pregunta-entrevista-trabajo-asesinaLas buenas entrevistas de trabajo son diálogos no un interrogatorio. Así que en algún momento el empleador va a querer saber si Ud. también tiene preguntas. Y su respuesta será: “¡Sí!“ ¡Siempre! Por favor siempre tenga preguntas al empleador. Esto no solamente es una señal de su interés real sino también que se preocupa intensamente por el puesto y además que haya llegado a la entrevista bien preparado...

¡Por favor no preguntes!

Pero a la vez la cuestión con las preguntas hacia la empresa es un poco difícil: Porque no solamente hay buenas preguntas sino también hay preguntas bastante tontas hasta preguntas que “asesinan” a cualquier solicitante. A pesar de que una regla de la retórica dice „Quien pregunta lidera.” Y es cierto. Pero lamentablemente también es cierto que en todas las preguntas hay un subtexto que a veces cuenta más sobre el que formula la pregunta de lo que ese quisiera contar.

Aunque siempre se dice que no habría preguntas tontas – sí las hay. Porque muchas preguntas que el solicitante hace acerca de la empresa lo ponen a él en un lugar bastante poco inteligente y para el cual está poco preparado. Entre esas preguntas están las a que el empleador solamente puede responder de una sola manera – de ninguna manera.

  • ¿El ambiente laboral en la empresa está bueno?
  • ¿Mi futuro jefe tiene buena onda?
  • ¿Tengo buenas oportunidades deascenso?

No. ¡No las tiene! Porque el que pregunta todo eso o es obviamente muy ingenuo o no tiene ninguna idea qué preguntar. Lamentablemente hay un montón de ese tipo de preguntas “asesinas”.

Entre las peores está esta (y todas las que son parecidas):

¿Qué exactamente es lo que hace su empresa?

preguntas-entrevista-failure-success¿Por qué es una pregunta asesina? Quien pregunta esto simplemente no ha hecho sus deberes. Hoy en día directamente casi no hay empresa que no tenga su propia página web donde presenta su núcleo empresarial. Allí por supuesto también está descripto qué produce, cuáles marcas y productos forman parte del portfolio, cuál es la filosofía de la organización.

La persona que seriamente está interesada en una carrera profesional allí debería saber ANTES de la solicitud qué es lo que hace la empresa. Otra cosa sería naiv y mal preparado. Un error imperdonable.

La alternativa mejor: Si preguntar en esa dirección por lo menos algo como...

A través de mi preparación para esta entrevista aprendí que su organización hace ESTO y ESTO. Pero además tendría una preguntas más específicas acerca de...

Igual de malo – por lo menos durante el primer contacto – sería esta pregunta:

¿Cuánto pagan a otros empleados en esta misma posición?

¿Por qué es una pregunta asesina? Por supuesto no es falso informarse sobre su futuro salario. Pero la pregunta hace visible una perspectiva equivocada: Ud. ya debería saber cuánto vale Ud. y cuánto se paga normalmente en ese rubro y en esa posición.

Respectivamente Ud. no pide limosnas o pregunta cuánto – compasivamente - estaría la empresa dispuesta a pagar. Ud. negocia sobre el contravalor de su labor (posible).

La mejor alternativa: más elegante sería esperar hasta que el empleador toque el tema solo y cuando pregunta qué sueldo Ud. tiene en mente – ahí Ud. pone un número concreto.

Por ejemplo así:

Basado en mi formación, mis conocimientos específicos y mi experiencia laboral – considero razonable un sueldo anual bruto de EUR 45.780,-.

Pero preguntas del siguiente tipo tampoco debería hacer:

¿Puedo llegar un poco antes y entonces irme a casa más temprano?

¿Por qué es una pregunta asesina? Naturalmente el interés en un equilibrio entre trabajo y vida (Work-Life-Balance) es absolutamente legítimo. Sobre todo si Ud. tiene familia o hijos. Pero en eso no piensa el empleador cuando escucha esta pregunta.

Lo que escucha es más bien la pregunta de un posible empleado que solamente hace su trabajo para ganarse la vida pero no está solicitando este puesto apasionadamente por interés en la empresa. Aquí pregunta alguien por el tiempo libre – que ni siquiera empezó a trabajar ya… ¡Mortal!

La alternativa mejor: Si de todas formas Ud. quiere preguntar en esa dirección – entonces menos directo...
¿Ud. me podría describir un día laboral típico en su organización?

