Pensamientos negativos: Todo lo que empeora tu rendimiento¿Te falta motivación en el trabajo? ¿Crees que no te mereces tu puesto y todo el rato te pasan pensamientos negativos por la cabeza? Aquí te contamos siete maneras para cambiar este rumbo negativo en tu cabeza y como aumentar tu rendimiento...

Pensamientos negativos: Como frenar el círculo vicioso

Análisis y observaciones dominan nuestras actuaciones. En este proceso nuestros pensamientos que influyen en estas reflexiones determinan también nuestros rendimientos en el trabajo.

Alguien que piensa todo el rato que no va a poder cumplir, que no va poder llegar y satisfacer a su jefe, inicia un proceso negativo que en muchos casos llega exactamente a la situación a la que tememos: el fracaso.

Success, people, creativity

Los 7 pensamientos más negativos que deberíamos frenar de inmediato

Pensamientos: vienen y se van, y parece que no podemos hacer nada contra ello. Pero no es verdad, hay técnicas para apagar nuestra mente tan poderosa. Lo más "trendy" ahora es la técnica de "mindfulness", pero hay cosas mucho más fáciles para cambiar el rumbo en nuestra cabeza.

7 pensamientos negativos - 7 soluciones de abandonarlos

  • No sé cómo empezar
  • Cuando tienes mucho trabajo, parece que no ves el final del túnel. Y un pensamiento para no empezar es: no voy a poder terminar. Solución:Escriba un listado de tareas prioritarias e intenta atacar cada tarea según estas prioridades y no piensas en el fin, pienses solamente en lo que debes hacer como próxima tarea.

  • Seguro que no lo voy a hacer bien
  • Si lo analizamos bien, este pensamiento, al igual que el pensamiento anterior, es solamente una excusa muy barrata para no cambiar nada. Pero también es signo de una autoestima muy baja.

    Para quitarse este pensamiento de encima hay que saber: solamente quien no hace nada no comete errores. Nadie y nada es perfecto.

  • ¿Por qué yo tengo que hacer esto?
  • Esto es un pensamiento típico de personas un poco vagas que solamente piensan en lo que tiene que hacer cada uno, pero nunca en el resultado final y en el bien de la empresa.

    Para quitarse este pensamiento de la cabeza, hay que volver a pensar en la razón por la cual en su día uno se ha decidido por trabajar para esta empresa o para este proyecto y realizar: un resultado positivo siempre enriquece a uno. Sin embargo, ser vago no tiene ningún efecto positivo.

  • Utopía: perfección
  • El estado de perfección es una utopía. Es interesante pensar que el resultado final será el perfecto, pero hay que ser realista y saber que ésta es la meta, sin embargo lo que se va a conseguir no será el resultado perfecto, pero casi perfecto.

  • Lo hago mañana
  • Esto es una excusa muy típica para la gente del sur que prefiere disfrutar de un buen rato con los amigos o la familia en lugar de trabajar un poco más para terminar algo en el trabajo.

    Hay que ser realista: mañana van a llegar nuevas tareas y lo que no se termina hoy, puede ser que tampoco se va a terminar mañana y el resultado será negativo, el impacto sobre mi autoestima es negativo.

  • No tengo elección, pero no me gusta lo que hago
  • Nada es más desmotivado que la idea de que no haces lo que quieres, que estas forzado a hacer algo que no te apetece. Pero no suele ser cierto que no tengamos elección. Nadie nos pone una pistola en la frente para hacer algo o estar con alguien.

    Siempre uno puedo dejar un equipo o un trabajo. Si no lo hacemos, quiere decir que queremos seguir con lo que hacemos.

  • Es que no puedo hacerlo
  • Este pensamiento es el peor de todos. Es un pensamiento autodestructivo. También es una falsa excusa. Casi siempre hay una solución para todo y casi siempre se puede hacer lo que se pide. Dále la vuelta a la frase y verás cómo te sienta mejor: Sí, lo puedo hacer.