El Plan Director por un Trabajo Digno duplica los resultados de la Inspección en la lucha contra el fraude en la contratación
temporal y a tiempo parcial. En sus primeros quince meses de aplicación, se han transformado más de 273.000 contratos temporales en indefinidos y se ha incrementado la jornada en más de 65.000 contratos a tiempo parcial, el doble que en los 15 meses anteriores. La primera fase de los planes de choque de 2019 ha conseguido regularizar 59.359 contratos temporales en indefinidos y ampliar la jornada en 22.355 contratos a tiempo parcial.






Además, se ha procedido a incrementar la jornada en 22.355 contratos a
tiempo parcial, lo que supone un 15% de los trabajadores afectados por
el Plan. De esa contratación, 12.305 son incrementos de jornada igual o
superior al 50% y 10.050 son incrementos inferiores al 50%. Estos datos triplican los resultados del Plan de choque desarrollado en 2018, en el que durante su primera fase se incrementó la jornada de 7.591 personas trabajadoras con contratos a tiempo parcial.  Las empresas afectadas por las comunicaciones han dispuesto de un mes para proceder a regularizar la situación de sus trabajadores. A partir de ese momento, se ha iniciado la segunda fase de los Planes de Choque a través de las actuaciones inspectoras.

Un trabajo digno es posible

En los quince meses de aplicación del Plan Director por un Trabajo Digno 2018-2020, con las actuaciones ordinarias de inspección, los planes de choque de 2018 y la primera fase de los planes de 2019, se han convertido en indefinidos un total de 273.173 contratos
temporales en fraude de ley.

  • 152.369 corresponden a actuaciones inspectoras ordinarias.
  • 61.445 se transformaron como consecuencia del Plan de Choque desarrollado entre agosto y diciembre 2018.
  • 59.359 contratos se han transformado como consecuencia de la primera fase del Plan de Choque 2019.

A su vez, dentro de los datos de falsos autónomos, destacan los obtenidos con la nueva campaña sobre plataformas digitales y comercio electrónico. Durante los últimos 15 meses, las inspecciones han dado como resultado 8.451 altas en el régimen general de la Seguridad Social para regularizar el encuadramiento laboral de las personas trabajadoras en estos sectores de actividad, se han detectado 460 infracciones y se han recuperado, a través de liquidaciones de Seguridad Social, más de 15 millones de euros.