-profesiones-mercado laboral-cambioCada vez hay más tareas y trabajos desempeñadas por máquinas: para muchos trabajadores empleados y autónomos, el futuro es incierto ya que se espera una automatización aún mayor del trabajo. Te mostramos 9 profesiones sin futuro en los que no les recomendamos, ni a ustedes ni a sus hijos, especializarse...

Diferentes enfrentamientos entre seres humanos y máquinas:

¿Cuándo fue la última vez que un empleado te llenó el depósito del coche? ¿Y cuándo un vendedor de libros te atendió en una librería? Así podríamos continuar preguntándonos: ¿Cuándo fue la última vez que cogiste un taxi y llamaste al taxista por su nombre? Hay profesiones que van cambiando, se desarrollan de diferente manera...pero hay otros trabajos muy rutinarios, como por ejemplo en cadenas de montaje, o meter datos en un ordenador, que están destinados a desaparecer.

En un interesante estudio, Carl Benedikt Frey y Michael Osborne, catedráticos de la Universidad de Oxford, concluyeron que, en los próximos años, el 47% de los trabajos en las ciudades comenzarán a ser desempeñados masivamente por máquinas en vez de por personas. Esto nos deja un pronóstico amenazador; incluso hay trabajos intelectuales y científicos que se encuentran en la lista roja. Los científicos piensan que incluso los trabajos realizados por historiadores y economistas pasarán a ser desarrollados por máquinas.

profesiones-sin-futuro-cualDe todas formas no debe cundir el pánico ante este panorama de futuro. Muchas profesiones se mantendrán como hasta ahora, algunas se desarrollarán de otra manera o en otros campos y otras cambiarán por completo de ámbito y seguro que aparecerán varios trabajos nuevos que hasta ahora no han existido.

Nosotros nos aventuramos a hacer un pronóstico y te mostramos algunas profesiones que no tienen ninguna perspectiva de futuro.

9 profesiones sin futuro

  • Taxista:

    Una mina de oro sin precedente. Pero llegan años duros. Las centrales de taxis cuentan ahora con la competencia de las nuevas aplicaciones para compartir coche. De esta manera los clientes pueden utilizar sus propios coches y compartir gastos, algo mucho más cómodo y económico.

  • Asesor fiscal:

    Con casi con toda seguridad (99%), esta profesión va a desaparecer. Este trabajo va a pasar de ser algo desempeñado por especialistas y a pequeña escala, a ser realizado a gran escala por máquinas capaces de manejar gran cantidad de datos.

  • Fotógrafo de la naturaleza:

    Los fotógrafos están muy afectados por la digitalización de este mundillo. Casi todo el mundo tiene hoy en día un teléfonoo que cuenta con una cámara de alta calidad. También hay aplicaciones como Photoshop o Instagram que han dejado a los fotógrafos profesionales prácticamente obsoletos. El siguiente paso es el uso de Drones que pueden tomar fotos aéreas, acercarse a los animales de una manera mucho más práctica, sin ser ya necesario tirarse semanas arrastrándose por el suelo y esperando para capturar una buena imagen.

  • Contable:

    Un trabajo diario, que maneja grandes cifras y supone una gran responsabilidad, está hoy, sin ninguna duda alguna, en el grupo de alto riesgo de desaparición. Cada vez más las empresas automatizan este tipo de trabajos ya que las máquinas no cometen los errores que puede cometer una persona. El primer indicio: En el año 1999 en Alemania había unos 200,000 contables, en 2011 no llegaban a los 180.000.

  • Corredor de seguros:

    Contratar un seguro a terceros, comparar tarifas de seguros, información sobre declaración de incapacidad profesional… puede hacerse ahora a través de internet.

  • Bibliotecario:

    Amazon ha acabado con los libreros, los E-Books con los libros de papel. Cuando el mundo se haya digitalizado completamente, las bibliotecas no van a tener ninguna cabida.

  • Profesor de idiomas:

    Por todo el mundo existe la demanda de las diferentes posibilidades de formación. Lo cual no significa que este mercado en desarrollo no se vaya a ver afectado por la tecnificación del mismo. Cada vez hay más oferta de cursos online que permiten a un solo docente dar clase a miles de alumnos de todas partes del mundo. Quien quiera aprender un idioma compartirá, en un futuro, a su profesor de idioma con otros tantos alumnos o podrá conseguir un software especializado en ese idioma.

  • Empleado de banco:

    Con la banca online las operaciones se han agilizado muchísimo por lo que, mientras esto siga funcionando, la gente cada vez acudirá menos a sus oficinas bancarias en persona.

  • Analista de créditos:

    Analizar algoritmos complicados, valorar la solvencia de pago de los solicitantes de créditos... será algo que, en el futuro desarrollarán máquinas con capacidad de manejar mayor cantidad de daton y todas estas variables.

  • de Sebastian Wolking & Alejandra Bajo Enrice