Cuando quiebra una empresa siempre se pueden muchos trabajos, sobre todo si se trata de un grupo sistemico como es Thomas Cook que tiene surcursales en muchos países y una estructura muy vertical.

Pero en un mercado capitalista la quiebra de una empresa en la mayoría de los casos es por mala gestión y lo que es una desventaja para uno es una ventaja para otro. Los competidores de Thomas Cook han recogido rapido las piezas que se han quedado en el suelo.

La ministra de Industria, Comercio y Turismo en funciones, Reyes Maroto, ha señalado que el Real Decreto-ley que acaba de ratificarse con un volumen de 200 millones de euros de ayuda para el sector túristico que sufre la quiebra de Thomas Cook “es el resultado de un trabajo intenso y coordinado con muchos actores públicos y privados, un trabajo que ha impulsado el Gobierno de España que ha considerado prioritario dar una respuesta rápida y extraordinaria a una situación que podría tener un enorme perjuicio para el conjunto de nuestra economía; un Gobierno responsable que, en apenas tres semanas, ha sido capaz de aprobar un conjunto de medidas por responsabilidad, y en atención única y exclusivamente al interés general”.




Juan Carlos Higueras, Analista Económico y Profesor de EAE Business School, explica su versión de los sucedido y lo que tenemos que esperar en España:

Impacto de la quiebra:
“De entrada, la quiebra de Thomas Cook ha dejado sin servicio a más de 600.000 turistas que estaban disfrutando de sus vacaciones y que ahora deben ser repatriados en un proceso tedioso y que durará varias semanas, un agujero financiero de 4.000 millones de euros, una deuda cercana a los 1.500 millones, 22.000 empleos perdidos, decenas de miles de turistas que tenían contratados los servicios en breve, así como todos aquellos intermediarios de la cadena de valor del sector turístico que viven o sobreviven gracias a los mayoristas, entre los que esta compañía es la líder, una tragedia para muchas empresas y empleos”.



Impacto para España:
“Aunque el impacto real sobre el turismo en España está por determinar, lo cierto es que cerca del 10% de los turistas que llegan, venían a través de esta compañía, si bien el efecto va a ser desigual en nuestra geografía, pues las zonas más afectadas son Canarias y Baleares, seguidas por las zonas de playa del mediterráneo tales como la Costa Brava, Costa del Sol y Costa Valenciana, donde en muchas de ellas el turismo representa hasta el 30% del empleo y que ya habían recibido un primer golpe por el efecto del Brexit. Debemos recordar que la temporada de invierno es clave en Canarias, que recibía a 3,5 millones de turistas de Thomas Cook, lo que puede suponer una pérdida del 10% del empleo en la región”.

Quien sale más perjudicado:
“El consumidor y el pequeño o mediano empresario son los que peor parte se llevan. Hay 220 millones correspondientes a la factura pendiente de pago a proveedores en España, con el proceso de quiebra, habrá una quita significativa que reducirá esa cantidad y que dilatará el pago en el tiempo.

Por tanto, habrá además un fuerte impacto directo en la línea de flotación de distintas CC.AA. que a corto y medio plazo van a ver cierres de empresas turísticas por fuertes pérdidas y falta de liquidez, e impacto en todos los operadores, e incluso en bancos, con el consiguiente efecto sobre la economía y el empleo”.

Quien sale beneficiado:
"Donde hay amenazas para unos, aparecen oportunidades para otros, de modo que entre los principales beneficiarios de esta quiebra se encuentran lógicamente los principales competidores como la alemana TUI, que debería rediseñar su modelo, la británica Expedia o las españolas TravelPlan, Soltour, Mapa Tour, así como las plataformas colaborativas Airbnb o las líneas aéreas de bajo coste, incluyendo Iberia. "




Tres razones por las que quebró Thomas Cook:

  • “En 2018 presentaba unas ventas de 9.584 millones de libras y un EBITDA equivalente al 3,53% de las mismas (338 millones) y unas pérdidas de 163 millones, en gran parte debido a los costes de su elevada deuda (155 millones) que en dicho ejercicio representaba casi 6.350 millones de libras (4.339 millones eran a corto plazo) y una tesorería muy debilitada.
  • Además su capitalización de mercado se ha ido reduciendo, especialmente en los últimos 18 meses, de modo que el negocio se encontraba hace meses en la UCI a la espera de renegociar un incremento de financiación que, como era lógico, no se iba a producir ante datos como del primer semestre de 2019 con unas pérdidas de 1.800 millones de euros.
  • “El segundo turoperador mundial no ha sabido ver el declive de su principal producto (el paquete turístico) y ahora dice adiós a 178 años de historia”.
  • “El resultado de una continuada mala gestión de la compañía, la miopía estratégica que afecta a directivos poco visionarios de grandes corporaciones históricas que no hacen más que mirarse el ombligo como si el resto del mundo girase a su alrededor y nada ni nadie pudiese tumbarlos. Por ejemplo, la retribución fija, sin incluir bonus y otros incentivos, del CEO y del CFO de Thomas Cook asciende a 1 y 0,52 millones de libras respectivamente.”.