Economista:  Hablamos con Juergen B. DongesJuergen B. Donges, nacido en 1940 en Sevilla, es uno de los economistas alemanes más reconocido a nivel internacional. En España se le tiene mucho cariño, porque no solamente se expresa perfectamente en español, si no también habla en plata a la hora de criticar póliticas económicas...

  • Europa está viviendo uno de los momentos más cruciales de su historia por varias razones: Crisis de deuda, posible salida de Grecia del Euro y de Inglaterra de la UE y millones de refugiados en nuestra tierra. ¿Cree Usted que un economista hoy en día tiene que ser también alguien que dar soluciones a estos problemas globales? ¿Qué valor tienen teorías económicas en un mundo con tantos ataques globales y existenciales?</li>

    Muchos economistas venimos analizando desde mucho tiempo todos estos temas teórica y empíricamente y exponemos caminos (pueden variar) para solucionar los problemas que usted menciona. El mayor problema es que los políticos no siempre nos hacen caso, sobre todo si las medidas a aplicar son impopulares y acarrean un coste político significativo en forma de una pérdida de votos. Pero con políticas mediante parches, como en el caso de Grecia o en el de los refugiados, no arreglamos las cosas, las empeoramos.

  • Usted es un experto en economía española. Partidos como Podemos lamentan que españoles tienen que emigrar para encontrar trabajo bien pagado y una salida interesante después de sus carrera académica. ¿Cree Usted que salir fuera es una condena como algunos políticos españoles dicen?
  • No creo que Podemos con sus planteamientos económicos anti-sistema constituya una fuente de perspectivas profesionales atractivas para los jóvenes que salen de la universidad. Pero vayamos al grano de la cuestión: Así como hoy en día la inversión empresarial, la producción y los servicios de valor añadido en buena parte están globalizados es bueno que las personas sean en la medida de los posible internacionalmente movibles.

    Los españoles con cualificación académica no son los únicos que emigran, los alemanes también lo hacen, e incluso vienen a trabajar en España, como usted. Es importante desde el punto de vista del país en su conjunto que haya un cierto equilibrio entre salidas y entradas. Una excesiva emigración supondría un pérdida de capital humano ('brain drain'), lo cual reduciría el potencial de crecimiento. Para España esto es una razón más para no cesar en los esfuerzos de saneamiento de la economía, de modo que no haya emigración forzada alguna.

  • Alemania ha perdido algunos apoyos en el sur de Europa por su política de austeridad. Pero es un hecho que muy poco países han estado austeros en los últimos años. ¿La critica sobre la política de austeridad de Merkel entonces es justificada?<
  • La canciller ha servido de chivo expiratorio para todos aquellos que quieren desviar la atención pública en sus propios países de las causa de la crisis, que son casi todas de origen casero, también en España. Cuando una sociedad decide vivir por encima de sus posibilidades y cuando los Gobiernos abren sin más el grifo del gasto público, se endeudan desmesuradamente y toleran el anquilosamiento de las estructuras productivas y de las instituciones, el mercado pasa factura tarde o temprano.

    Con y sin Merkel, no había ni hay una salida de la crisis que no vaya de la mano de la consolidación fiscal y de reformas estructurales de gran calado. Quien afirme lo contrario es un charlatán irresponsable.

  • Merkel es una de las mujeres más respectadas del mundo, nadie la niega su liderazgo y capacidad resolutiva y analítica. Ella ha inspirado otras mujeres en política, pero no tanto en el mundo de economistas. ¿Por qué cree Usted que en este mundo de economista todavía no hay muchas mujeres, a pesar de que muchas chicas estudian economía hoy en día?
  • Las cosas están mejorando. En Alemania son ya cada vez más las mujeres que ocupan altos cargos en la empresa y dirijen cátedras de universidad. Pero sigue habiendo un obstáculo: la insuficiente compatibilidad entre los requisitos profesionales y las responsabilidades familiares sobre todo si hay que cuidar niños.

    Por eso es absolutamente necesario mejorar las infraestructuras pertinentes en los colegios. De lo que no soy partidario es de establecer por ley cuotas de participación femenina, pues esto crearía sesgos indeseados y discriminaría a las mujeres que han logrado puestos importantes por méritos propios.

  • ¿Qué importancia tiene para Usted la competencia intercultural y los idiomas en la carrera profesional de un economista?
  • Ambos aspectos son importantes, el idioma sobre todo. Para los economistas la lingua franca es el inglés. Los únicos que se resisten a ello son los franceses...

  • Considerando el gran volumen de corrupción en países del Sur de Europa Ética juega cada vez un papel más grande en la enseñanza de economía. ¿Cree Usted que es algo que se puede aprender de esta manera?
  • No. Ética haya que mamarlo desde pequeño, mediante la educación que uno recibe de sus padres. La corrupción y el fraude fiscal son manifestaciones individuales de energía criminal que hay que combatir por la vía penal, y rigurosamente.

  • Con respecto a la actual crisis económica se discute mucho de introducir más economía en el Curriculum escolar. ¿Qué piensa Usted de enseñar finanzas y economía ya a niños de primaria y ESO?
  • Esto lo he estado reclamando durante toda mi vida profesional. Todos sabemos que lo económico nos afecta irremediablemente de una forma u otra - como trabajador, consumidor, ahorrrador, pensionista etc. En los colegios debería haber una asignatura sobre economía con el fin de familiarizar a la gente desde su juventud con el funcionamiento de la economía. Uno aprendería que en la realidad no se dan duros por pesetas, lo cual le imunizaría frente a los cantos de sirena de aquellos que siempre están prometiendo bondades sociales sin explicar cómo se financian y qué repercusiones colaterales podrían causar.

  • Viendo como la economía toca ya tantos campos de nuestra vida, que importancia tiene la filosofía o intelectualidad en la enseñanza de la economía?
  • La importancia es evidente. De hecho numerosos filósofos y demás intelectuales fuera del círculo de los economistas estudian el quehacer económico y lo valoran desde su perspectiva metodológica. El llamado padre de la ciencia económica, Adam Smith, fue un filósofo.

La entrevista fue dirigida por Stefanie Claudia Müller, economista en España

Juergen B. Donges

Entrevista con experto: Economista Juergen B. DongesJuergen B. Donges es Doctor en Ciencias Económicas por la Universidad de Saarbrücken (Alemania). Desde 1969 hasta 1989 ha dirigido diversos departamentos de análisis económico en el Kiel Institute for the World Economy de Alemania, del que fue vicepresidente durante los últimos seis años.

En 1989, asumió una Cátedra de Ciencias Económicas de la Universidad de Colonia (Alemania), en la que desde 2007 es Emérito. Actualmente es Senior Fellow del Cologne Institute for Economic Policy.

Ha sido Presidente del Consejo de Expertos Económicos de Alemania (los llamados ‘Cinco Sabios’). Ostenta cargos de asesor económico en diferentes instituciones académicas alemanas, españolas y de otros países. Además es miembro del Consejo de Vigilancia de diferentes empresas multinacionales.

Tiene una amplia lista de publicaciones científicas sobre la economía internacional y las políticas macro y microeconómicas, y actúa con regularidad como columnista de periódicos alemanes y españoles.

Entrevista en lavanguardia.com con Juergen Donges