Pablo Mielgo es de Madrid, pero de una manera ya no tiene hogar en concreto: "Mi hogar es el mundo." El director de orquesta viaja con sus músicos por todo el mundo. Con la Orquestra Simfònica de les Illes Balears (OSIB) se ha hecho un gran nombre en el mundo de música. Ha estudiado entre otras escuelas en el London Guildhall School of Music. Ha creado alianzas entre orquestras como entre Berlin y Qatar, Lucerne y Los Angeles junto con conocidos músicos. Guiadeltrabajo.com le ha entrevistado sobre como sobrevivir en este mundo tan díficil y cada vez más global.


  • ¿Con todos los medios de comunicación y suportes que hay hoy es la música hoy en día más importante para la gente que hace 20 años?
  • Creo que la música ha sido importante para la gente siempre. Quizás su difusión ahora sea más sencilla o accesible, pero no cambia su mensaje y la importancia en la vida cotidiana de la gente. La vida sin música desde su existencia no hubiera sido lo mismo.


  • ¿Con artistas populares como Ara Malikian o David Garett ha aumentado el interés en música clásica?
  • No debemos confundir el entretenimiento con el patrimonio. Sin duda, cualquier manera de hacer llegar la música ayuda a su difusión, pero su mensaje no se transforma. Poder asistir a un concierto con música en directo es un regalo en cualquiera de las formas que se produzca. No se puede olvidar que la música desde su origen fue compuesta para ser escuchada, bailada o cantada. Por tanto todo ayuda.

  • ¿Han mejorado las posibilidades para artistas en el mundo de música?
  • Sin duda. Han crecido el número de orquestas, programadores, canales de difusión, teatros, publico. Ahora la accesibilidad es mucho más democrática para descubrir el talento, y la difusión digital o de las redes, han construido casos de éxito que antes serían impensables, gracias a los pocos filtros existentes, que bajo mi punto de vista son positivos. No podemos olvidar que hoy en día la elección del público se sucede de una manera completamente distinta que hace 10 años. Un vídeo de YouTube o una grabación en Spotify tiene la misma posibilidad de llegar con independencia de su intérprete o creador. Es una ventaja para la democratización de la música y de su talento.

  • ¿Qué importancia tiene el Music Management? ¿Que profesiones hay en esta parta detrás del artista?
  • El Management cumple un papel fundamental en el camino de éxito de un artista. Alguien que crea en ti y te promueva es fundamental para poder lograr los éxitos adecuados. Un equipo adecuado se debe encargar no sólo de la venta del artista, si no de su logística, imagen, relaciones públicas. No podemos olvidar que los artistas somos productos en un mercado absolutamente globalizado, por tanto los canales y soluciones comerciales son muy similares a cualquier otra profesión comercial. La especificación del arte se produce en el escenario. Pero fuera de él, somos partes de un mercado-industria de gran importancia en las economías de las regiones avanzadas y por tanto somos productos de consumo cultural.


  • Muchas profesiones en el mundo cultural dan poco dinero, casi ni para vivir. ¿Cómo es esto en el mundo de música?
  • La industria cultural es uno de los motores económicos más importantes del mundo ya que genera un enorme negocio directa e indirectamente relacionado con otros sectores. Si lo miramos de manera global no es cierto que se malviva. Sin embargo hay sectores que están masificados de profesionales, siendo sectores minoritarios y por tanto la demanda es menor a la oferta. Esto no quiere decir que los profesionales destacados no puedan vivir bien de su profesión "cultural". En la música y en el caso concreto de la dirección de orquesta sucede lo mismo. Hay mucho que pelear hasta llegar y mantenerse. Vivir del mundo del escenario no es sencillo, pero haberlo conseguido es una satisfacción.

  • Cuentanos sobre tu proyecto. ¿Cómo encuentras los artistas?
  • Desde hace tres años que fui nombrado director musical y artístico de la Orquesta Sinfónica de las Islas Baleares, la formación ha tenido una gran transformación en su proyecto artístico, social y educativo.
    Hemos sido una de las orquestas españolas de más presencia en europa, con artistas de primera talla internacional. Estoy muy satisfecho de la marcha del proyecto, del apoyo institucional y del futuro que le espera.

  • ¿Cómo combinas tu vida privada con este ritmo a nivel profesional?
  • No siempre es fácil. Creo que lo más importante es tener una sólida relación de pareja y familiar que sea un apoyo mutuo para el desarrollo de la profesión. Nuestro trabajo requiere no sólo de un gran estudio constante, sino de mucha presencia social, así como de una complicada logística de viajes. Hoy en día un director de orquesta no solamente debe dedicarse a sus partituras, sino a posibilitar el crecimiento de la orquesta que tiene entre manos, participando en su actividad económica o de imagen. Somos las cabezas visibles del proyecto y por tanto tenemos una gran responsabilidad en su éxito.


  • ¿Qué son las mejores escuelas o universidades para estudiar música y Music management?
  • Más que escuelas, diría ciudades. Londres, París, Berlín, Viena o Nueva York. Es fundamental la oferta cultural y musical que rodea a una ciudad para la formación. No sólo es lo que aprendes en la escuela, sino lo que ves en el entorno. Es vital para la educación de un artista tener acceso a los mejores artistas del mundo de manera continua, unido a una ciudad puntera. Asimismo no podemos olvidarnos que nuestra profesión tiene una educación muy individual, por lo que un buen maestro es prioritario. Normalmente los mejores están en las ciudades mencionadas.

  • ¿Qué instrumentos son los que más futuro tienen a nivel de ingresos y poder vivir de la música?
  • No existen instrumentos con más futuro, sino músicos con excelencia para hacer de estos instrumentos atractivos para ser contratados. Siempre los instrumentos mayoritarios serán el piano y el violín. No por ello son garantía de éxito profesional.