Joan de Gràcia Oliver es un self-made man. Parece que todo lo que hace tiene éxito: El trío de cómicos mudos Tricicle, los musicales y ahora es director artístico de Pacha - un grupo de espectáculos y eventos de noche. Pero no todo iba tan bien en el mundo de este cómico catalán. Nació en el Poble Sec de Barcelona en 1957; trabajó primero como empleado de banca, lo que obviamente le aburría más de la cuenta.



Probar de todo para dar con lo que te gusta

Luego participó en carreras de motos, pero tampoco destacaba con un talento extraordinario. Por ello estudió Bellas Artes - un mundo difícil. Pero un día descubrió el mundo del espectáculo y decidió dejarlo todo para dedicarse al 100% y se matriculó en la Escuela de Mimo y Pantomima del Institut del Teatre de Barcelona, donde sacó muy buenas notas.

Fundó Tricicle en el año 1979 y ha protagonizado junto a Paco Mir y Carles Sans nueve espectáculos, todos ellos de gran éxito, viajando a 18 países repartiendo risas, cinco series de televisión y una peli “Palace” muy divertida. Su vida privada iba en paralelo, algunas cosa iban bien otras no tanto, como en la vida real.


Paralelamente a Tricicle, ha producido dos hijas maravillosas, alguna zarzuela, dos musicales, espectáculos para la compañía clónica Clownic, guiones para cortos muy cortos. Ha diseñado vestuario para óperas y bikinis para mujeres guapas y sobre todo ha engordado generosamente gracias a que es un gran amante de la gastronomía. Al final ha unido todos sus conocimientos acumulados en una profesión variada con muchas facetas.



Actualmente es director artístico del Restaurante Cabaret Lio Ibiza desde sus inicios en 2011 y de espectáculos del Grupo Pachá. Aquí por ejemplo de la fiesta "Flower Power" que se organiza cada lunes en Ibiza en la discoteca tan famosa. De Gràcia Oliver es bastante feliz y

de mayor quiero ser espectador de cine y teatro, pero solo espectador, nada de crítico, ni actor, ni productor, ni director.

El humor nunca lo ha perdido, a pesar de los altibajos de la vida.