España convocó otra vez elecciones generales por la incapicidad de todos los partidos de llegar a un acuerdo de gobierno. Todos los observadores internacionales coinciden en que los líderes políticos españoles manifiestan un claro problema de comunicación y negociación. Así, ya se evidencia el temor a que la inestabilidad política, que aún no ha tenido impacto en los mercados, empiece a afectar a la economía.

Lo que piensan los expertos


Pilar Llácer
, profesora de RRHH y gestión del talento de EAE Business School:

Sobre la incapacidad de llegar a un acuerdo político en España: “Las negociaciones no han sido efectivas y los tiempos han sido demasiado largos. Se han sentado, hablado y dialogado pero no han llegado a ningún acuerdo. Y lo poco que han hecho ha trascendido a la esfera pública, cuando deberían haber llevado las negociaciones en privado. En mi opinión esto, junto con la incapacidad de pensar en un bien para el país y los ciudadanos, es lo que ha perjudicado el llegar a un acuerdo.

Si estos políticos trabajaran como CEO en una empresa privada ya estarían despedidos. Los líderes de los políticos deberían poner por delante el beneficio del país a los intereses de su formación política, y mirar más allá del corto plazo. De qué manera afecta la repetición de elecciones a los ciudadanos: “Los ciudadanos estamos cansados de tanta historia. Estamos ante otra posible crisis. Ante un reto muy grande como el empleo y la educación. El coste de otras elecciones es enorme, esto no se habla y lo vamos a pagar todos. Necesitamos cierto norte o cierta toma de decisiones en estabilidad”.

Juan Abellán, profesor de finanzas de EAE Business School:

Sobre el impacto para España y sus ciudadanos: "El nuevo proceso que se ha abierto implica más tiempo sin realizar las reformas que son verdaderamente urgentes en España. Estamos ausentes de la política económica a medio y largo plazo, imprescindible para poder afrontar las señales de clara desaceleración económica y los retos que están encima de la mesa: Brexit, guerra económica USA-China, etc. Esta inestabilidad y el convencimiento de la clase política de que la economía está al servicio de la política y no la política al servicio de la economía y estabilidad nos va a costar caro”.

Sobre el impacto en los mercados, Abellán señala que “si bien parecía que el Ibex 35 y el bono español podrían reaccionar a la repetición de elecciones, hemos visto en las anteriores ocasiones que marchan en sendas diferentes y de momento no ha habido cambios. Sin embargo, la inestabilidad política no es gratis y, si bien el carecer de presupuestos económicamente es una buena noticia para el déficit, también implica un paso más hacia la inestabilidad”.

Guardar