igualidad, objetivos, trabajo, felizidad, mujer, hombreIgualdad es el tema estrella de nuestros tiempos. La crisis ha agudizado una de las principales lacras del mercado laboral en España: la desigualdad entre hombres y mujeres. "No sólo hay menos mujeres trabajadoras sino que además sufren una mayor brecha salarial", denuncia Almudena Fontecha, responsable del área de Igualdad del sindicato UGT. ¿Como se puede dar la vuelta a la tortilla?...

Igualdad es el tema estrella en la radio, en las revista y en programas de televisión. También porque muchos españoles ven su país como machista y también es un estereotipo que se sostiene fuera de España sobre la sociedad española. Pero la realidad es diferente, como siempre, por lo menos un poco: las mujeres y madres trabajan más, porque muchos quieren, porque piensan que tienen que hacerlos y también porque sus padres les ayudan con el cuidado de los nietos.

Estas mujeres primero deberían ver este video

Y luego dar las gracias a los abuelos, que nunca dejan de trabajar en España. Pero este sistema familiar también ha fomentado desigualdad, porque ha hecho la vida fácil al padre trabajador.

Sin abuelos no hay ninguna igualdad posible

Sin los abuelos y también las ayudas domesticas nada funcionaría en España. Muchos padres trabajan para juntos sacar unos 3000 euros al mes para el hogar. Pero sigue siendo la mujer que tiene que llevar gran parte del peso de la familia, cuando los abuelos o la ayuda domestica se ha ido: la compra, los deberes, la ducha de los niños, limpieza. Después de un día laboral, dónde ella también muchas veces hace de todo y muchas veces tareas que no debería hacer, y lo hace solamente porque su jefe o compañero no la han hecho o no quieren hacerlo y ella se siente responsable. ¿Por qué?

Además hay un hecho escandaloso: Las trabajadoras españolas cobran en 2015 de media 19.537 euros, 6.144 euros menos que los varones, además las mujeres deben trabajar 79 días más que un hombre para cobrar lo mismo. Para cobrar una pensión de la misma cantidad, una mujer necesita trabajar 11 años y medio más que un hombre en un trabajo de igual valor.¿Cómo es posible?

Los esfuerzos en lograr cambios en materia de igualdad en todos los ámbitos de la vida (profesional, formativo, familiar, cuidado de los hijos…) es implicar a ambos sexos en el entorno familiar, explica Esther Sánchez, experta de Derecho en ESADE. Para Sánchez, lo que llevaría a repartir costes y asumir riesgos, en un nuevo escenario en el que los hombres ponen a su disposición su tiempo, como lo hace la mujer, sin que esto repercuta, en sacrificios salariales o accesos a puestos de empleo”.

¿Cómo puedes exigir igualdad en casa y en el trabajo? 3 consejos que funcionan

  • Aunque sabes hacer muchas cosas a la vez y puedes organizar toda la oficina y tu casa, deja de hacerlo. Concentrate en algunas tareas y delega otras a tu pareja o tu miembro de equipo. Si haces siempre todo, tu entorno se acostumbra y abusa la situación.
  • En tu equipo igual como en casa organiza bien tu tiempo, reserva tiempo para ti. Deja claro que en este tiempo los otros tienen la responsabilidad.
  • Desconecta. Solamente con desconectar de vez en cuando, logras de no sentirte siempre responsable para todo y todos.

¿Quieres ser directiva? Entonces sigue estos 5 pasos:

  • Organiza tu casa. Implica tu hombre en la división de tareas y buscate un plan B a los abuelos. Tu hijos no deberían impedir subir en la empresa.
  • Habla con tu jefe/jefa y hazle entender que tu quieres más responsabilidad y más dinero y para ello estás dispuesto de trabajar mucho.
  • Organizate bien en el trabajo, para poder volver a casa con tranquilidad y para que puedes desconectar por completo en tu hogar y estar con tus queridos.
  • Ser madre no es un problema para tu empresa. Haz entender a tu entorno laboral que sabes muy bien gestionar tu familia igual como tu trabajo. Para ello hay que educar a los hijos también ser responsables para sus tareas y obligaciones escolares.
  • Intenta no hacer sobrehoras en tu empresa, intenta trabajar de manera eficaz en tus horas, quizás esto supone menos pausas y intenta conseguir que puedes trabajar en parte desde casa. Lo que no te puede impedir en el rendimiento en tu trabajo es una mala consciencia de que no estás lo suficiente con tu pareja o tus hijos. Cada uno se merece su tiempo justo. ¡Busca este equilibrio.!
  • Otro paso importante para tener más responsabilidad remunerada en tu empresa puede ser contactar con ellas.