infiel, trabajo, job, ayuda, que hacer, amorEl trabajo influye en la vida familiar. De esta teoría no hay ninguna duda, si es muy estresante o requiere de mucho esfuerzo acabará repercutiendo en el ambiente familiar. Un estudio realizado en Estados Unidos refleja que la gente con mejores sueldos y trabajos, son generalmnete los que más probabilidades presentan de ser infieles...

Ser infliel: enseñame la cartera.

Cuando sucedió lo de Bill Clinton con Monica Leqinsky en 1998, fue un escándalo, pero realmente a nadie le sorprende mucho que este tipo de deslices sucedan en las altas esferas.
De todas formas, lo verdaderamente curioso que descubrimos con este estudio es que no son los que mejor ganan, los ricos y poderosos los que tienen aventuras, sino sus acomodadas parejas. El estudio, publicado en el número de julio de la revista „American Sociological“ sostenía que los hombres mantenidos por sus mujeres tenían tendencia a confesar haber tenido más aventuras..

Cabeza de familia: Pareja infiel.

Hablando de números: según la autora del estudio Christin L. Munsch de la Universidad de Connecticut, la probabilidad de que un hombre dependiente financieramente de su mujer le sea infiel, es de un 15%. En cambio, cuando es la mujer la que es dependiente económicamente de su marido las cifras bajan, unicamente un 5%. Los padres de familia que son los encargados de mantenerla económicamente presentan casos de infidelidades unicamente en un 4%.

Las mujeres cabeza de familia que llevan el único sueldo a casa tienen aventuras en raras ocasiones; un 1,5 porciento, cuando ganan lo mismo que sus maridos el porcentaje de infidelidad alcanza el 3%.

Para realizar este estudio, Musch utilizó datos de entrevistas a 2700 parejas de casados entre 18 y 32 años en el periodo de 2001 a 2011. Los datos , aunque abundantes, debieron ser interpretados meticulosamnte ya que, ante este tipo de cuestiones no todos ni todas contestaban honestamente.

¿Cuáles son los motivos para ser infiel?

Las cifras hablan por si solas, la gente con más poder y privilegios suele ser más promiscua. Pero ¿por qué? Munsch nos aclara que:

  • Los hombres „mantenidos“ ven peligrar su virilidad.
  • Quieren compensar su déficit.
  • Estos hombres quieren recuperar el equilibrio con sus parejas.

mujer, sexo, infiel, job, woman, blog, sex and the city

Para las mujeres que son mantenidas economicamente por sus maridos es diferente. Los investigadores consideran que estas mujeres, en sus roles, rompen ciertas normas sociales a pesar de no darle demasiada importancia. Así es, aceptanto la cotidaneidad, estamos hipotecando el futuro de la relación.

Las mujeres que están muy ocupadas no tienen tiempo de tener una aventura, ya que en casa siguen cargando responsabilidades importantes y fundamentales.
Del contexto general sacamos ciertas cifras importantes: los investigadores sostienen que, en total, entre el 20 y el 25 % de los hombres casados y un 15% de las mujeres casadas han tenido alguna aventura.

Infieles: resúmen

  • El que es dependiente de su pareja económicamente presenta una probabilidad alta de ser infiel, tanto hombres como mujeres.
  • Las mujeres son menos propensas a tener aventuras que los hombres.
  • Los hombres que mantienen a sus familias tienene menos aventuras que los que son mantenidos por sus mujeres.
  • La tendencia menor a ser infiel es la de las mujeres que se ocupan del aporte económico total o mayoritario de sus familias.

En USA las cifras del estudio realizado por el Centro „Pew“ muestran que cuatro de cada diez mujeres con hijos se encargan del mantenimiento económico de sus familias.

En Alemania, según la Oficina Federal de Estadísticas en 2012, el 53% de las parejas que no estaban casadas pero tenian niños menores de tres años, eran mantenidas por el padre. El 29% de parejas aportaban ingresos ambas partes y en el 14% de los casos ninguno era capaz de mantener la familia. Únicamente un 35% de las parejas se mantenian gracias al sueldo de la madre. Una situación que aún no hemos comparado con la estadounidense.

Al menos una suposición pudo ser confirmada por los investigadores y es que: cuanto más altos son los ingresos del hombre, menos riesgo de que sean infieles.