Jordi Pinyol es catalán de nacimiento, pero ya madrileño de corazón y músico de pasión. Es uno de los pocos que puede vivir de la música. Esto es debido también a una formación seria y continuada, también a nivel internacional. Gracias a esto ha conseguido los bases para la composición y los contactos que se necesitan en este mundo.

  •  ¿Qué conlleva una vida de artista?

Bueno, en principio esta pregunta habría que matizarla un poco. No creo que sea lo mismo la vida de un artista que es músico profesional que la de un artista que no lo es. Me explico: hay artistas que nunca han estudiado ninguna carrera artística, y se dedican a desarrollar su arte y tratar de ganarse la vida con él, y creo que en su caso se lo juegan todo a cara o cruz.




Puede que lleguen a ganar mucho dinero como puede que a nadie le interese lo que hacen y pasarlas canutas para ganarse la vida y salir adelante. Sin embargo, un músico profesional suele tener una preparación académica que le permite dar clases, componer, hacer arreglos para otros artistas o productores, actuar con artistas, en musicales, en todo tipo de eventos para quien sea que te contrate y un sinfín de posibilidades. Es más, te diría que la mayoría de músicos profesionales se ganan la vida trabajando como mercenarios para otros artistas (aquellos que han conseguido lo que muchos otros no).

Con lo cual, en la mayoría de los casos que conozco, la vida de un músico profesional pasa por trabajar para otros artistas, y salvo que seas muy afortunado para poder vivir solo de conciertos y grabaciones, tendrás que dar clases de música para tener un sueldo estable que te permita vivir decentemente. Así que podríamos decir que la vida de un músico profesional conlleva dar clases, trabajar para otros, y compaginar ambas cosas con sacar un tiempo para tirar adelante proyectos musicales personales (que casi nunca conllevan ganancias económicas, más bien lo contrario, pero lo haces por amor al arte).




Y básicamente, en lo que se refiere a conciertos, eso conlleva que por lo general haces pocos planes porque nunca sabes cuando te van a salir conciertos de última hora y fastidiarte los planes que hayas hecho con anterioridad. Por lo demás, cada músico es un mundo y lleva la vida como quiere llevarla, como todos los demás.

  • ¿Crees que en España es más díficil sobrevivir?

Por supuesto que sí. Creo que este país, dentro de las muchas cosas buenas que tiene, tiene una muy mala que es una tremenda pobreza en cultura musical. Aquí se valora muy poco al músico profesional en comparación con muchos otros países. Como ejemplos te diría que en Broadway o en Inglaterra sería impensable que se hagan musicales con la música grabada. Aquí es lo mas normal del mundo.

Hay poquísimos programas musicales en televisión y la mayoría de programas son con músicos haciendo playback. Ser músico profesional probablemente sea una de las profesiones mas difíciles de conseguir y sin embargo la gente desconoce por completo nuestro trabajo y no se nos da el valor que merecemos. El 99% de los conciertos en salas se hacen cobrando en negro sin estar dados de alta ni cotizar y parece que a nadie en este país le interese lo mas mínimo (teniendo en cuenta que al final se vayan millones de euros al cabo del año en fraude fiscal).

En algunos paises hay una legislación especial para músicos para poder cotizar los conciertos en salas de un modo sencillo, legal, así como hay derecho a paro cuando no hay conciertos. Otro ejemplo tremendo, en países como Estados Unidos, Inglaterra u Holanda, puedes estudiar una carrera superior de música "moderna" en conservatorios teniendo como instrumento principal la guitarra eléctrica, la batería o el bajo eléctrico.




Instrumentos que llevan ya más de 50 años formando parte vital del panorama e industria musical, pero que aquí en España por alguna extraña razón, a día de hoy, todavía se pueden contar con los dedos de la mano el número de conservatorios en los que puedes estudiar esos instrumentos. Estamos 50 años o más atrasados en cuanto a educación musical respecto a esos países. Un vergúenza. Y así podría seguir con más cosas. Obviamente, también habrá muchos países que estén peor que este, pero las desgracias de los demás no deben servirnos de consuelo.

  • ¿Cómo has llegado a donde estás ahora?

Pues estudiando y echando horas y horas y trabajando sin parar. Y básicamente dedicando toda mi vida a la música y la guitarra con toda la ilusión y amor del mundo. Y como no, gracias a tener unos maravillosos padres que me apoyaron siempre y me costearon los estudios.

  • ¿Qué has estudiado?

