Las camareras de piso sufren en todo el mundo, como los de los call centers o los que cuidan a mayores. Ganan poco, trabajan duro, sufren un control tremendo y no tienen ningún reconocimiento por parte de la sociedad. Son trabajos hasta mal vistos. guiadeltrabajo.com habla con Myriam Barros Grosso , Presidente de una plataforma de protesta de las camareras de piso, Las Kellys que nace en Lanzarote.




  • ¿Por qué "Las Kellys"?
  • Kelly es griego y quiere decir "mujer luchadora". Las Kellys surgimos por la indignación, la injusticia y el abandono por parte de las grandes centrales sindicales.

    Tras las reformas laborales de nuestro país, se dió prioridad a los convenios de empresa frente a los sectoriales y se redujo el senso electoral de las empresas excluyendo a las trabajadoras externalizadas.

    El deterioro de nuestro cuerpo era cada vez más grande a consecuencia de los ritmos de trabajo que nos imponen los empresarios, sin embargo no se nos reconocen nuestras enfermedades profesionales y cuando ya no les servimos más como trabajadoras porque nuestros cuerpos no aguantan, nos derivan a la Seguridad Social prejubilándonos con pensiones de invalidez que no superan los 900 euros. Por todo ello, Las Kellys hemos decidido organizarnos y representarnos a nosotras mismas, porque nadie mejor que nosotras para exponer lo que necesitamos y saber lo que nos duele.

  • ¿Por qué se inició el movimiento en Lanzarote?
  • El movimiento comenzó en las redes sociales, una compañera de Barcelona creó un grupo de Facebook donde habia camareras de piso de toda España y hablábamos allí de nuestros problemas de salud, laborales, de la desacreditación de los sindicatos y de cómo organizarnos, hasta que un día unas cuantas decidimos que ya estaba bien de quejarse en secreto, que o contabamos lo que nos estaba pasando o seguiríamos igual, incluso peor.

    Así que unas cuantas mujeres de Lanzarote decidimos dar el primer paso y constituir un grupo de trabajo para visibilizar la situación. Lanzarote es una isla que vive del turismo, todas tenemos una hija, una prima, una vecina, una amiga camarera de piso y sabemos que su realidad laboral es desastrosa, que cuando llega a casa no se puede mover porque le duele todo el cuerpo y tienen que medicarla para aguantar el dolor.

    Infografía: Los países con más trabajadores afiliados a sindicatos | Statista Más infografías en Statista

    Por ello, sabíamos que si lo contábamos ante la prensa y algunos nos desacreditaban, nos sería muy fácil demostrar que nosotras teníamos razón porque antes de presentarnos en sociedad nos encargamos de reunir muchísimas pruebas gráficas de diferentes hoteles de la isla.



  • ¿Que habéis conseguido hasta ahora?
  • Lo más importante es haber sacado de la invisibilidad un colectivo precario y feminizado, pero también el haber situado nuestra problemática en primera línea de la agenda política, que se nos incluya en el cuadro de enfermedades profesionales que reconoce como enfermedad profesional la bursitis, tendinitis, túnel carpiano, dedo del resorte etc.. Que se esté debatiendo la modificación del estatuto de los Trabajadores que no se toca desde el año 78, que se aumenten las campañas de inspección de trabajo y se aumente la plantilla de inspectores.

  • ¿Hay un movimiento europeo?
  • No, de momento no existen muchas camareras de piso en España que estén organizándose en diferentes ciudades para revindicar sus derechos; nos consta también la existencia de algún grupo en Italia, Grecia o Argentina pero realmente a niveles europeos aún no nos hemos organizado, eso sí, no descartamos nada. Las Kellys somos un movimiento vivo y estamos evolucionando constantemente.

  • ¿Quiénes son las empresas abusadoras?
  • No tenemos un perfil concreto, realmente se saltan las leyes si pueden desde las multinacionales hasta la pequeña o mediana empresa, incluso tenemos sentencias favorables contra empresarios que presumen de practicar la economía del bien común.

