Actualmente, entre los adolescentes y jóvenes, está creciendo de manera exponencial el uso de la comunicación online tanto a través de las redes como de los mensajes instantáneos, sobre todo, a través de WhatsApp, aplicación que les permite estar conectados con sus amigos, de manera continua y sin límites territoriales ni geográficos.




El móvil ya no se usa para llamar

Según el informe Riesgos y usos problemáticos de internet en adolescentes elaborado por el profesor de la Universidad Internacional de Valencia (VIU), Víctor José Villanueva,” en España casi un 60% de menores utiliza el móvil para conectarse a la red, un 32% lo hace a través del ordenador y un 26% a través de las tabletas”. De hecho, un 24% de los niños entre los 9-10 años dispone de un móvil para su uso personal, un 83% de entre 13-14 años y un 97% en el caso de los más mayores, lo que coincide con el inicio de bachillerato.

En España, más del 95% de los jóvenes accede todos los días a internet, ya sea para ver los mensajes instantáneos, hacer tareas del colegio, ver videojuegos o ver y descargar vídeos aunque tal y como explica el experto de la VIU, ”existen diferencias en cuanto al género en las actividades que se realizan en internet, siendo la actividad más frecuente entre los chicos de todas las edades el uso de los videojuegos; y, en las chicas adolescentes, visitar redes sociales así como compartir fotos, vídeos y música.

Los jóvenes no son conscientes de lo que mandan

Es evidente que Internet ofrece múltiples beneficios; pero también es cierto que un uso inadecuado puede llegar a causar problemas. Entre los riesgos más destacados, el también director del Máster Universitario en Prevención en Drogodependencias y otras Conductas Adictivas de la VIU, Profesor Villanueva señala algunos vinculados a las redes sociales, como el cyberbullying, sextorsión, grooming o el sexting que consiste en recibir mensajes de contenido sexual, como los más destacados. De hecho, el 35% de los adolescentes han recibido mensajes de este tipo, tanto a través de mensajes instantáneos como por las redes sociales.

Además, sobre las prácticas de riesgo en la red, Villanueva añade que contactar con desconocidos es el comportamiento más frecuente entre los adolescentes, y aumenta en aquellos usuarios que tienen menos control sobre el uso de Internet. Un indicador de riesgo que se ha demostrado relevante es el número de amistades de las que se dispone en las redes sociales y que confirma que siete de cada diez jóvenes aceptan amistades solo a los que conocen (52%) o a aquellas que conoce muy bien (17%).En cambio, un 23% acepta a personas con las que tiene amigos en común y un 9% a aquellas que les agreguen o soliciten amistad.


Cuando texting es una adicción

La cada vez mayor prevalencia de un uso problemático de internet presenta una sintomatología similar a los trastornos adictivos, aunque no podemos hablar de “adicción a internet o a las TIC” ya que no existen evidencias científicas que establezcan claramente que se trata de un trastorno.

A pesar de ello, es importante impulsar estrategias de mediación parental, como la mediación del uso para debatir sobre las diferentes actividades de internet, la mediación activa para aconsejar el buen uso ante los riesgos, la mediación restrictiva limitando el tiempo de conexión, registrar el uso de los menores o poner algún tipo de software que restrinja el acceso a sitios inadecuados.

En definitiva, según el profesor de la VIU y autor del informe,”es necesario proporcionar a las familias una serie de pautas orientadas a promover en los adolescentes la toma de decisiones adecuadas en relación al uso de las TIC”.

Sobre la Universidad Internacional de Valencia (VIU)

La Universidad Internacional de Valencia (VIU) es una de las principales universidades online del mundo hispanohablante. Con más de 6.500 estudiantes de 58 nacionalidades, es una de las principales universidades online del mundo hispanohablante y ofrece un portfolio de grados, másteres universitarios y propios en constante evolución con el objetivo de adaptarse a los nuevos perfiles profesionales y demandas del mercado.