París celebra la plena recuperación del turismo, tras los atentados terroristas de 2015 y festeja su mejor verano turístico desde hace diez años. En efecto, según datos de la Oficina de Turismo y Congresos de París, el turismo en la capital francesa y sus alrededores en el primer semestre de 2017 ha registrado el mayor número de visitas desde 2008. París ha acogido a 1,5 millones de turistas más este último año, el número de pernoctaciones en la capital francesa ha aumentado en 3,3 millones. Ahora, el gobierno francés apuesta por lograr que la cifra de 83 millones de visitantes registrados en 2016 alcance los 100 millones en 2020.

París sigue siendo una máquina de dinero a nivel turístico

Las últimas semanas de 2016 y los primeros meses de 2017 han mostrado una fuerte recuperación del número de visitantes en el turismo de París después de 12 meses de declive, el mayor registrado desde 2009. Así, el mes de diciembre de 2016 vio aumentar las reservas en los hoteles en el Gran París un 19,5% en comparación con diciembre de 2015, con una progresión del 28% para los extranjeros. Estas llegadas volvieron al nivel de diciembre de 2014, antes de la serie de ataques que afectaron a Francia desde enero de 2015.

La región de París registró 16,4 millones de reservas hoteleras a lo largo del primer semestre de 2017, un 10,2% más respecto al mismo período del año anterior, la cifra más alta desde 2008 gracias en gran parte a las llegadas de turistas extranjeros, según los datos del Instituto Nacional de Estadística y Estudios Económicos francés. Estas cifras llegan después de un 2016 en el que solamente la capital de París perdió un 6% de las reservas hoteleras a lo largo del año en comparación con el ejercicio anterior por los atentados terroristas. Sin embargo, las cifras registradas en el primer semestre de 2017 han llevado al optimismo. "Esta dinámica permite dejar atrás el impacto negativo de los atentados terroristas que se han producido desde comienzos de 2015", señaló el Comité Regional de Turismo de París en un comunicado.

El número de turistas extranjeros que visitaron la región de París durante el primer semestre representó un 46,1% del total de visitantes tras crecer en casi un 15%. Por su parte, el número de turistas franceses en la región parisina aumentó en un 6,4%. El mayor incremento en términos relativos correspondió a los japoneses, que aumentaron en un 40,5% y pasaron a representar el 2,7% del total. Los chinos también aumentaron significativamente sus visitas a la región de París, creciendo un 29,8% y representando el 7% del total, seguido de los estadounidenses (+20,5%, representando el 15,1%) y los alemanes (+20,4%, con un 6,7% del total). Por su parte, los españoles que visitaron la región parisina aumentaron en un 11,2%, pasando a representar un 5,9% del total de turistas extranjeros, situándose en cuarta posición entre los turistas extranjeros.

Crece también el turismo de negocio - el miedo no vence

La gran excepción fueron los británicos, que siguieron siendo la segunda nacionalidad en número (un 12 %) después de los estadounidenses, pero con un descenso del 1,7 % que podría tener que ver con la fuerte depreciación de la libra frente al euro.

El consumo turístico en la primera mitad del año de la región de París se elevó a 10.100 millones de euros, un 10,9% más que en el mismo período de 2016. Por su parte, el turismo de negocios creció un 7,4 %, representando un 52,1% de la ocupación hotelera en la región. París ha seguido siendo el destino preferido para la celebración de congresos internacionales en 2016 y lo seguirá siendo en 2017, según la International Congress and Convention Association, con 1.118 congresos en los que participaron hasta 854.000 por delante de Viena, Barcelona, Berlín y Londres.

Esta evolución de la actividad turística también se dejó notar en las visitas a los museos y monumentos, con incrementos de hasta el 174,1% en la Fundación Louis Vuitton, del 36,3% en el Arco de Triunfo, del 21,4% en la torre de Montparnasse, del 24,1% en el Palacio de Versalles o del 15,5% en la Ciudad de las Ciencias y de la Industria.

En cuanto a las primeras tendencias del verano, en base a una encuesta del Comité Regional de Turismo, un 84% de los profesionales del sector consideran que junio ha sido un buen mes en comparación con 2016, un 63% piensan lo mismo de julio, y un 46% creen que agosto registrará mejores datos que hace un año. Para después de las vacaciones, un 51 % estima que el nivel de reservas es "bueno" o "muy bueno".

Los responsables del consorcio turístico confían en que, a este ritmo, en el conjunto del año se alcanzará un récord histórico de entre 32 y 34 millones de visitantes y se superará los ingresos de 2015 de 21.000 millones de euros. Cabe recordar que más del 7 por ciento de los ingresos nacionales de Francia vienen generados por el turismo y en la región de Île-de-France cerca de medio millón de personas tienen puestos de trabajo relacionados con el turismo.