  • ¿Hay países o empresas que no abusen de las trabajadoras?
  • Sí, las hay, pero son muy pocas y aún estamos localizándolas.

  • ¿Cómo es el funcionamiento en el trabajo?
  • Es un trabajo físico muy duro. Dedicamos una hora a la limpieza de zonas comunes: bares, restaurantes, recepción, etc.; mas tarde, recogemos un parte de trabajo con entre 20 y 30 habitaciones para limpiar. De estas 20 o 30 habitaciones, tres cuartas partes serán de limpieza de clientes, el cliente que está hospedado a diario en el hotel.

    Les haremos las camas, cambiaremos sábanas, toallas, sacaremos la basura, limpiaremos el polvo el suelo y el baño. El resto, unas 4 o 5 habitaciones, habrá que desmantelarlas enteras porque serán salidas habitaciones que se quedan libres y vuelven a ser ocupadas por un cliente nuevo en una hora. Empujamos carros de ropa que pesan más de 100 kilos dando alrededor de unos 12 pasos diarios. Cargamos sacos de ropa y manejamos productos químicos.

  • ¿Qué nivel de baja hay?
  • Hay por problemas musculoesqueléticos, depresión, ansiedad y estrés.

  • ¿Qué tipos de contratos hay?
  • Tenemos contratos a tiempo parcial, a tiempo completo, temporales, indefindos, fijos, discontinuos, de semanas, de dias, de categorías, inferiores a lo que nos corresponde, contratos de inserción social subvencionados con fondos públicos europeos.

  • ¿Qué culpa tiene el turista en todo esto?
  • El turista no tiene culpa de que el empresario no respete la normativa y explote a sus trabajadoras, pero sí debe de ser conciente de que alojarse en hoteles que externalizan el servicio de pisos no es consumir turismo socialmente responsable, porque estas empresas trafican con mano de obra femenina y barata.

  • ¿Os dan mucha propina?
  • Desde que han aumentado los ritmos de trabajo mucho menos porque no podemos dedicar a los clientes el tiempo que necesitamos y ellos lo notan. Queremos poder hacer bien nuestro trabajo, pero con 15 minutos por habitación no podemos mimarles mucho.

  • ¿Qué soluciones proponéis?
    1. Modificación del Estatuto de los Trabajadores para que las trabajadoras externas tengan los mismos derechos que las que están contratadas por el hotel.
    2. Revisión de la ley orgánica de libertad sindical, las relaciones laborales han cambiado, ha nacido una nueva forma de hacer sindicalismo y todas y todos debemos estar representados.
    3. Reducir las cargas de trabajo y crear un organismo específico en esta materia que dependa del gobierno, no de los empresarios como ocurre actualmente.
    4. Incluir en el cuadro de enfermedades profesionales las enfermedades musculoesqueléticas.
    5. Aumentar la plantilla de inspectores, formarles en igualdad de género e intensificar las campañas específicas.

  • ¿Es un trabajo con futuro o crees que lo podrá hacer un robot el día de mañana?
  • Creo que es un trabajo que no puede ser sustituido por robots, pero quizás estos puedan facilitarnos el trabajo. ¿Que sea un trabajo con futuro? Yo no se lo recomendaría a mis hijas

    .

  • ¿Qué problemas hay con los químicos?
  • En muchos establecimientos se utilizan productos muy agresivos para la limpieza: lejías, desencrustantes, quita grasas. Estar expuesto a estos productos durante largos períodos de tiempo sin la protección adecuada nos genera graves problemas respiratorios.

  • ¿Cuáles han sido las cosas más raras que te han pasado?
  • El trabajo de camarera de piso es una aventura diaria, porque nunca sabes lo que te vas a encontrar cuando abres la puerta de una habitación.

    Pero recuerdo una señora que usaba pelucas y tenia mas de 50 en la habitación, todas muy bien colocadas en sus soportes, o el que tiene dos piernas ortopédicas y se deja una en la cama. Nos pasan muchas cosas buenas y malas.

    .