Durante el tercer trimestre del año, la ciudad de Madrid registró una rentabilidad media del 4,79%, cifra que la sitúa en el duodécimo puesto del ranking de las 20 principales capitales españolas y a casi cuatro décimas por debajo de la media nacional (5,15%). Como también ocurre con Barcelona, la rentabilidad moderada que obtienen los propietarios de la capital de España por el alquiler de su vivienda se explica por el elevado precio que deben asumir en su compra y la estabilización de los alquileres registrada en el último semestre.



Si bien los precios son elevados, hemos entrado en una fase de estabilización que sumada a la elevada demanda, convierten al madrileño en un mercado a tener muy en cuenta. En lo que a rentabilidad respecta, Madrid capital queda muy alejada de las ciudades que lideran el ranking de pisos.com, como son Valladolid, con una rentabilidad media del 7,06%, Sevilla (6,19%), Murcia (6,06%) o Zaragoza (5,91%). La ciudad también queda ligeramente por debajo de Barcelona (4,99%), la otra gran plaza para la inversión inmobiliaria de nuestro país. El ranking lo cierran las ciudades de Logroño (4,25%), A Coruña (4,01%) y Donostia-San Sebastián (3,81%), esta última por tratarse de la localidad más cara de España para la compra de una vivienda.