ganador-saludar-saludo-exitoAlgunas personas logran tener éxito fácilmente, mientras que para otras requieren superación y entrenamiento: a través de la primera impresión pueden surgir muchas oportunidades, aunque también puede funcionar como un freno para una carrera ¿Qué es importante para una exitosa primera impresión? Y, ¿Que constituye realmente un buen saludo? Como entrar en la sala como un ganador...

La primera impresión ¿En qué consiste?

A menudo se dice que la primera impresión es la más importante y lo difícil que es cambiar una mala primera impresión. Eso es más que cierto, pero ¿Qué propicia una buena primera impresión? En general es difícil decir, porque todo depende de la situación en la que te encuentres.

Se trata de la primera impresión: ¿Tienes una entrevista de trabajo? ¿Planeas asistir a una feria de trabajo o un evento de networking? O, ¿Te están a punto de presentar a tus futuros suegros? Para cada una de estas situaciones existe una primera impresión ideal diferente. Aunque no hay una respuesta general, hay tres factores que juegan un papel importante:

  • Amabilidad. En el primer contacto siempre se tiene que romper el hielo e intentar ser simpático el uno con el otro. Si te perciben como cálido y amable, esto puede abrir la puerta a la continuidad de la relación.
  • Autoconfianza. Las personas con confianza en sí mismas a menudo parecen más exitosas y orientadas hacia tus metas. Sin embargo, no se debe exagerar, ya que la línea entre la confianza en sí mismo y la arrogancia es muy estrecha.
  • Competencia. Especialmente en un contexto profesional, si te perciben como un individuo competente, ya has dado un importante primer paso. Aquí los hombres tienen una ventaja. Una voz profunda con una clara entonación se asocia generalmente con la competencia. Las mujeres por lo general tienen una voz más aguda que tiende a ser más melodiosa. Aunque esto puede resultar simpático, tiene un efecto negativo sobre la percepción de la competencia.

Como se reconoce un buen saludo:

.

Realizar un saludo amigable no tiene ninguna ciencia. La mayoría lo hacemos bien por naturaleza. Pero de todos modos aquí presentamos los tres factores más importantes para un saludo con éxito:

Contacto visual. Mirar al otro a los ojos durante el saludo es un signo de cortesía y respeto. También da credibilidad, porque alguien que tiene algo que ocultar suele evitar el contacto visual. Sin embargo, una mirada demasiado intensa puede ser fácilmente interpretada como hostil.

El apretón de manos. Un apretón de manos adecuado transmite competencia y simpatía. ¿Quién quiere sujetar una mano sudorosa o fría como el hielo? Así se hace correctamente: Estrecha firmemente la mano sin estrujarla. Lo ideal sería que ambas manos se encuentren en el medio y se sacudan tres veces brevemente (no más de tres segundos).

Presta atención. Comprométete con la otra persona durante el saludo. Se considera de muy mala educación el estar con la mente puesta en otra cosa o haciendo algo diferente durante la presentación. De lo contrario corres el riesgo de que se considere que no tomas en serio a tu interlocutor.

Consejos para una entrada exitosa:

Incluso si estás seguro qué primera impresión deseas causar, todavía queda la cuestión de cómo puedes conseguirlo desde el saludo. Buenos ejemplos de exitosas presentaciones los proporcionan muchos políticos de alto rango. Estos irradian poder y confianza en sí mismos al entrar en una sala. Pero tú no debes ser ni presidente ni ministro para dar una buena primera impresión. Hemos reunido los siguientes consejos para ayudarte a entrar en una sala como un verdaderoganador.

Diez consejos para una entrada exitosa

  1. Desarrollar un ritual:

    Quien quiere dar una impresión profesional y segura de sí misma cuando entra en una habitación, debe prepararse para ello. Un ritual puede ayudartee a llevarlo a cabo de manera correcta. El ritual puede ser diferente para cada persona. Algunos van a dar un paseo antes de una reunión importante, otros planchan su camisa y preparan la ropa meticulosamente para el evento en cuestión. Es importante que realices y mantengas tu ritual antes de cada evento importante. Sólo así será como un ritual te puede dar la seguridad que necesitas para una entrada exitosa. De esta manera, tu ritual te ayudará a estar preparado en el momento decisivo y a tener una presentación convincente.

  2. Haz uso de las "poses de poder":

    Poner los brazos en jarra o reclinarse relajadamente en una silla, estos gestos irradían confianza en sí mismo y poder. Pero quien abusa de tales posturas cuando entra en una sala puede dar la rápidamente una impresión arrogante y prepotente. De todos modos, puedes tomar ventaja de las poses de poder. No son solamente los demás quienes te caracterizarán de seguro en ti mismo/a y competente sino que incluso tú mismo/a sentirás una creciente autoconfianza. Utiliza las poses de poder, por ejemplo, antes de comenzar una negociación; al hacerlo, actuarás con más confianza y, desde el principio, dejarás una impresión profesional.

