Mindfulness es utilizado hoy en día en todo el mundo por miles de profesionales como una estrategia de éxito para mejorar la salud y las finanzas. Consiste en aprender un conjunto de técnicas que básicamente incrementan la concentración, la satisfacción en el desempeño y la motivación. Herramientas clave si queremos hablar de liderazgo efectivo donde el objetivo es transcender las barreras interiores y transformarlas en éxito.

Concentración total

Mindfulness es una práctica continua de la atención encaminada a centrar nuestra mente en la experiencia que está sucediendo en el momento presente. Poner toda la atención en lo que ocurre aquí y ahora, algo aparentemente sin trascendencia, tiene enormes y contrastadas implicaciones en el bienestar y en el desarrollo de los recursos internos de la persona.

Se entrenan los talentos y los recursos internos de cada individuo produciendo cambios positivos en sus actitudes y conductas. De ello se deriva un incremento del discernimiento, de la compasión y de la empatía que enriquecen la vida personal del profesional mientras que en su lugar de trabajo se traducen en eficiencia, creatividad, adaptabilidad a los cambios y gestión eficaz de conflictos.

Cuenta lo humano

En estos tiempos de cambio de paradigma, parece que toda solución tenga que venir de reducir las estructuras humanas y aumentar el peso de la tecnología. Pero ¿qué tal si las soluciones viniesen de otros lados?, ¿qué tal si viniesen de nuestra capacidad de silenciarnos, observarnos, gestionar con conciencia y motivar nuestro equipo?

Las neurociencias han certificado y demostrado el impacto positivo del mindfulness en nuestro cerebro, el órgano más poderoso que tenemos, y también con mayor potencial de transformarnos como profesionales y como líderes. La práctica continuada de Mindfulness se asocia al desarrollo de áreas cerebrales que incrementan la habilidad para manejar conflictos y ofrecer una respuesta consciente en situaciones límite.

5 ventajas claras de mindfulness

  1. Inteligencia emocional. La capacidad de regular nuestras emociones es ya una habilidad esencial reconocida por todos los expertos de recursos humanos. Sin equilibrio emocional es imposible tomar buenas decisiones y resolver los conflictos cotidianos de forma eficaz. Mindfulness ofrece un entrenamiento sistemático de nuestro cerebro para vivir con atención plena nuestras emociones sin escapismos y gestionarlas y neutralizarlas hacia comportamientos más saludables y conscientes. Disminuyen los comportamientos reactivos para dar paso a respuestas conscientes y asertivas. El trabajo en equipo deja de ser conflictivo ya que cada uno asume y desarrolla su gestión emocional con empatía y auto-responsabilidad.
  2. Claridad Mental. En la dinámica del mundo actual empresarial la dispersión ante la multitarea laboral y la falta de claridad ante lo realmente importante se ha instalado como la “gestión de supervivencia” con consecuencias desastrosas para el rendimiento individual y organizacional. Mindfulness desarrolla la ecuanimidad necesaria que permite focalizarnos en lo realmente importante desde una mente serena y confiada.
  3. Visión estratégica. Con la práctica de Mindfulness nuestro cerebro se entrena para eliminar el ruido mental que dispersa y bloquea la capacidad de gestión desde la excelencia para organizar, planificar y tomar decisiones que son beneficiosas y productivas a largo plazo para la empresa.
  4. Resiliencia. Asumir que la realidad se basa en un constante cambio y aprender a vivir en la incertidumbre sin imponer creencias limitantes es una de las apuestas de Mindfulness. Aprender de cada fracaso y enfocar la mente hacia unos nuevos propósitos ayuda a gestionar y afinar en los talentos de los equipos que requieren de una esmerada motivación. El sufrimiento y la “mente de mono” que entra en bucles emocionales nocivos sin salida, resulta ser de una tremenda ineficacia además de costoso para la empresa.
  5. Creatividad e innovación. La verdadera creatividad viene de una mente silenciada. Es imposible crear y encontrar soluciones inspiradas con una mente llena de ruido. En el momento en que practicamos mindfulness, entrenamos a la mente para encontrar serenidad, sosiego y calma… y desde ese vacío es donde puede nacer la inspiración, la innovación y la creatividad genuina para resolver situaciones complejas en la vorágine empresarial.

Thais Alonso

de Thais Alonso
Directora de Formación Mindfulness en Empresas de la EDT
https://escuelatranspersonal.com/formaciones/formacion-a-empresas/