de Stefanie Claudia Müller

Después de haber fallado la segunda investidura y después de que Podemos por segunda vez vota en contra de Pedro Sánchez, uno de los suyos, surge la cuestión si España tiene un problema grave de egos. ¿Son todos niños los hombres políticos de este país?



¿Mejor una mujer liderando la política?

Bueno esto queda relativo. Andriana Lastra es buena política y cierto es que mujeres tienen sin duda más habilidades para encontrar un consenso en situaciones tan complicadas como la que se vive en España, por su naturaleza de mujer y muchas veces por ser madre. Pero quizás en la política hoy por hoy, dónde todavía manejan hombres los hilos, la mujer no puede ejecutar tan bien sus talentos:

En el caso del PSOE han negociado mujeres con Podemos, pero los que han mandado de verdad eran hombres, en los dos lados - a pesar de todas las bonitas palabras en favor de la igualdad de los dos partidos. Todavía no hay ninguna Angela Merkel en España, ni una Ursela von der Leyen. La que quizás más se acerca a estas dos políticas es Ana Pastor del PP que es firme, sincera y parece coherente con sus valores. Podemos ha dejado pasar una oportunidad única por el ego de su líder  que ya ha demostrado en varias ocasiones que se ha alejado del proposito de su partido y prefiere un "one man show". Su mujer Irene Montero hubiera podido ser Vicepresidenta y esto no era suficiente. Pablo Iglesias no quiere dejar el poder por el bien de su partido o de sus objetivos, lo que le pone al mismo nivel que el resto de los líderes actuales.

Es cierto que en caso del PSOE hay hombres potentes en la sombra que también presionan al Presidente de Gobierno - egos políticos ya dinosaurios. En el PP, Ciudadanos y en VOX tienen los mismos problemas, los problemas de ceder y negociar no son para nada de la izquierda, forman parte de la cultura española. Las consecuencias son los bloqueos en Cataluña, en la política nacional y también en muchos Ayuntamientos y Comunidades dónde no se llegan a acuerdos.

Ser líder quiere decir saber ceder

Aunque Pedro Sánchez es quizás el lider político más fuerte, más internacional, más moderno y moderado que ha tenido España hasta ahora, el también tiene su "ego" y como buen político tiene ambiciones. Lamentablemente el espectaculo que ha dado la política española, todos incluido, en el congreso ha sido como una excursión en el "Kindergarten". Claro, negociar no es fácil, y sobre todo no es fácil, si hay que ceder, si hay perder quizás un poco la cara. España ha demostrado que todavía no está maduro para una coalición, pero la necesita, sobre todo en el Gobierno nacional.

Tampoco hay que tener verguënza por lo que ha pasado ahora en la investidura, viendo lo que pasa en EEUU y Gran Bretaña lo de España todavía tiene solución. Además, la sociedad española parece mucho más madura que sus líderes lo que ha demonstrado en las últimas elecciones. Esto es lo que los españoles quieren según Statista a nivel político:

Infografía: Las opciones de Gobierno preferidas por los españoles | Statista Más infografías en Statista

¿Aitor Esteban for president?

Si no fuera por sus ideas seperatistas y su aversión parcial hacia el estado español Aitor Esteban del PNV debería ser el Presidente de España por su intelectualidad y capacidad de liderazgo y de mediacón, igual como el lehendakari Iñigo Urkullo. Pero claro los discursos pueden ser brillantes. ¿Pero que pasa si los ideas no lo son tanto? De todos modos toda la clase política española debería aprender de Esteban y Urkullo que siempre buscan el acuerdo y el consenso. Además, el Pais Vasco tiene mucho menos casos de corrupción que el resto de España.

También hay gente que mejora en su carrera política a nivel de discurso, contenido y comunicación como este catalan, oficialmente seperatista que hasta ahora ha producido algunos momentos muy desagradables en el congreso español, quizás el también se esta inspirando en Esteban:

Los españoles admiran líderes éticos

Aunque parece que los partidos nos representan, los españoles admiran otras personas mucho más que a los políticos. Y los pocos políticos que admiran son los que ya no tienen el poder y a parte de Manuela Carmena son todos extranjeros:

Infografía: Nadal y Carmena, las personas más admiradas de España | Statista Más infografías en Statista