Horario laboral: Muchas horas haciendo pocoDesde mucho tiempo se piensa en cambiar el horario laboral en España. Empezar en las oficinas a las 9h, tener una media hora a las 12h para desayunar y luego 2 horas de pausa a las 14h para volver luego a casa a las 20h ya no mola a muchos españoles. Pero pocas empresas han sido capaces cambiar el rumbo y a parte de un horario laboral intensivo de 8h a 15h sin pausa en verano, hay poco flexibilidad...

Horario laboral: Muchas horas haciendo poco

Los alemanes trabajan ca. 280 horas menos al año que los españoles (Datos: de la: Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos - OCDE) Pero, ¿Qué cuenta más: Trabajar mucho o trabajar de manera eficaz? En concreto, en España se contabilizaron 1.665 horas de trabajo en el año 2013.

  • México: 2.237 horas
  • Corea: 2.163 horas
  • Grecia: 2.037 horas
  • Chile: 2.015 horas
  • Rusia: 1.980 horas
  • Polonia: 1.918 horas
  • Hungría:1.800 horas
  • Irlanda: 1.800 horas
  • Estonia: 1.800 horas
  • Estados Unidos: 1.788 horas
  • República Checa: 1.772 horas
  • Japón:1.735 horas
  • Italia: 1.700 horas
  • Portugal: 1.700 horas
  • Japón: 1.735 horas
  • Reino Unido:1.669 horas
  • Finlandia: 1.666 horas
  • 2013: España:1.665 horas. Significa: Unas 280 horas más que los alemanes y los holandeses.
  • Suecia: 1.600 horas
  • Luxemburgo: 1.600 horas
  • Austria:1.600 horas

Es interesante en los países más productivos se trabaja menos horas. El horario laboral es totalmente diferente: de 8h a 17h.

En resumen: hay que trabajar bien y mejor sin pausa, para luego estar con amigos, familia o hacer sus hobbies, si no hay peligro de burnout, de divorcio por nunca estar en casa, de estrés constante y de una bajada en el rendimiento laboral por falta de concentración.

Cuando hablas con tu jefe, hazle entender estas 5 cosas:

  • Yo trabajo mejor sin ruido y en un horario razonable.
  • Lo que no puedo terminar en la oficina, lo puedo mejor terminar en casa.
  • Con una hora de pausa a mediodía me vale, y para el desayuno me vale un café en el pasillo.
  • Prefiero ir pronta a casa y volver mañana fresco en lugar de tener tantas pausas que alargan mi día artificialmente.
  • Le voy a demostrar que rindo más, trabajando menos horas en la oficina.

de Stefanie Claudia Müller