Con esta pregunta Ud. demuestra que está interesado sin enfocar el tiempo libre o la agenda privada. Pero las informaciones que Ud. obtiene de esta manera pueden ser iguales de significativas.
Pero también preguntas que supuestamente apuntan a la carrera laboral pueden ser peligrosas:

¿Cuánto tiempo demora hasta que uno puede mejorar su situación o ascender en su empresa?

¿Por qué es una pregunta asesina? A todos los empleadores les gusta cuando los empleados se muestren comprometidos, tengan objetivos y traten de tener éxito en su trabajo. Mejor que al revés.

Pero preguntado así de directo – más que comprometido – parece bastante ambicioso. En el subtexto Ud. dice: El puesto en cuestión aquí simplemente es un lugar intermedio, un recurso para llegar a mis objetivos verdaderos.

Y esto podría transmitir la señal que dentro de poco tiempo Ud. estaría frustrado o que abandonaría el trabajo tan rápido como llegó – si no funciona de la manera como Ud. se lo imagina. Y así Ud. ya no sería el candidato perfecto para la posición.

La mejor alternativa: Si Ud. está interesado en oportunidades de ascenso – mejor pregunte en esta dirección:

¿Cómo está situada su empresa en cuanto al desarrollo personal de los empleados? y ¿ofrece su organización por ejemplo un programa de mentores o cursos de perfeccionamiento? Esto también le señala al empleador que Ud. quiere desarrollar a sí mismo y a sus capacidades pero que al mismo tiempo está interesado en el puesto actual.

Ningunas preguntas asesinas: Preguntas inteligentes que puede hacer.

Si es que quisiera hacer preguntas – mejor en esa dirección:

  1. ¿Cuál es (desde su punto de vista) el desafío más grande en esta posición?

    Primera ventaja: La pregunta señala que Ud. ya está preocupándose en cuanto al contenido del puesto y además muestra una actitud dirigida a la solución de un problema.

    Segunda ventaja: Ud. se entera de posibles desventajas (leer entre las líneas) y puede comprobar si sus capacidades de verdad van con el puesto para poder tener éxito.

  2. ¿Cómo será medida mi eficacia?

    ¿Y de quién? Admitimos que la pregunta es un poco peligrosa. Pero en muchos puestos de trabajo es muy común recibir una parte variable del sueldo dependiendo si se alcanzó ciertas metas o no. Y alguien tiene que opinar sobre el supuesto éxito.

    Con esta pregunta Ud. evita no solamente una frustración posible en el futuro sino desenmascara también cualquier arbitrariedad posible por parte del empleador.

  3. ¿Por qué este puesto está libre?

    Esta pregunta es un lobo en piel de cordero: Si la posición fue creada recién entonces puede seguir con la próxima pregunta: ¿Por qué? ¿Crece la empresa?, ¿el área?, ¿ya no alcanzaba el personal en el equipo para poder con el trabajo (¡Ojo!: ¡alarma de estrés!)?

    Por el otro lado si ya está libre desde hace mucho tiempo – Ud. puede preguntar por qué no se pudo encontrar todavía al candidato adecuado. Quizás Ud. tampoco lo quiere ser.

  4. ¿Qué es lo que más le gusta a Ud. mismo de su trabajo y de la empresa?

    La pregunta cambia los roles: Ahora el empleador de repente tiene que contar qué le gusta tanto de la empresa. Justamente en cuanto a la competencia entre empresas de emplear a personas talentosas no debería temer dar una respuesta honesta en este caso.

    Al contrario: Es su chance para un alegato en favor de su organización. Preste atención también aquí en lo que aparezca entre las líneas y cuánto tan auténtica suene su entusiasmo.

  5. ¿Cuáles son los campos más importantes de crecimiento en su empresa?

    ¿Y en qué partes están los chances más grandes en comparación con otros contrincantes en el mercado? - Estas preguntas son favorables sobre todo en el caso de empresas medianas o empresas medianamente desconocidas. Porque seguro que Ud. no quiera apostar en un caballo cojo.

    Claro que tampoco se le va a contar los secretos del negocio pero por lo menos hacia dónde va el viaje y esto también está en su propio interés, ¿o no? Cuando haya conseguido el puesto también va querer conducir en la misma dirección y estar convencido de lo que hace.

  6. [de Jochen Mai y Dirk Rüger]