madre y hija, estudioSuper-Madres no molan. Too much love will kill you anytime. Esto ya lo ha dicho Freddy Mercury y es cierto. Las madres que se imponen todo el rato, imponen siempre su criterio, presionan a sus hijos para ir todos los fines de semanas a competiciones deportivas y les empujan luego para estudiar Derecho o Medicina, también para poder presumir de ellos, consiguen sobre todo una cosa: hijos con ansiedad y inseguros...

Ser madre no es un job

Sobre todo la relación madre y hija es sensible, pero también la del padre al hijo. Es probado que el sexismo benévolo transmitido de madres a hijas limita los logros académicos y laborales de ellas, según un estudio elaborado por investigadores de las universidades de La Rioja y Granada. Pero no solamente es esto, las madres también son a veces demasiado presentes en la vida de su hija.

¿Por qué es importante "dejar espacio" y "dejar elegir"?

Por un lado hay madres "machistas":

La co-autora del estudio, Maria Pilar Montañés, trata este tema en su tesis doctoral.

Sobre todo en la sociedad hispana hay una tendencia de "machismo" de las madres hacia sus propias hijas, lo que Montañés ha explicado como "claramente hostil", un sexismo denominado "benévolo", que considera a las mujeres de forma estereotipada y limitadas a ciertos roles.

Otra de las conclusiones de esta investigación es que el sexismo "benévolo" de las adolescentes repercute en una menor fijación de objetivos académicos o laborales, pero muestran, en cambio, más objetivos o aspiraciones tradicionales, como resultar atractivas para los hombres o casarse.

Así, cuando las adolescentes son más sexistas benévolas tienen menos aspiraciones laborales y más aspiraciones tradicionales.

Por otro lado hay madres "control freaks" y demasiado dominantes en la vida de sus hija adolesecente:

¿Cómo se detecta si eres una madre tipo "control freak"?

  • Si haces muchas preguntas a tu hija
  • sobre sus amigas y amigos
  • sobre el colegio/instituto
  • sobre las notas de los compañeros
  • sobre sus estudios
  • sobre sus rendimientos
  • Si dice todo el rato lo que tú piensas
  • sobre sus amigos
  • temas de actualidad
  • lo que debería estudiar
  • sobre sus ambiciones
  • sobre sus hobbies

Claros signos de que te has pasado con tu control

  • cuando empiezas a mirar en su diario
  • cuando contralas su mochila del Instituto
  • cuando le compras su ropa

Paloma Nieto describe muy bien en su tesis sobre el papel de la madre en el deporte de élite las factores negativos, como pueden ser la presión que ejerce a su hija para ser la primera, pero también el impacto negativo de un amor con tanta ambición para el resto de la familia, los otros hermanos.

Espacio es vida: hay que enseñar a estar solo

Niños y adolescentes necesitan espacio para desarrollar sus talentos, pero también para desarrollar su personalidad. No es bueno que las madres les sometan a constantes retos y les apunten a muchas actividades, les fuerzan constantemente a leer o aprender.

El talento de un niño es sobre todo para que el niño lo disfrute y no para que compita todo el rato y demuestre a su madre lo bueno que es en tocar tal instrumento o jugar a tal deporte.

¿Cómo evitar un amor ambicioso exagerado con nuestros hijos?

  • tener vida propia para no vivir la de tus hijos
  • tener como meta la felicidad de tus hijos, no el rendimiento
  • motivar, pero también dejar vivir
  • permitir a los hijos tener su intimidad
  • promover su independencia en todo