Spain. Menorca Cova d'en XoroiStefanie Claudia Müller ha escrito una guía de viaje diferente sobre la isla de Menorca, la pequeña de las Baleares. Esta periodista y economista se ha enamorado del destino, pero es realista: "Para trabajar ahí es difícil. Ni siquiera en el turismo puedes sobrevivir por la estacionalidad." Por el momento este libro solamente está disponible en alemán. La entrevista la realiza Deike Ricardo...

  1. Compartimos el amor por Menorca. ¿Qué te fascina especialmente?
  2. La tranquilidad y la conexión de la isla con el cosmo, la espiritualidad y la amabilidad de la gente.

    Menorca es muy diferente a todo lo que he visto y vivido en España. Pensé lo que más me va a fascinar van a ser las playas. Pero no es así, es el ambiente en general, las piedras históricas, la comida, la gente y el paisaje.

    Y algo en el aire que es especial, hasta por la noche..:)

  3. ¿Ves posibilidades de trabajar en Menorca como español o extranjero?
  4. La isla está un poco aislada por los escasos vuelos que hay. La actitud de los menorquines en este sentido es un poco ambigüa: quieren trabajo e ingresos todo el año, pero no tienen otra cosa que el turismo.

    Si eres escritor quizás pueda ser un buen destino para trabajar, si no tiene que ser algo en un hotel o un bar, mucho más no hay en la isla.. Pero esto es lo que mola..

    Menorca - La tranquilidad y la conexión de la isla con el cosmo

  5. Has escrito un libro sobre la isla ¿Cuáles eran tus motivos?
  6. Quisiera trasmitir un mensaje diferente a los que quieren venir y quería compartir mi enamoramiento con más personas.

    También como periodista me gustaría enseñar cosas diferentes. España no solamente es Mallorca y Costa Brava, el turismo de masa. Me encantaría también escribir sobre el Norte de España para el público alemán.

  7. ¿Por qué todo el mundo ha oído ya Mallorca o Ibiza, pero casi nadie conoce Menorca o Formentera?
  8. La promoción de Mallorca es brutal, también ofrece más servicios y ambientes diferentes.

    Ibiza es la isla de la fiesta y atrae en verano a millones de jóvenes, mientras Formentera y Menorca son islas para estar tranquilos y contemplar, para parar un momento y disfrutar el silencio.