Estas ventajas pueden tener un impacto en una entrevista de trabajo Vivimos en un mundo moderno en el que la sexualidad no debería representar una dificultad para alguien. Sin embargo, en el mundo laboral existe todavía una gran diferencia. Los candidatos se preguntan: cómo me preparo de la mejor manera y sí un impacto en la entrevista de trabajo es una buena idea...

Estas ventajas pueden tener un impacto en una entrevista de trabajo

Con un hola, me llamo Jaime Gonzales Rodríguez y soy homosexual suena tan honesto y autentico que para muchas personas de recursos humanos suena exagerado o inclusive ofensivo.

Cuando esto es una opción para tu entrevista de trabajo, llegas a tiempo. En vez de decirlo directamente, puedes esperar a la pregunta indicada para decirlo o simplemente durante la entrevista comentarlo.

Aceptar la homosexualidad en una entrevista de trabajo es difícil y requiere mucho valor, incluso cuando se encuentra el espacio apropiado para decirlo.

No obstante, puede que decirlo tenga su recompensa ya que el que primera muestras sus cartas indica que es honesto y autentico y tiene algunas ventajas:

No necesitas ajustarte

Quien intenta ocultar algo que no le gusta y que no quiere que los demás se enteren, hace que su vida sea más difícil. Debes ajustarte constantemente, pensar con más cuidado las respuestas a las preguntas y en muchas situaciones puedes que no seas honesto.

Con una confesión en la entrevista de trabajo, todas las preguntas se pueden aclarar y tú puedes ser quien realmente eres.

Eso también aplica para futuras situaciones, cuando te encuentras con nuevos compañeros de trabajo donde también deberás decidir cómo te vas a presentar. El principio permanece igual: la honestidad perdura en el tiempo y puede evitarte mucho stress.

No debes tener miedo que puede resultar de otra manera

La mayoría de los empleadores se informan sobre la aplicación y la entrevista de trabajo con los candidatos de la forma más estrecha.

Esto significa, por ejemplo que la persona será buscada en Facebook. Quizás el personal de recursos humanos ya lo sabe y la mejor forma de abordar el tema es mostrar autenticidad y un trato abierto.

No hay motivo o razón para esconderse o tener miedo.