El 8,4% de hombres con educación superior en España accede a puestos directivos, mientras que solo el 4% de mujeres, a pesar de que hay un 18% más de mujeres graduadas que de hombres.

En España, la mujer trabaja 4,8 horas no remuneradas frente las 2,4 horas de los hombres. El número de mujeres emprendedoras es mayor en países en vías de desarrollo o subdesarrollados.

Menos que un tercio de los mandos son mujeres

Una media del 29% de mujeres de la plantilla de las principales compañías tecnológicas ocupan puestos de mando. Microsoft la que menos con un 27% y Netflix la que más con un 47%. En este sentido, la brecha salarial de género en España es casi de un 12%, dato que en los últimos años apenas ha variado en 1,4 puntos. En los países de la Unión Europea, de media, los hombres ganan un 16,2% más que las mujeres. En comparación a los países de la OCDE, esta diferencia de ingresos es del 13,5%. “Pese a los tímidos avances en materia de género, todos los países muestran exiguos porcentajes cuando se trata de una situación más ventajosa siendo mujer en la sociedad actual”, explica Cristina Ruiz, autora del estudio y profesora de EAE Business School.



Letonia es una excepción

El país donde más diferencia existe entre la proporción de mujeres que ocupan cargos de gestión y cargos ejecutivos es Letonia, donde un 28% son senior executives y un 56% manager, 28 puntos porcentuales de diferencia. Le sigue Austria con una diferencia del 26%, donde la proporción de mujeres executive es de apenas un 5% y managers un 31%. Respecto al emprendimiento, España registra un 6% de mujeres emprendedoras. En cambio países muy desarrollados como Alemania o Japón representan solo el 4% y el 3,3%, respectivamente.

Países en vías de desarrollo como Angola, Colombia o Brasil, la mujer emprendedora representa el 40,7%, 17,8% y Brasil 17,3%, respectivamente. “La necesidad de crecer económicamente convierte a las mujeres en líderes en cuanto a emprendimiento, cuestión que no ocurre en los países con las economías más avanzadas”, apunta la autora del estudio.

Menos dinero para mujeres, ¿por qué?

En España, la mujer trabaja 4,8 horas no remuneradas frente las 2,4 horas del hombre. “Los datos nos alertan de que las mujeres, además de trabajar más horas que los hombres, no se las reconoce por ello, realizando un gran número de horas sin remunerar”, señala Ruiz. Esta tendencia también se cumple en otros países europeos como Alemania con 4 horas no remuneradas de la mujer frente a 2,5 del hombre; Francia con 3,7 frente a 2,2 o Italia con 5,1 de la mujer frente a 2,2 de los hombres. En los países escandinavos, con muchas políticas de igualdad, los hombres trabajan una media de 2,9 horas sin cobrar y las mujeres 3,7 horas en Suecia; y 3,1 horas frente 4 en Dinamarca.




Los grandes grupos digitales no promocionan mujeres

El estudio concluye que en la las grandes multinacionales tecnológicas (Netflix, Amazon, Twitter, Uber, Facebook, Apple, Google y Microsoft), la mayoría de los empleados siguen siendo hombres. Una media del 29% de mujeres de la plantilla de estas compañías tecnológicas ocupa puestos de mando. Microsoft la que menos con un 27% y Netflix la que más con un 47%. “Uno de los indicadores que nos permite comprender por qué el mundo tecnológico sigue siendo mayoritariamente masculino es el número de mujeres graduadas y tituladas en STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas)”, indica Ruiz.

El estudio muestra que, desde 2008 hasta 2016, ha habido un aumento constante de las mujeres tituladas en estas áreas, creciendo un 30% aproximadamente, pero la brecha se sigue manteniendo, con casi un 50% más de hombres graduados en disciplinas STEM. En concreto, el 16% de mujeres se gradúan en STEM en comparación a un 30% de hombres.