Resumiendo, estudié varios años piano y solfeo desde muy pequeño, y a partir de los 14 empecé ya con la guitarra, recibiendo clases en varias escuelas de música de Barcelona, hasta que me fui a Boston y ahí me saqué una licenciatura doble en las especialidades "Composición en jazz" e "Interpretación". También estudié dos años de saxofón.

  • ¿Hay diferencias en la rentabilidad de la música?

Por supuesto. Pero no solo en música sino en todo, hay países en los que los salarios son muchísimo más altos que en España y donde las condiciones laborables son mucho mejores. Y en la música quizás se acentúe aún más esa diferencia.

  • ¿Qué piensas de los derechos de autores y la SGAE?

Me parece que no se puede ser más deleznable que alguien que roba a un músico, teniendo en cuenta lo dificil que es vivir de la música. Pero mas allá de la vergüenza de corruptos, ladrones y estafadores que tenemos en todos lados, hay algo de lo que no se habla y está sucediendo desde hace muchos años, y son las compras de derechos de autor.




Es decir, un productor o un artista potente, le ofrece a un artista talentoso que está empezando una suma de dinero "X" por una canción para un artista famoso, pero a cambio los derechos y la autoría se la quedará dicho productor o artista. Y ese músico se ve en el dilema de qué hacer: cobrar un buen dinero y que su canción suene por todo el país a pesar de que nadie sepa que la compuso él o tirar esa canción a la basura porque nadie la va a publicar?

Obviamente, se pone a ese músico contra las cuerdas teniendo que aceptar ofertas de esa calaña y la industria permite ese robo que es repugnante.

¿Hay algo más sucio que firmar que has compuesto una canción o escrito un libro o una película o un diseñado edificio cuando lo ha hecho otro? Imagináis que escándalo sería descubrir por ejemplo que Gaudí fuera un personaje que ofreció una cantidad de dinero para comprar los planos de la Sagrada Familia a un pobre arquitecto que recién salía de sus estudios y no tenía ni para vivir y necesitaba el dinero? Pues eso pasa y muchísimo en la industria de la música, y no sale ni saldrá a la luz. Eso me parece mas respugnante todavía que llevarse dinero de la caja de la SGAE.

  • Has estudiado en EEUU, ¿son diferentes los estudios ahí?

Como he mencionado antes en otra pregunta, hay algunos pocos conservatorios que se han puesto las pilas en educación de música "moderna", es decir jazz, rock etc. Pero por lo general, en este campo estamos a años luz de EEUU. En cuanto a la música "clásica", como no es mi campo no tengo el conocimiento suficiente para responder a la pregunta.

  • ¿No es Alemania el mejor sitio para estudiar música?

No lo sé, sinceramente. Pero en cuanto a música "moderna" y jazz, Berklee (Boston) es la escuela de música mas grande del mundo y juraría que la mejor también y la que más se admira y se copia desde otras escuelas y países. Desconozco si Alemania ha logrado mejorarlo. Puede ser por supuesto, pero lo desconozco. Aún así, creo que no hay que ser tan categóricos y clasificar un sitio como el mejor, sino hablar de sitios que cumplen un standard alto en educación musical y sitios como aquí, en los que vamos muy atrasados y tenemos que ponernos las pilas urgentemente.

  • ¿Puedes vivir de ser músico?

Como he contado antes, necesito ser profesor para vivir de la música, pero eso también lo considero vivir de ser músico. Actuar, grabar, componer, enseñar... todo eso forma parte de ser músico.

5 consejos para jóvenes músicos

Ufff, vamos allá...

    1. ¡Trabaja duro para ser un buen músico y sé buena persona, todo lo demás llegará!
    2. ¡Escucha toda la música que puedas y todos los estilos que puedas e intenta ser una esponja y aprender de todos ellos. Aunque te acabes focalizando en unos estilos concretos, aprenderás de todos los estilos de música cosas que podrás llevarte a tu terreno.
    3. ¡Intenta tocar con todos los músicos que puedas, ya sean mejores o peores, aprende todo lo que puedas de ellos y respétalos a todos por igual!
    4. ¡Estudia todo lo que puedas, con la mayor constancia que puedas y de todas las fuentes que puedas. Intenta tener profesores distintos a lo largo de los años para tener muchos puntos de vista distintos a la hora de tocar tu instrumento. De todos ellos aprenderás cosas distintas impagables!
    5. ¡Disfruta y sé feliz tocando, nunca pierdas la ilusión por tener tus propios proyectos, busca tu estilo propio y tu propio sonido. Y por supuesto, ama la música y toca siempre desde el corazón!