  3. Relájate:

    Antes de un gran evento o una cita importante el entusiasmo y el nerviosismo son normales. Pero tu saludo no puede mostrar tales sentimientos. Para que esto funcione, debes de estar relajado y tener la mente clara. Quien se centra sólo en la próxima cita y se imagina escenarios de terror, no puede actuar con confianza. Si consigues relajarte con éxito, puedes rebajar la presión de los eventos. Para la relajación son idóneos: los libros emocionantes, las conversaciones interesantes o tu música favorita, ya que garantizan un buen ambiente.

  4. Manténte bien informado:

    Si descubres que los demás visten de traje mientras que tú has llegado en camiseta y pantalones vaqueros, es demasiado tarde para una realizar una entrada con confianza. Lo mismo se aplica si llegas agobiado/a y con retraso a una cita. Por estas razones, debes informarte con la debida antelación sobre los detalles. Código de vestuario, hora, trayecto. No debe ocuparte de estas cosas justo antes de tu cita. Esto ahorra tiempo, muchos nervios y sienta las bases para una aparición exitosa.

  5. Conoce tu objetivo:

    ¿Entrar a un evento de networking para pasarte los primeros minutos junto a la puerta con aire inseguro y buscando ayuda? Una entrada con éxito se parece a otra cosa muy diferente. Cuando entres en una sala, debes tener en mente desde el principio un objetivo que puedas cumplir. ¿Hay en la sala, por ejemplo, gente interesante con la que deseas iniciar una conversación? También puedes saludar a los demás asistentes y así propiciar un primer contacto. Quien persigue un objetivo se mostrará automáticamente más convincente y será percibido como más profesional.

  6. Comienza con una sonrisas:

    A veces no es necesario hacer muchas cosas para dar una buena impresión al entrar en una sala. Una simple sonrisa puede ser suficiente. Ninguna otra señal física tiene un efecto tan positivo en los demás seres humanos como una sonrisa. Serás percibido/a inmediatamente como una persona simpática y carismática. Además, una sonrisa ayuda a hacer nuevos contactos. En esta ocasión no debes hacer nada activamente, ya que una sonrisa y una actitud positiva hará que los otros vengan a ti.

  7. Utiliza los gestos:

    Quien se siente inseguro, tiende visualmente a encogerse. Esto se refleja también en los gestos durante una conversación. Un interlocutor tímido e inseguro se puede reconocer a menudo porque no gesticula o sólo utiliza pequeños gestos. Pero si quieres convencer a tu oponente, los gestos pueden ayudar a ilustrar tu posición. Puedes mostrar así confianza en ti mismo/a y resolución. Otro aspecto positivo: los gestos alivian el sistema cognitivo y ayudan a organizar tus pensamientos, para así evitar rupturas de la conversación innecesarias a menudo rellenadas con un "eehmm".

  8. Presta atención a tu postura:

    Trabajar largas horas sentado frente al ordenador conduce normalmente a malas posturas. Pero tú quieres dar una buena impresión cuando entres en una sala. Mantén la cabeza erguida, la espalda estirada y no dejes que tus hombros se inclinen hacia delante. Con el lenguaje corporal correcto puedes obtener una mayor cantidad de puntos. Incluso si todavía no hayas entablado ninguna conversación, tu cuerpo envía constantemente señales que son interpretadas por los demás. Así que haz un esfuerzo consciente para conseguir una tensión corporal adecuada. Esto requiere al principio un poco de práctica, pero merece la pena en cualquier caso.

  9. Comienza con ímpetu:

    A menudo se pasa por alto el hecho de que la primera impresión no se crea al comenzar una conversación con una persona. Una vez entres en la sala y seas percibido por los demás, éstos se harán una primera imagen de ti. Así que no esperes hasta que empieces una conversación para mostrar tu mejor lado. Si tras el primer paso a través del umbral de la puerta, te muestras con confianza y profesionalidad, tal vez surjan oportunidades y contactos que de otro modo no hubiesen sido posibles.

  10. Gústate a ti mismo/a:

    Quien se encuentra bien consigo mismo y se siente cómodo en su propia piel, produce también en su entorno una atmósfera de confianza. Por lo tanto, elige un traje o un vestido que transmita autoconfianza y profesionalidad a tus compañeros, pero con el que también te gustes a tí mismo/a. En inglés se usa la expresión "dress to impress" ("vestir para impresionar"). Pero no se trata sólo de impresionar a los demás, sino también mantener una imagen positiva de uno mismo.

  11. de Jochen Mai & Damian Panete Carrera